Ana Cristina Sanabria, la voz del ciclismo femenino 

Autor: Juan Felipe Zuleta Valencia
5 noviembre de 2017 - 02:00 PM

Tan contundente como su segundo título consecutivo de Vuelta a Colombia, la santandereana Ana Cristina Sanabria habla sobre sus objetivos, además del presente y futuro del ciclismo femenino en el país. 

Colombia

Ana Cristina recuerda clarito su primera competencia sobre una bicicleta. Fue hace diez años en una válida de ciclomontañismo en el municipio de Piedecuesta, Santander. Terminó segunda y maltrecha a más no poder. “Llegué  a la meta super golpeada y rastrillada. Realmente no quise saber más de una bicicleta por varios días”, recuerda entre risas la deportista nacida en Zapatoca, Santander. 
Pero eso sería nada en comparación con los dolores físicos y mentales que experimentaría este año tras cumplir con su objetivo de llegar a Europa. “Hubo dos clásicas consecutivas en las que aún poniendo todo no pude salir del grupeto y alcanzar el lote de punta. Sufrí muchísimo y la fatiga mental y muscular se me notaban, al punto de que llegué a pensar en no intentarlo más en Europa”, confiesa Ana Cristina, quien reconoce orgullosa que se mantuvo a pesar de las dudas y terminó una digna primera temporada europea para rematar el año con el segundo título de la Vuelta a Colombia imponiéndose con autoridad.

También le puede interesar: Fernando Gaviria volvió a casa con catorce victorias sobre sus hombros

Su supremacía en las competencias nacionales demostrada en los últimos años, ha sido fruto de una preparación exigente y su proyección de medirse en igualdad de condiciones ante las mejores del mundo. Pero Ana Cristina no solo busca acaparar los certámenes del país sino replicar sus aprendizajes para elevar el desempeño del ciclismo femenino en Colombia. “En Europa tienen un nivel de disciplina altísimo, son muy agresivas para correr, en gran medida por el calendario de carreras que tienen alrededor del mundo”, cuenta la ciclista nacional, quien hablando del panorama local destaca como un paso decisivo la existencia de la Vuelta a Colombia Femenina, que cumplió este año su segunda versión estrenando categoría UCI 2.2 que permite la participación de equipos internacionales. También resalta el hecho de que cada vez más las clásicas y las carreras que se organizan en territorio nacional se brinde el mismo espacio de participación al lote femenino, e incluso Ana Cristina señala la importancia de mantener la exigencia técnica para las mujeres y que se ha evidenciado por ejemplo en etapas como la última de la Vuelta Femenina que coronó Sanabria con un ascenso en Manizales, que la bicampeona de la competencia calificó como “una llegada para varones”.

Asegura Sanabria que aprovechar la geografía nacional con buena apertura de competencias para las ciclistas es una estrategia exitosa para elevar el nivel con relación a las rivales europeas y facilitar de paso el salto de las corredoras colombianas al Viejo Continente.

Eso sí, Ana Cristina deja claro que falta mucho por lograr en materia de sueldos, estímulos institucionales y los premios de competencia, que siguen siendo casi absurdos. La ciclista señala un factor clave que facilita esta problemática. “Debo hacer una crítica con respeto, porque luego de conseguir el título los medios han sido generosos brindándome espacios, pero los mismos medios tienen que comprometerse más con la cobertura del ciclismo femenino. Hay diferencias abismales. De esa falta de cobertura de las carreras femeninas surge la falta de apoyo de la empresa privada y los consecuentes recursos precarios para las corredoras”, sostiene Ana Cristina, quien pese a que se ha convertido por sus logros en representante del talento femenino colombiano para la ruta, no se siente única vocera y resalta el trabajo de colegas como Diana Carolina Peñuela, Jessica Parra, Camila Vaulbuena entre otras.

Cumplido su objetivo trazado para este año de llegar a Europa, lo que logró de la mano del equipo italiano Servatto Giusta, Ana Cristina descansará unos días para retomar preparación con el propósito de consolidarse en Europa en 2018. “Los objetivos para el próximo año son competir en el Giro de Italia y el Tour de Francia. Lo más importante será trabajar mente y cuerpo para no ser una más del montón sino poder disputar etapas frente a las grandes de Europa, y ¿por qué no?, pensar en una clasificación general”, concuye la santandereana.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

maria isabel urrutia
Más Deporte

María Isabel Urrutia: lo imposible es un desafío

El pasado miércoles se cumplieron 17 años del día en que una mujer le declaró a todo un país con cada pedazo de su existencia que sí podía hacerse.
johana arrieta atleta antioquena
Atletismo

Correr es el lenguaje de Johana Arrieta

Johana Arrieta es una corredora de paso demoledor y palabras precisas. En sus piernas, están las promesas de grandes logros para Colombia en el atletismo en los...
Las protagonistas que le dieron un giro al deporte colombiano
Más Deporte

Las protagonistas que le dieron un giro al deporte colombiano

El papel de las mujeres en el deporte colombiano ha sido fundamental para impulsar al país, estancado durante años y relegado a segundos planos en el panorama...

Lo más leído

1
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...
2
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
3
Columnistas /

Cómo expresar los años y los siglos

No es correcto decir: el año veinte veinte. La RAE recomienda la modalidad española: año dos mil veinte.
4
Columnistas /

Empirismo vs. racionalismo

El problema radica, entonces, en separar la conciencia o los contenidos de la conciencia (la mente) del...
5
Palabra & Obra /

A puerta cerrada, el drama existencialista de Sartre

La maestra Lucila González de Chaves se adentra en esta obra clásica del teatro existencialista y explica...
6
Columnistas /

¿Qué pasa con la salud en Colombia?

La salud de los colombianos se encuentra en estado grave, incluso en no pocos casos, requiriendo atención...