“Vale la pena informar”, Lucia Pineda, prisionera en Nicaragua

Autor: Redacción
13 julio de 2019 - 11:41 AM

A pesar de estar aislada durante seis meses, Lucía Pineda, periodista prisionera en Nicaragua, promueve que se continúe realizando un ejercicio periodístico para los ciudadanos.  

Nicaragua

Por: Laura López Alzate

Más de 30 veces citada a interrogatorios, detenida el 21 de diciembre de una forma ilegal y aislada por seis meses en una celda en la que dormía en una colchoneta en el piso, estar 24 horas sin hablar con nadie y ser tildada de terrorista por los militares y el gobierno del presidente Daniel Ortega fueron los maltratos psicológicos que vivió Lucía Pineda jefe de prensa del canal 100% Noticias de Nicaragua.  

Su delito: visibilizar como periodista las detenciones sin fundamento y los asesinatos ocurridos en las manifestaciones de abril que exigían la renuncia del presidente.  Los acusaron de mentir en las informaciones emitidas a la ciudadanía. Afirma que el Gobierno sí viola los derechos humanos. “Estábamos frente a una policía totalmente fanatizada que responde a los intereses de Daniel Ortega y reprime a ciudadanos y periodistas porque así lo ordena él”. 

Esta es una historia que se repite en Nicaragua, cabe recordar que el dictador Anastasio Somoza en 1936 condenó al país a la represión y tiranía por más de 40 años. Uno de los principales crímenes que se le atribuye al presidente Somoza García fue el asesinato del dirigente revolucionario Augusto César Sandino.

No obstante, para Lucía Pineda aún hay esperanza, porque los jóvenes han sido propulsores de transformaciones sociales en el país bajo la consigna “patria libre y vivir”, al contrario de lo que promulga el Gobierno: “patria libre o morir”. 

Por una amnistía del presidente, la periodista fue liberada junto con otros prisioneros. “Ellos se cubren con esta ley de amnistía para proteger a sus fuerzas de choque: paramilitares y policía y quieren ordenarles desaparecernos. Pero el causante directo de los crímenes de lesa humanidad es Daniel Ortega, por una reforma de la propia él es quien está facultado para tomar estas decisiones”, dice Lucía. 

Ahora, tanto la periodista como su equipo, están luchando para que se les devuelva el edificio del canal 100% Noticias, el cual está ocupado por la policía nicaragüense. “Ustedes pasan por la calle del canal y encuentran siempre por lo menos diez policías de las fuerzas especiales antimotines. En estas instalaciones están las oficinas del medio de comunicación Confidencial, de Carlos Fernando Chamorro, quien fue exiliado”, explicó.  

 

Exiliados la pasan mal

Otros periodistas que se quedaron están ejerciendo a escondidas, en sus casas, o en lugares de seguridad, por miedo a la represión o ser asesinados. Se estima que hay cerca de setenta periodistas en el exilio. Según Lucía hubo una redada para atrapar a estos profesionales. Muchos tomaron la decisión de refugiarse en Estados Unidos, Costa Rica y Guatemala. Aun así, muchos siguen reportando desde el exilio. 

“La están pasando mal. Conversaba con un grupo de 47 periodistas exiliados que está en Costa Rica y me decían que están trabajando en construcción, tiendas, como guardas de seguridad, han vendido lotería para su supervivencia, pero a pesar de esto han mantenido sus plataformas para informar”, expresa Pineda. 

Lea también: Medellín acoge a los hermanos venezolanos 

Ante este panorama oscuro la esperanza es que se dé un cambio en Nicaragua y regresen la libertad, los derechos humanos y a la vida. El periodismo en este país en su historia ha cumplido un rol importante en la democratización del país. Ya hubo un mártir y fue Pedro Joaquín Chamorro, declarado héroe en la Asamblea Nacional. 

 

Torturas físicas en las cárceles

La periodista pudo conocer acerca de historias de las torturas físicas a los prisioneros en Nicaragua. Un joven que fue arrestado, luego de ser liberado contaba en sus testimonios que uno de los maltratos que sufrió por parte de los soldados fue que le apagaron cigarrillos en sus partes íntimas. “Me mantuvieron aislada para no escuchar los testimonios de los presos políticos”, dijo.

En las celdas que estuve, algunas de las presas que estaban allí comentaban que las obligaban a filmar videos con un guion escrito donde aceptaban que habían recibido dinero de organismos del exterior para ese supuesto golpe de Estado y declarándose culpables. 

“Trataron de convencerme de que firmara una carta en la que yo le pedía disculpas a Daniel Ortega y me decían que Miguel Mora, el director del canal, también lo iba a firmar. Yo les decía que me lo trajeran y que ambos lo hacíamos. Nunca se dio obviamente. Esto fue la primera semana de cárcel. Hubo mucha presión por tratar de ponerme a mí en contra de Miguel y a él en contra mía. Me decían que él me culpaba de todo, y les respondía que no era culpable de nada, que había informado lo que estaba sucediendo con la violación de los derechos humanos”, relató Lucía. 

Pese a esta persecución y amenazas para Lucía Pineda el ejercicio del periodismo vale la pena en Nicaragua, porque se le demostró al régimen de Daniel Ortega que no le tenían miedo y lo derrotaron. Así suspendida la señal de 100% Noticias se enfrentó la represión, además la comunidad, tanto del país, como internacional se solidarizó con el medio de comunicación y fue esta unión la que logró presionar al presidente para que liberara a los prisioneros, aunque no se ha suspendido en los tribunales este proceso. “La censura de los periodistas independientes no solo se vive en Nicaragua sino también en otros países del mundo. Pero a pesar de esto vale la pena informar”.   

Edison Lanza, relator Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh), afirma que desde allí se ha acompañado la situación de Lucía. Desde el 18 de abril se hizo presente una comisión para documentar todos los hechos ocurridos: el uso desproporcionado de la fuerza y autoritarismo, situación que se viene incubando desde el 18 de abril de 2018. 

“El Gobierno, a través de la policía y el ejército controla los medios de comunicación, saca canales del aire, cancela arbitrariamente los periodistas, no hay que olvidar el asesinato de Ángel Gahona, quien cubría las manifestaciones, el exilio de más de 80 personas y otros hostigamientos y amenazas. Estamos realizando el proceso para identificar los responsables de estas arbitrariedades”, señaló Lanza. 

Para el Relator, todos los países de la OEA están en la obligación de proteger a los periodistas e investigar las amenazas y detener a los responsables. También detener cualquier forma directa e indirecta de impedir la libertad de expresión. 

“En este momento la situación de represión en Nicaragua continúa, hay varios medios de comunicación que están siendo ocupados por parte de la fuerza de seguridad del Estado. Además, periodistas exiliados de medios como Radio Darío, Confidencial, Canal 12, Radio La Costeñísima, entre otros. Tampoco se ha dado ninguna garantía para que se les regresen sus equipos y que sean protegidos de los grupos paramilitares que no han sido desarticulados y que precisamente tienen como blancos a manifestantes y medios de comunicación. Queda un largo camino para recuperar la libertad de expresión y una vida democrática”, concluye el representante de la Cidh.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Justicia
Columnistas /

Corte a la Corte

Minería ilegal en Bajo Cauca
Columnistas /

Bajo Cauca, asediado

Estudiantes en la universidad
Columnistas /

De lo innecesario a lo fundamental

Puente de Occidente
Columnistas /

Historia de Medellín a cuentagotas 31

Rodrigo Londoño
Columnistas /

Discrepantes y traidores

Artículos relacionados

Alerta de la Flip
Columnistas

El periodismo amenazado

El ejercicio del periodismo siempre está amenazado, a veces por actores armados y en ocasiones por las condiciones salariales; en todo caso es reprochable.
Wikileaks
Editorial

El caso Assange y los valores democráticos

Quienes hacen suya la causa del pirata informático parecen avalar que el periodismo viole la ley o sus códigos éticos a fin de obtener informaciones de interés...
La prensa como remedio contra la mentira y el odio
Columnistas

La prensa como remedio contra la mentira y el odio

Por eso cuando se cierra un medio de comunicación, muere un elemento importante de la vida ciudadana; se siente uno abandonado, huérfano, cuando un periódico nos...

Lo más leído

1
Columnistas /

Bajo Cauca, asediado

Mineros artesanales y pescadores se quedaron sin ingresos; también los campesinos que erradican las matas...
2
Columnistas /

Historia de Medellín a cuentagotas 31

A finales del siglo diecinueve la comunicación terrestre en Antioquia continuaba realizándose mediante la...
3
Columnistas /

Discrepantes y traidores

En Colombia ni las Farc ni el Partido Comunista han logrado abrirse a una necesaria autocrítica,...
4
Columnistas /

De lo innecesario a lo fundamental

¿Qué va a pasar con las universidades que no comprendan los desafíos de la educación? ¿seguiremos...
5
Editorial /

Una escuela protegida educa mejor

Son, pues, acciones que hacen de la escuela el entorno verdaderamente seguro y protector al que los padres...
6
Política Económica /

¿Cuál es la historia de la Ocde y quienes integran el organismo?

Los orígenes de la Ocde se remontan a la década de 1940 con la ejecución del Plan Marshall