Precios oscilan entre $5.000 y $45.000
Casa de Muñecos, no sólo para niños
Autor: Gustavo A. Zabala Berrío
30 de Enero de 2008


La vida de Rosario Hernández está llena de emociones y travesuras, no porque sea indisciplinada ni nada por el estilo, simplemente porque desde hace cerca de 4 años, se decidió por aportarle al desarrollo emocional e intelectual de los niños con la elaboración de muñecos.

Foto: Angela Patricia Zapata 

Rosario Hernández y su hija Damaris Gallego, llevan 4 años con Casa de Muñecos, una pyme ubicada en el barrio Boston de Medellín

Contó que Casa de Muñecos, como se denomina esta pyme ubicada a escasas cuadras del Parque Boston, en el corazón de Medellín, “es un taller de muñecas de trapo, títeres, peluches, empresa en la que me embarqué hace casi 4 años”, dijo la dueña de esta famiempresa.

Aunque ha tenido momentos duros para la venta, confesó que hasta el momento no se puede quejar y le ha ido bien, principalmente por el apoyo y acompañamiento que ha recibido de entidades como el Banco de las Oportunidades y Cultura E, con el préstamo de dinero y capacitación, lo que la ha llevado a participar constantemente en las ferias de San Alejo en el Parque Bolívar o en las Ferias de Emprendimiento de Cultura E, donde ha ido además aprendiendo de las experiencias de otras pymes que llevan más tiempo en el mercado.

Buen mercado

Doña Rosario trabaja en Casa de Muñecos con su hija Damaris Gallego, y en temporada alta genera 2 empleos temporales más. Los productos se comercializan allí mismo, así como en las ferias antes mencionadas.

Por ahora, la venta de Elmo, Barnie, Beto, Enrique, Cliford, Winnie the Pooh, Pucca, Aurelio Cheveroni, Garfield y Pokemon, entre otros muñecos que hacen parte del portafolio de esta pyme antioqueña está algo parada porque los padres por esta época piensan básicamente en las largas listas de textos y útiles escolares para sus hijos. Reconoció doña Rosario Hernández que en diciembre le fue bien, ya que es la temporada alta para este tipo de productos. Entre las novedades, destacó las muñecas vestidas con uniformes de mujeres como guarda de tránsito, enfermeras y de defensa civil; además de guantes con las vocales.

Los muñecos son elaborados en telas antialérgicas y algodones, entre otros. “Los muñecos que más vendo son las muñecas de trapo y los títeres, distinguidos con personajes de televisión. Algunos moldes los elaboro yo misma con mucha creatividad”, explicó Rosario Hernández.

Para 2008, el objetivo de la dueña de Casa de Muñecos es mantener y por qué no aumentar el número de empleos, tener un mayor acceso al mercado, vender en mayores proporciones, así como renovar los productos, de cara a la temporada alta, cuando logra vender entre 100 y 150 unidades, mientras en “tiempo malo” la cifra está entre 50 y 70 unidades.

Los precios de los muñecos, títeres y peluches oscilan entre los $5.000 hasta los $45.000, diferencia que radica no sólo en el tamaño sino también en la calidad del material que se utiliza en su elaboración.