Ayer y hoy

Autor: Hernán Cárdenas Lince
21 julio de 2018 - 12:09 AM

Es necesario conocer y estudiar viejas historias de lo que ocurría en nuestro país en viejos tiempos

Para comprender el mundo que hoy vivimos en Colombia es necesario conocer y estudiar viejas historias de lo que ocurría en nuestro país en viejos tiempos, por allá entre 1750 y 1800 cuando las autoridades españolas ordenaron la ‘disolución’ de más de 70 pueblos indígenas, lo que hizo aumentar la concentración de propiedades enormes y fincas de ganado en unos pocos terratenientes. Los indios y los esclavos negros huyeron y crearon extraños centros sociales en donde se daban difíciles circunstancias para sobrevivir.

En muchas de las enormes haciendas lo que más se cultivaba era la caña de azúcar y con la miel de ese producto se fabricaban licores que eran consumidos por toda la población. También se daban otros cultivos como los de fríjol, garbanzos y otros granos pero estaban en las manos de unos pocos propietarios dueños de toda la economía agrícola que producía colosales riquezas para esos pocos. Al mismo tiempo el Papa desde Roma expidió una orden diciendo que los indígenas coloniales también eran seres humanos.

Lea también: Las riquezas del oro

Por curiosas circunstancias se dio el hecho que los esclavos negros aprendieron y principiaron a usar el idioma español, al mismo tiempo que muchos de los indígenas se alejaban de las colonias españolas y principió a disminuir su población en grandes cantidades. En Tunja y Bogotá se calculaba que en 1550 había una población indígena de 170 mil personas, lo que en menos de un año pasó a ser un poco menos de 100 mil, siendo una de las causas enfermedades como la malaria, de la que se defendían mejor los colonizadores españoles y los negros de origen africano.

En la región antioqueña se hizo frecuente que las autoridades otorgaran títulos de propiedad a los colonizadores españoles y a sus descendientes, al mismo tiempo que por ninguna razón se daban títulos de propiedad a los indígenas y menos aún a los negros africanos.

También en Antioquia se fueron creando rutas de contrabando de oro, el que se llevaba a las costas del mar Atlántico para que lo recogieran comerciantes ingleses que lo compraban a buen precio y cambiándolo por productos europeos.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Tour Colombia
Ciclismo /

Antioquia superó las expectativas y le cumplió al Tour

Paula  Builes en Policroma
Palabra & Obra /

¿Costura para señoritas?, en la galería Policroma.

Músicos de Vennon Inc
Palabra & Obra /

Venom Inc, la progenie del black metal, en Medellín

Patrick Modiano
Palabra & Obra /

Una dramática reducción de pena

Estatuillas premios oscar
Palabra & Obra /

¿Roma será la mejor película del año?

Lo más leído

1
Política /

Panorama político

Con su ausencia, se llevó a cabo este lunes la audiencia de pérdida de investidura contra el concejal...
2
Cazamentiras /

Cadena de WhatsApp que pide donar sillas de ruedas es falsa

Un mensaje en el que se ofrece entregar sillas de ruedas a niños con parálisis cerebral de manera...
3
Columnistas /

Las empanadas y la Policía

Esta norma tiene una finalidad diferente, apunta a sancionar a aquellos sujetos que buscan obtener lucro...
4
Política /

“Uno no puede ser blandengue”

La concejala de Medellín, María Paulina Aguinaga, una de las más críticas de la corporación, confirmó...
5
Cazamentiras /

Corpus Christi, el falso estreno que se hizo viral en redes

Una falsa cadena que llama a boicotear el estreno de la película Corpus Christi en Colombia circuló entre...
6
Cazamentiras /

Hidroituango: ¿lo que no quieren que sepa o lo que quieren que crea?

El Cazamentiras de ELMUNDO.com analizó en detalle un video que circula en redes sociales titulado:...