“La pared y la muralla, papel del canalla”

Autor: Lázaro Tobón Vallejo
22 agosto de 2019 - 12:04 AM

Lo más preocupante no es el mensaje enviado de manera irresponsable por el autor, sino, la réplica que le hacemos al mismo sin hacer los filtros necesarios de veracidad

Bucaramanga.

Lázaro Tobón Vallejo

A escasos días de conocerse los inscritos a las elecciones regionales, los contradictores de algunos candidatos con una carencia total de ideas, con la intencionalidad de generar zozobra y tal vez pánico dentro del electorado ponen a circular a través de las redes sociales falsos mensajes (fake messages).

Lea también: De cara a las elecciones territoriales 2019

Ya empezaron a circular de manera anónima por las redes sociales todo tipo de mensajes de los denominados “mala leche” contra candidatos actuales a los cargos de elección popular, eventos que deben ser rechazados por los ciudadanos, que no deben darle juego a aquellos que con carencia de toda gallardía deciden no firmar los mensajes y responsabilizarse de lo escrito, como me decían mis padres: la “pared y la muralla, son el papel del canalla”, refrán que hoy en día cobra vigencia al utilizar las redes sociales como pared de manera anónima para lanzar cualquier cantidad de mensajes injuriosos y faltos a la realidad.

Lo más preocupante no es el mensaje enviado de manera irresponsable por el autor, sino, la réplica que le hacemos al mismo sin hacer los filtros necesarios de veracidad, porque nos acostumbramos a denigrar contra las personas, su dignidad y buen nombre y entre más duro se le dé “dedo” con mayor fuerza viral recorre el ciberespacio. Si alguien conoce que algún congénere comete un delito tiene la obligación de denunciarlo, so pena, él de estar en contravía de la norma, como está estipulado en el Código Penal.

En el marco del ejercicio democrático y la libertad de opinión, como derecho inalienable, es fundamental recobrar la capacidad de la sociedad para construir un disenso objetivo y racional, el cual, por las redes sociales se convirtió en una oposición visceral y mediática con arengas carentes de toda fundamentación ideológica.

La paz no está en decir, en términos de Hemingway, “Adiós a las armas”, sino en la construcción de una nación capaz de disentir con respeto. Pero, si desde el mismo escenario máximo de la democracia colombiano, el Congreso de la República, el lenguaje ofensivo y no racional sale de las entrañas cerebrales de los denominados padres de la patria, mucho menos sus hijos (los ciudadanos del común) aprenderemos a comportarnos con hidalguía y gallardía. En la educación de los hijos, se dice que en los infantes el máximo aprendizaje lo adquieren a través de ver el espejo del comportamiento de sus padres.

Le puede interesar: El juego de la doble moral

Invito a mis ambles lectores a ser críticos racionales con las propuestas de cada uno de los candidatos, estemos o no de acuerdo con ellos, a ser veedores ideológicos de sus propuestas y no dejarnos contaminar de la difamación mediática sobre las personas sin fundamento alguno y sobre todo no poner a circular mensajes anónimos. Quién escribe, dice o hace debe hacerse responsable de sus actos, ese es un paso, que desde el lenguaje podemos construir una verdadera paz incluyente y participativa, dejando de lado la muralla para actuar como canallas.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:

augusto
augusto
2019-08-22 07:43:14
Si, como la irresponsabilidad de una humanidad que se cree a pie juntillas lo que otros con cara de "señores" les pidan que hay que creer, y me refiero a los "representantes" de "dios", un impostor que engaña al mundo entero, pero de eso si no quieren saber nada, porque tiene miedo de ser expulsados y arrojados a los infiernos, cuando no se dan cuenta que viven en el infierno. Ah, y hablando de elleciones, solo el voto en blanco es un ejercicio sano para la salud del cuerpo, del espíritu y del alma.

Destacados

Paro armado Eln
Columnistas /

El Eln al servicio de la extrema derecha

Tetraedro
Columnistas /

Universidad – empresa – estado. La oportunidad para retomar el camino

Diosa de la justicia
Columnistas /

No sustituir a los jueces

Habitantes de Medellin
Columnistas /

Historia de Medellín a cuentagotas 34

Wilfer Moreno
Columnistas /

Poder decir no

Artículos relacionados

Elecciones en Colombia
Columnistas

¡Juego limpio, señores!

Es hora de que el voto de opinión imponga sus mayorías en estas elecciones, es necesario hacer un quiebre a la maquinaria politiquera

Lo más leído

1
Política Económica /

¿Cuál es la historia de la Ocde y quienes integran el organismo?

Los orígenes de la Ocde se remontan a la década de 1940 con la ejecución del Plan Marshall
2
Columnistas /

Historia de Medellín a cuentagotas 34

El censo de 1870 encontró que la ciudad tenía 29.765 habitantes. La vida de la ciudad era austera y su...
3
Columnistas /

El Eln al servicio de la extrema derecha

La guerrilla está logrando su cometido y el Estado, no hizo mucho para evitarlo, al contrario, ayudó a...
4
Palabra & Obra /

1917 o el suspenso en una secuencia

Una película de alta tensión sobre las miserias de la guerra
5
Cazamentiras /

La falsa carta de despedida escrita por Gabo

Desde hace más de una década, usuarios en internet han difundo un texto bajo el nombre de Gabriel García...
6
Palabra & Obra /

Materiales Premonitorios. Arte sonoro en la galería La Balsa

¨… Gran parte del arte sonoro contemporáneo nos invita a pensar el sonido en términos materialistas,...