Educación

Children cultivate science and investigation
Niños cultivan la ciencia y la investigación
Autor: Yeison Camilo Garcia Garcia
22 de Diciembre de 2014


El pasado 12 de noviembre, la profesora Silvia Luz Marín de la institución educativa Rafael Uribe Uribe fue ganadora en la categoría Samuel Barrientos Restrepo de los Premios Ciudad de Medellín a la calidad de la educación, por la experiencia significativa Sembrando semillas de ciencia para la vida.  


Foto: Cortesía 

La profesora Silvia Luz Marín y algunos de sus estudiantes de los grados primero y segundo de primaria.

Twitter: @yecgarcia


En las aulas de los grados iniciales de la institución educativa Rafael Uribe Uribe, la profesora Silvia Luz Marín les propone a sus estudiantes una pregunta generatriz, a partir de la cual los orienta en sus intereses y necesidades de aprendizaje, que se derivan en otros interrogantes y procesos de investigación dentro de la comunidad educativa o en sus barrios.


Ella aplica esa metodología como pilar de su experiencia significativa Sembrando semillas de ciencia para la vida, que desarrolla a través de unidades didácticas como Semilla matemática, proyecto que inició en el año 2005 y a través del cual desarrolla otras del área de Ciencias Naturales; entre ellas, Las formas de energía, Los microbichos robóticos y Paso a paso con los niñosaurios, abordadas mediante interacciones con expertos e investigaciones realizadas por estudiantes de primero y segundo. 


De ese modo, afirmó, cultiva la ciencia y la investigación durante la travesía pedagógica de sus estudiantes, para que “adquieran unas competencias científicas, enmarcadas en los estándares de calidad a los que le apunta el Ministerio de Educación Nacional, y comunicativas, que les permitan desempeñarse en medios sociales, a partir de los proyectos vividos en el aula o en otros espacios académicos”.


Funcionamiento de la experiencia


La profesora explicó que los estudiantes se integran a esta experiencia desde que empiezan en preescolar, porque hay otra docente que también se motivó a implementar la estrategia para enseñarles a los niños. Después, cuando ellos pasan a primero, ella continúa el proceso, empleando las cuatro unidades didácticas como estrategia metodológica propia.


En ese sentido, “la experiencia se desarrolla, al menos conmigo, durante los dos años que duran los grados primero y segundo; aunque en el grado tercero los niños aún dominan los aprendizajes que adquirieron y siguen motivados para investigar, porque tienen su capacidad de asombro que los lleva a que cada día demuestren más inquietud por los que desconocen y quieren llegar a conocer”, comentó.


Al finalizar los grados, añadió, los niños no sólo han aprendido a leer y escribir como parte de su desempeño académico, sino que han desarrollado habilidades comunicativas para desenvolverse en situaciones como las ferias sobre ciencia e innovación, a las que ellos asisten acompañados por la profesora, ya sea en función de espectadores o como pequeños investigadores y ponentes.


Aliados estratégicos


Cada experiencia escolar o extraescolar que experimentan los estudiantes, les sirve como insumo para plantear nuevas preguntas y emprender investigaciones. Por eso, la profesora ha buscado el apoyo de aliados estratégicos, como el Parque Explora, el programa Ondas de Colciencias, la Escuela de Ingenierías de Antioquia y las universidades de Antioquia y Pontificia Bolivariana, quienes invitan a los niños a conferencias y conversatorios en los que pueden resolver sus interrogantes.


Según ella, algunos de esos aliados visitan las aulas de clase y les explican a los estudiantes cuáles son los componentes básicos de una investigación y cómo estructurar los procesos, desde el primer interrogante hasta el análisis de los hallazgos; mientras que a otros, los contactan a través de las herramientas telemáticas para que conversen con los niños y les compartan referencias de textos o sitios de Internet en los que pueden ampliar sus conocimientos.



La profesora

La profesora Silvia Luz Marín, quien desempeña esa profesión desde hace 28 años, es egresada del programa de Pedagogía Reeducativa de la Fundación Universitaria Luis Amigó y especialista en Informática y Telemática, conocimientos que ha fusionado para crear estrategias dinamizadoras que involucran a las tecnologías de la información y la comunicación con proyectos de investigación escolar.


Actualmente, ella hace parte del equipo de docentes de la institución educativa Rafael Uribe Uribe, ubicada en el barrio La América, a la que asisten aproximadamente 1.540 estudiantes -480 de ellos, de básica primaria- de las comunas 12 (La América) y 13 (San Javier) de la zona centro occidental de Medellín.