Gastronomia

Popayan, creative city of gastronomy
Popayán, ciudad creativa en gastronomía
9 de Octubre de 2014


Pipián, carantanta, ají de piña, fritos, cerdo hornado son platos únicos que convierten la gastronomía de Popayán en patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.


Foto: Cortesía 

Chicharrón típico del Cauca.

I. U. Colegio Mayor de Antioquia


Programa de Gastronomía


Camilo Restrepo Ayala


Docente Colegio Mayor de Antioquia


camilo.restrepo@colmayor.edu.co


Popayán, capital del departamento del Cauca, fue fundada el 13 de enero de 1537 por el español Sebastián de Belalcázar. Conocida como la ciudad blanca por la belleza de su centro histórico, es uno de los referentes gastronómicos de Colombia. En el año 2007 fue declarada como Ciudad Unesco de la Gastronomía en el marco de la Red de Ciudades Creativas. Popayán comparte este honor junto con Chengdu (China), Ostersund (Suecia), Jeonju (Corea) y Zahle (Líbano).


La gastronomia de Popayán representa el legado cultural de la región y se ha convertido en un importante atractivo turístico por lo tradicional, espontáneo y auténtico de esta. 


Popayán se caracteriza por preparaciones únicas como el pipián: Guiso de papa colorada y maní aderezado con ajo, tomate y cebolla. Con este guiso se preparan los productos más simbólicos de la gastronomía caucana como tamales, empanadas y el famoso ají de pipián que sirve como acompañante para muchas de las preparaciones.   


La carantanta es uno de los productos que no puede faltar en los platos de esta región. Vocablo de origen indígena que significa “pan de maíz”, la carantanta es una especie de masa dura que se forma en la paila donde se ha cocinado el maíz. Con ella se prepara una sopa con papa y cilantro muy valorada por los payaneses. También se puede freír en aceite bien caliente, convirtiéndose en un delicioso pasabocas tostado que se puede acompañar con el ají de pipián, hogao o cualquier salsa.


El caldo de ternero nonato es otro de los patrimonios culinarios transmitido de generación en generación, como su nombre lo indica es una sopa de color rojizo que se prepara con ternero no nacido, achiote, maní, ajo y otras especias. Plato muy contoversial por el origen de la carne es uno de los más exoticos de la cocina colombiana y una delicia protagonista de las plazas de mercado y comedores populares de la ciudad.


El frito es también uno de los platos más representativos. Tradición de más de 100 años, es preparado los lunes y los jueves y se ofrece en casas de familia. Se realiza con asadura de cerdo que se confita en grasa del mismo animal por largo tiempo y se acompaña con un chicharrón muy singular que se prepara por tres horas en una paila de cobre con agua y sal. 


Los platos mencionados aunados a otros como el ají de piña y el cerdo hornado convierten a Popayán en una ciudad que debe ser visitada por todo aquel que quiera vivir experiencias gastronómicas deliciosas y exóticas.