¿De dónde viene la guerra sucia?

Autor: Álvaro López Rojas
10 septiembre de 2019 - 12:03 AM

Si fuera cierto que esos malos políticos estuvieran pensando en el bienestar y progreso de su pueblo, estarían felices de que un hombre de la talla de Aníbal Gaviria asumiera la dirección de Antioquia.

Medellín

Álvaro López Rojas

No hay tregua en esta guerra sucia en la que se ha convertido la política en Colombia. Los avances tecnológicos también se han convertido en avances de la maldad y la falta de caballerosidad en un debate que debería ser limpio, libre de trampas y calumnias. Los organismos de control, de investigación y juzgamiento caen en el juego de algunos malos ciudadanos que utilizan contactos, influencias y enchufados para perseguir y mortificar al contrincante, a falta de argumentos y propuestas serias, lo que sin lugar a duda constituye la más flagrante falta de respeto hacia el electorado.

Lea también: Importancia de los saberes pertinentes

Una ciudad como Santa Marta, con tantas potencialidades como necesidades, está detenida por la guerra entre campañas. Ya no son los ataques de filibusteros ingleses los que destrozan la ciudad: ahora es la falsa izquierda enfrentada a las fuerzas de los políticos de los partidos tradicionales lo que se ha constituido en un fenómeno que destruye honras y patrimonios. Antiguos militantes de grupos subversivos pretenden seguir interfiriendo la paz de la ciudad, ya no con atentados terroristas sino con el terror de las malas prácticas proselitistas que desconciertan, pero que sirve para medir los talantes.

Medellín no se queda atrás en este tipo de malas acciones. Desde el momento en que se hizo oficial la candidatura de Aníbal Gaviria a la Gobernación de Antioquia fueron apareciendo, o mejor reapareciendo, viejas investigaciones, se reabrieron investigaciones archivadas y, lo peor, se activó la malparidez de los oscuros personajes que se ocultan en el cobarde anonimato para destruir y desorientar. Tienen los funestos ciudadanos un talento especial para la maldad, un talento que deberían emplear en la construcción de buenas propuestas y proyectos de vida y desarrollo de la región.

Pero si en Santa Marta la guerra sucia la hacen los partidarios de la mal llamada izquierda, en Medellín es la extrema derecha, esa sí muy auténtica, la encargada de las fake news y la calumnia. Esta es una demostración de cómo polos aparentemente opuestos se identifican en los métodos fachos que utilizan para hacer política, lo que hace pensar que no son buenas personas, sin contar las deudas pendientes con la justicia. En el fondo no hacen más que proyectar en los demás sus propias miserias, el desprecio que sienten por ellos mismos, sublimado en la negación de sus pecados.

Le puede interesar: Un referendo corrupto

Si fuera cierto que esos malos políticos estuvieran pensando en el bienestar y progreso de su pueblo, estarían felices de que un hombre de la talla de Aníbal Gaviria asumiera la dirección de Antioquia. Sería una buena forma de resarcirnos por la entronización en alcaldías y gobernaciones de personajes anodinos, payasos sin ninguna formación. Además, los jefes de los organismos de control, investigación y juzgamientos deben establecer las causas y actores de actuaciones contra los candidatos más opcionados en plena campaña, pues es sospechoso que en esta época comiencen investigaciones por hechos de hace más de doce años.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Candidatos
Columnistas

La falta de competencias para gobernar

Lo cierto es que el país está viviendo una verdadera crisis de liderazgo, de compromiso de las autoridades con lo que ordena el artículo segundo constitucional.

Lo más leído

1
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
2
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...
3
Columnistas /

Cómo expresar los años y los siglos

No es correcto decir: el año veinte veinte. La RAE recomienda la modalidad española: año dos mil veinte.
4
Cazamentiras /

Bancolombia aclaró tarifas de sus transacciones

Ante el mensaje que circula en redes sociales sobre una supuesta alza en el valor que Bancolombia cobra por...
5
Salud /

La pastilla del día después bajará de precio: MinSalud

La píldora hace parte de una lista de más de 1.042 medicamentos que el Ministerio de Salud regula para...
6
Mundo Estudiantil /

¿Cuáles son los retos a los que se enfrentan los maestros hoy?

Académicos y expertos dan sus visiones sobre los retos y necesidades de un maestro hoy. A propósito de la...