Gastronomia

Santa Elena: Gastronomic Territory
Santa Elena: corregimiento gastronómico
11 de Septiembre de 2014


El corregimiento de Santa Elena no es solo flores, hoy en día su promoción turística tiene más afectos y esto se vio en el Festival Gastronómico: Lo mejor de mi tierra.


Foto: Cortesía 

Asados en el festival.

I. U. Colegio Mayor de Antioquia


Programa de Gastronomía


Camilo Restrepo Ayala


Docente Colegio Mayor de Antioquia


camilo.restrepo@colmayor.edu.co


El pasado fin de semana se realizó en el corregimiento de Santa Elena la tercera versión del Festival Gastronómico: Lo mejor de mi tierra. En él se presentaron productos y preparaciones de la región, conferencias de chefs invitados y mercado agrícola, todo con el objetivo de posicionar el corregimiento como destino gastronómico para propios y extraños.


En los últimos años la comunidad de Santa Elena ha venido trabajando en pro del desarrollo del turismo y la gastronomía con la coordinación del Parque Arví y el Cedezo. Para ello se creó la Red de Turismo Rural Comunitario con la participación de varios subsectores como gastronomía, alojamiento, operadores turísticos entre otros y que ha contado con el apoyo de la Alcaldía de Medellín, Cultura E, Metro de Medellín, Cámara de Comercio e Interactuar. El subsector de gastronomía de la red tiene como principal objetivo implementar estrategias para promocionar la gastronomía y mejorar las condiciones de sus actores. En el marco de este objetivo se creó el festival gastronómico.


Este año el festival se realizó en el Parque Central del corregimiento, contó con la participación de los principales restaurantes de la zona que presentaron lo mejor de su oferta: carnes, platos típicos, postres tradicionales y comida internacional y participantes de los mercados campesinos con productos tradicionales de la región. 


Se presentaron los productores artesanales con una oferta de calidad superior que deleitó a los asistentes. Salsas, mermeladas y encurtidos, elaborados con ingredientes poco tradicionales  y técnicas de antaño que vuelven a ser protagonistas. Bebidas aromáticas y refrescantes con panela, jengibre, fresas, moras y uchuvas. Vinos dulces, semisecos y secos de mora y mortiño en distintas presentaciones. Caso aparte fueron los  productos de panificación, distintos tipos de panes especiados elaborados con ingredientes orgánicos dignos de  la oferta de la más exclusiva de las panaderías y tortas y galletas con texturas que sorprenden al comensal.


También participaron distintos chefs de la ciudad que dictaron talleres abiertos a todos los asistentes en los que se realizaron preparaciones como: cazuelas, humus, sopas, cremas y carnes y se tocaron temas asociados al chocolate y la cerveza.


Iniciativas como esta convierten a Santa Elena en un destino para los amantes de la buena cocina tradicional.