A sus 70 años, La Salada renueva su proyecto educativo

Autor: Javier Restrepo Gonzalez
14 septiembre de 2018 - 06:32 PM

La institución educativa del municipio de Segovia se denomina desde ahora Gimnasio La Salada y con la apertura del grado Sexto desde 2019, comenzará a implementar un plan maestro que renovará su planta física y trabajará  en el bilingüismo.

Segovia, Antioquia.

Al arribar a sus primeros 70 años de labores, la Unidad Educativa La Salada, en el municipio de Segovia, da los pasos hacia un proceso de transformación que va desde su denominación, ahora como Gimnasio, hasta la ampliación de su planta física y el establecimiento del bilingüismo como su meta mayor, gracias a la implementación del bachillerato, que comenzará paulatinamente desde 2019 con el grado sexto.

Así lo anunció el rector de la institución, José Ignacio Noguera, quien es además el vicepresidente de asuntos corporativos de GranColombia Gold, empresa que financia la operación y beca a la totalidad de los estudiantes de La Salada, como parte de su proyecto de Responsabilidad Social y con el objetivo claro de reducir el trabajo infantil en las minas informales de Segovia y Remedios.

Durante la semana que termina, los 360 estudiantes de la institución, su planta docente y administrativa, así como diversos invitados, disfrutaron de una amplia programación de conmemoración del aniversario, pero también conocieron los nuevos emblemas del Gimnasio y celebraron el levantamiento de la primera piedra de la nueva planta física, la cual tendrá una inversión superior a los 10.000 millones de pesos, incluyendo su dotación.

El hecho detonante de esta transformación fue la aprobación, por parte de la Secretaría de Educación del departamento, del bachillerato en La Salada, un anhelo que la empresa GranColombia Gold, había buscado durante varios años.

“El próximo año lo que va a pasar es que los niños de grado quinto pasaran a sexto, no se van a abrir todos los niveles al mismo tiempo sino que los mismos niños van a ir llegando para que esta promoción de quinto sea la que llegue al grado once en 2025”, explicó el rector Noguera.

Cabe recordar que la Unidad Educativa La Salada se fundó en 1948 gracias a un decreto expedido por el entonces presidente, Mariano Ospina Pérez, que permitía a las empresas ubicadas en municipios distintos a ciudades capitales subsidiar escuelas. El párroco de Segovia en la época, Francisco Pérez, enarboló la iniciativa para que la Frontino Gold Mines subsidiara una institución en la región, por lo cual fue nombrado como el primer director de la escuela de niños, pues para la época se fundaron dos escuelas, una para cada género. Cada una recibió el nombre de Escuela de Alfabetización de Niños y Escuela de Alfabetización de Niñas.

Tuvieron que pasar 18 años para que se abriera el grado quinto de primaria y 22 años para que las dos escuelas se fusionaran en la Unidad Educativa La Salada, a la cual se le asignó como día clásico el 8 de septiembre, Día Nacional de la Alfabetización, en honor al primer nombre que tuvo la institución.

A inicios de la década de 2000, la crisis e inminente liquidación de la Frontino, hizo que la institución tuviera que realizar convenios con otros centros educativos para seguir operando. Ya en 2011, con la llegada de la GranColombia Gold (GCG), que a su vez asignó a la Fundación Angelitos de Luz la operación de la escuela, esta retoma su propia licencia de funcionamiento.

“La Fundación Angelitos de Luz es una entidad privada sin ánimo de lucro creada hace trece años para adelantar iniciativas básicamente en salud. Hacia el año 2010 llega la invitación de GCG para participar en algunos programas de formación a mineros y a niños. Ya en el año 2012 formalizamos esa alianza y es cuando se crea de manera formal el convenio para administrar los recursos de la IE La Salada”, relata Natalia Marín, directora de la Fundación.

Añade la directora que lo primero que se hizo fue formalizar la institución. “A pesar de existir una planta de personal  y tener unos niños escolarizados de jardín a quinto, no se contaba con una licencia de funcionamiento; lo primero que hicimos fue formalizarlo ante la Secretaría de Educación y permitir que los niños tengan su certificado de básica primaria”, explicó.

Lo siguiente fue “hacer todo un proceso de reestructuración dentro de las áreas  que estamos ofertando. Es decir, empezamos a personalizar un poco más la educación, tenemos un profesor especialista en matemáticas, un profesor especialista en lenguaje, incluimos  otras áreas al pensum como son música, teatro, para lograr así no solamente la parte académica sino la formación en artes escénicas que permite que los niños exploten otro tipo de conocimientos”.

Por su parte, José Ignacio Noguera recalca que “el proyecto educativo con la Fundación Angelitos de Luz incluye el mejoramiento de la infraestructura total de la institución Gimnasio La Salada, eso incluye no solamente la infraestructura física, o sea los baños, los salones, la pintura en general, los techos, sino adicionalmente todo un proyecto educativo nuevo que está impulsado a través del mejoramiento de las competencias de los maestros, la formación de los maestros para obtener las mejores competencias de los muchachos, adicionalmente las competencias en bilingüismo, la utilización de tecnología en el aula de clase, una iniciativa de mejoramiento en todas las competencias en matemáticas, física  y ciencias en general, teniendo en cuenta que nuestro futuro requiere de más y mejores ingenieros, y un proyecto institucional muy importante que tiene que ver  con lo que hemos llamado el Plan Maestro del Gimnasio La Salada”.

Este Plan Maestro incluye la construcción de la nueva sede del bachillerato, la construcción de doce salones, biblioteca, laboratorios de física, química y matemáticas, un auditorio y áreas deportivas con canchas de fútbol, voleibol, basquetbol, piscinas, pista de atletismo y una pista de bicicross.

Con respecto a la denominación de gimnasio, Noguera explicó que está relacionado con el desarrollo de la personalidad, no solo con lo que tiene que ver con la instrucción, lo académico, sino el desarrollo de la personalidad y el enfoque hacia el deporte y la cultura. “El gimnasio quiere decir que estamos creando una institución más abierta, más deportiva, más enfocada a las artes y a la cultura, con espacios abiertos para que los niños puedan desarrollar todas las habilidades que se requieren”, enfatizó.

Además, resaltó la metodología Montesori con la que trabaja la Fundación, la cual “está basada en el autoconocimiento, en la crítica, en la autoestima, en poder trabajar en equipo en el aula de clase, entonces el aula se convierte en un espacio en el cual no se trabaja de frente al maestre sino en círculos para que los niños compartan entre ellos y manejen una conversación tú a tú con el maestro”.

Finalmente, en desarrollo del Plan Maestro, la directora del Gimnasio La Salada, Victoria Gallego Hoyos, anunció que en diciembre de este año se incorporaran catorce maestros nativos “que nos ayudarán a fortalecer el proyecto en los idiomas de inglés y francés”.

Según la directora, la metodología en las aulas de clase variará, pues se trabajará bajo el modelo de co-enseñanza, donde los estudiantes serán orientados por un docente pedagogo y uno nativo. “En un principio, el idioma inglés será obligatorio hasta el noveno grado y a partir del décimo grado, los estudiantes podrán elegir entre francés  e inglés”, reiteró.

Actualmente, la Institución Educativa cuenta con 365 alumnos desde jardín hasta quinto de primaria. A partir del próximo año y de manera paulatina al año 2025, se ampliará la cobertura educativa hasta el grado once, por lo cual en 2019 se planea tener 430 estudiantes en grupos mínimos por curso de 30 alumnos para brindar una enseñanza personalizada.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Formalización minera en Buriticá
Minas Y Energía

Licencias ambientales muestran la solidez de la formalización minera

La entrega del instrumento ambiental a tres asociaciones de Buriticá llegó después de cuatro años de trabajo articulado entre los pequeños mineros, la...
Celulares ponen a la escuela en una encrucijada
Editorial

Celulares ponen a la escuela en una encrucijada

El uso regulado de dispositivos móviles pareciera ser el camino que propicie el desarrollo de competencias tecnológicas y mediáticas de maestros (incluyendo...
Inasistencia escolar comuna 13
Mundo Estudiantil

Instituciones de la comuna 13 exigen mayor apoyo de la Alcaldía 

Rectores de instituciones educativas de la Comuna 13 advierten que, por condiciones de seguridad, sus estudiantes han dejado de asistir a clases con normalidad. Los...

Lo más leído

1
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...
2
Columnistas /

Cómo expresar los años y los siglos

No es correcto decir: el año veinte veinte. La RAE recomienda la modalidad española: año dos mil veinte.
3
Columnistas /

“Rio” no se tilda y “meó” sí

Cuando se encuentren una i o una u con acento al lado de cualquiera de las otras tres vocales, tilden sin...
4
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
5
Columnistas /

Ingeniería y ética profesional

La ética en la ingeniería empieza por establecer que la responsabilidad primaria del ingeniero es...
6
Columnistas /

Precisiones de la RAE en su ortografía, última edición

A esas palabras que ofrezcan ambigüedad marquémosles tilde porque lo que necesitamos al expresarnos es...