Un tradicional escenario de la ciudad pronto presentará su renovado rostro
El Teatro Lido revivirá su historia
Autor: Angela Rueda Salazar
1 de Septiembre de 2007


Solía ser el teatro por excelencia de la ciudad. Después, su destino durante muchos años fue el olvido. Pero los tiempos cambiaron otra vez y ahora se repone del abandono, tanto es que para finales de año Medellín disfrutará de un rejuvenecido Teatro Lido.


Las proyecciones de la secretaría de Cultura Ciudadana indican que esta navidad el Teatro Lido abrirá sus puertas para integrarse como escenario de encuentro de las fiestas decembrinas.

Desde 1945 y hasta mediados de la década del 80, el Teatro Lido fue la sala de variedades por excelencia y el epicentro del arte y la cultura de los medellinenses, “¡pero eso hace ya tantos años!” comenta entre nostalgias Lucero Elvira Brand, una sexagenaria que disfrutó algunas presentaciones de vodevil en el Lido durante plenos años dorados, tanto de ella, como del Teatro.

Tras el estado de abandono en el que estuvo tantos años, el Teatro Lido pronto mostrará a la ciudadanía un rejuvenecido rostro logrado a fuerza de las intervenciones del Plan Especial de Protección Patrimonial del Departamento Administrativo de Planeación, con el que se recuperan diferentes edificios que hacen parte del patrimonio de la ciudad. Quizá el ejemplo más reiterado de estas renovaciones es el que se lleva a cabo en la Casa Barrientos.

“Como Medellín, una nueva cara”

De acuerdo con Juan Manuel Valdés Barcha, recién posesionado secretario de Cultura Ciudadana de Medellín, la restauración del Teatro avanza en cerca del 72% de obra, así que las proyecciones indican que para finales de octubre se estarán finalizando los trabajos de restauración, y en noviembre se podrán abrir las puertas del Teatro.

El funcionario explica que la idea desde el principio fue la restauración porque si se tumbaba y se volvía a hacer ya no sería el Lido, sino otro lugar donde anteriormente quedaba el Lido, además, “no se podía desaprovechar toda la infraestructura que ofrece el lugar”.

Con cerca de $1.400 millones de pesos se adelantan, además de la restauración que implica la recuperación de los equipos antiguos con la reposición de piezas faltantes y deterioradas, la renovación de la pintura, el arreglo al sistema eléctrico, la remoción de polvo, entre otros aspectos, también se trabajará en una adecuación especial al interior del Teatro.

Las adecuaciones contemplan la instalación de 1.018 nuevas sillas y el cambio de la cubierta del techo que presenta problemas de inmunización en épocas de lluvia. También, la sala contará con equipos de audio y video de última generación y bajo el escenario se está construyendo un tanque de contención con que anteriormente no estaba porque no lo exigían las normas de planeación y construcción.


“El que fue al Teatro Lido hace 20 años y vaya cuando lo entreguemos, seguramente va a decir, ‘es el mismo’, porque se han conservado los detalles. Pero el visitante también notará lo renovado que está porque ahora tiene una nueva cara, como Medellín”, espresó el secretario.

“El Teatro para navidad (que va a ser espectacular este año), va a ofrecer presentaciones para toda la ciudad y al frente de esas actividades estará el Ballet Folclórico de Antioquia”.

¿Por qué el Ballet Folclórico?

La administración del Teatro Lido estará en manos del Ballet Folclórico de Antioquia tras ser la entidad escogida por el Consejo Municipal de Cultura en una convocatoria pública para entrega en comodato por un período inicial de 3 años.

La secretaría de Cultura Ciudadana ha tenido conversaciones con el Ballet y con otras entidades culturales, con el propósito de dejar toda una ruta de trabajo y todo un programa que permita que el Teatro Lido esté operando en diciembre, pero así mismo, que la próxima Administración Municipal encuentre una ruta de trabajo trazada.

“Con esto, la idea es que la Administración que viene no encuentre solamente unas obras terminadas e inauguradas, sino también un plan de trabajo para que todas estas obras cumplan realmente su finalidad. ¿Cuál? Que la gente se pueda encontrar en ellas, que pueda compartir las diferentes expresiones artísticas en espacios que son referentes históricos”.

Valdés Barcha añadió que todas las otras obras que se están entregando a la ciudad, “la estan transformando no sólo físicamente sino también cultural y socialmente, porque detrás de cada obra hay un proyecto social".

El secretario puntualizò con una invitación. “Estos espacios de ciudad solo tienen sentido siempre y cuando los ciudadanos y las ciudadanas se apropien de ellos, los valoren y los visiten, porque para ellos son estos espacios".