¿Tibio cómodo, caliente o frío radical?

Autor: Ramón Elejalde Arbeláez
12 enero de 2019 - 09:04 PM

El Uribismo obligó a los colombianos que no compartimos ese pensamiento, a situarnos al centro o a la izquierda. Y esta fue la más contundente de las derrotas sufridas por los partidos tradicionales que habían abandonado, a partir del Frente Nacional, sus posiciones ideológicas.

Vladimir Flórez, más conocido como Vladdo, famoso caricaturista y Daniel Samper Ospina, un importante columnista de opinión y YouTuber, decidieron defender el conocido centro del espectro ideológico del país y rechazar el radicalismo de derecha encarnado, según ellos, en el Centro Democrático y el radicalismo de izquierda en Gustavo Petro. Para tal efecto crearon el “Team (equipo) de los tibios”, que en la reconocida red social Twitter ha sido tendencia importante en los últimos días. A esta posición se han sumado un buen número de colombianos afiliados a redes sociales, entre ellos el mismísimo Sergio Fajardo, excandidato presidencial y el exministro de Salud Alejandro Gaviria.

Vea además: Las maromas políticas

Es fácil entender que los tibios consideran que no deben situarse en los extremos ideológicos existentes en Colombia y que más bien deben permanecer en la regalada tibieza de ese centro que en mi sentir es anodino y acomodaticio, pues le permite a quien allí está, mecerse cómodamente entre ideas, partidos y candidatos de derecha o de izquierda sin “romperse ni mancharse”.

Siempre he defendido la tesis de que al doctor Álvaro Uribe Vélez, así no compartamos muchas otras de sus ideas o actuaciones, los colombianos tenemos que agradecerle el rescate de las ideologías, así él y sus filósofos de cabecera siempre hayan sostenido que las ideologías ya no existen. Uribe es un hombre de pensamiento de derecha y defiende sus ideas con valor y pasión. Así debe ser.

El Uribismo obligó a los colombianos que no compartimos ese pensamiento, a situarnos al centro o a la izquierda. Y esta fue la más contundente de las derrotas sufridas por los partidos tradicionales que habían abandonado, a partir del Frente Nacional, sus posiciones ideológicas defendidas con entusiasmo durante el siglo XIX y la primera mitad del siglo XX. El Uribismo se puede anotar el discutible éxito de asegurar el decaimiento de los partidos Liberal y Conservador, que ya venían haciendo sus propios y eficaces esfuerzos por languidecer, hasta el punto de que hoy recorren sus propios caminos de extinción.

La izquierda, tradicional minoría de minorías entre nosotros, se ha visto fortalecida por el renacimiento de las ideologías y eso también está bien. El Partido Liberal, otrora conocida como una organización de “matices de izquierda” se dedicó a la burocracia y a los contratos y cuando llegó el renacer de las ideologías, ya no estaba. Se encontraba pidiendo puestos, contratos y participando en dañinas repartijas de poder.

En lo personal no me seduce el centro, ni la derecha, ni la izquierda radical. El liberalismo que defiende un estado laico y una clarísima separación de Iglesia y Estado, la unión de parejas del mismo sexo, el aborto en los casos contemplados por la Corte Constitucional, la legalización de la eutanasia, la regulación de la economía por el Estado, el respeto por las libertades y los derechos, la solución de conflictos mediante el diálogo, entre otras posiciones, es lo que me aleja de ese centro tibio y acomodado. De la extrema izquierda me separan muchas ideas: la estatización de los medios de producción, la combinación de los medios de lucha, entre otras.

Le puede interesar: ¿Quedó algo de la socialdemocracia?

De manera pues que no nos pueden ubicar a todos los colombianos solamente en la derecha, en la izquierda o en el centro (tibios). En la izquierda, en la derecha y aún en el centro, también existen matices sin contar a los vacilantes, los pusilánimes, los denominados apolíticos y los que no están muy seguros.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:

EDWIN
EDWIN
2019-12-22 12:06:50
Las inequidades y desigualdades del pais no las resuelve una reforma tributaria. Elejalde se remite a hacer las veces de caja de resonancia de las mentiras petristas. Pura majadería politica. El partido liberal hace mucho tiempo que dejo de existir. Hoy en día es solo un grupo de clientelistas, corrupotos y oportunistas que se apoderaron y acabaron con el que otrora fuera un movimiento político con imaginación y conciencia de clase
EDWIN
EDWIN
2019-12-22 12:03:19
Las inequidades y desigualdades del pais no las resuelve una reforma tributaria. Lo que es claro es que Elejalde como tantos otros se remite a hacer caja de resonancia de las mentiras de la oposición Petrista. El partido liberal hace muchos años ya no existe es solo un conjunto de clientelistas, corruptos y oportunistas que se apoderaron de lo que otrora fuera un movimiento político con imaginación y conciencia de clase.
juan guillermo
juan guillermo
2019-01-13 20:42:03
ALEJANDRO ES ESPECIALISTA EN DESNUDAR NIÑAS MENORES DE EDAD, PERO NO DESNUDA SUS HIJAS...EL MAL EJENO ES MUY LLEVADERO...BLADO ES EXTRAORDINARIO PERO PARCIALIZADO HASTA MAS NO PODER...CREO QUE ESCOJEN LA POSIICION MAS COMODA COMO ESZCONDITE, PERO LE HICIERON MUCHO DAÑO A LA REVISTA SEMANA, YA NO AGUANTO HAMBRE POR COMPRALA, LE PERDI EL AMOR POR MENTIROSA Y PARCIALIZADA, YA NO ES NI SOMBRTA DE LA PRIMERA, DONDE LA ULTIMA PAGINA LA ESCRIBIA AQUEL LOCO QUE SI DECIA LA VERDAD, DESPUES DE QUE EL SALIO Y LE ENTREGARON LA ULTIMA PAGINA A ESE MITOMANO, LA REVISTA PERDIO INTERES, YA SU UNIDAD INVESTIGATIVA SE ENFRASCABA EN PORMENORES, PUES SE ENMERMELARON HASTA TENER DIABETES...CREO QUE TIPO UNO...Y AQUI YA LA GENTE LEE Y NO SE DEJA ENGAÑAR...EN RESUMEN ACABARON CON SEMANA,M ADEMAS, BRAZIL, ARGENTINA, MEXICO, TIENEN MAS DE MIL SEMANAS EN CADA PAIS, AQUI SOLO UNA, QUE POBREZA EDITORIAL...EL TUERTO ES REY EN TIERRA DE CIEGOS....AMANECERA Y VEREMOS...DIJO EL CIEGO....SIQUIERA SE MURIERON LOS ABUELOS...JRO...

Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Liberalismo: de la tragedia a la comedia
Columnistas

Liberalismo: de la tragedia a la comedia

No elaboraron el duelo, no analizaron las causas del fracaso, no auscultaron la opinión de la militancia, no. Era menester llegar presurosamente

Lo más leído

1
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
2
Columnistas /

¿Y el masculinicidio?

A toda la muerte violenta de una mujer, le endilgan el calificativo de feminicidio. Es un craso dislate
3
Columnistas /

Cómo expresar los años y los siglos

No es correcto decir: el año veinte veinte. La RAE recomienda la modalidad española: año dos mil veinte.
4
Columnistas /

¿Dulcecito o dulcesito?

El elemento que agregamos al final de una palabra para cambiar su sentido se llama sufijo… Este sufijo...
5
Cazamentiras /

Nicolás Maduro, ¿colombiano?

Recientemente, usuarios en las redes sociales reavivaron la polémica en torno a la nacionalidad del...
6
Política Económica /

Los servicios públicos no son una mercancía: Atehortúa Ríos

Cualquier sociedad civilizada experimenta el tema de servicios públicos en sus diversas modalidades como...