Un grupo de Apartadó crea empresa
Fibra de plátano, productos artesanales
Autor: Paula Andrea Ruiz O.
15 de Julio de 2007


El Urabá antioqueño es una zona propicia para cultivar plátano, sin embargo muchos de los beneficios de esta planta se dejaban desperdiciar. Por tal motivo 34 mujeres y un hombre del municipio de Apartadó se unieron hace año y medio para conformar la Asociación de Desplazados y Artesanos Manos Divinas, Ademad.

Foto: Gilabad Monsalve 

Correas, sandalias, bolsos y monederos son hechos en fibra de plátano.

Lo que emplea este grupo de personas es el tronco del plátano o seudo tallo, el cual es utilizado de manera artesanal para la elaboración y creación de diferentes productos. Pero para llegar a crearlos, cada una de las personas debió capacitarse por cerca de un año.

“La Asociación consiste en apoyar a mujeres desplazadas y vulnerables de la localidad. “Es una manera de brindar un granito de arena para que ellas tengan ingresos económicos y así puedan tener su propia empresa”, comenta Patricio Palacios, representante legal de la empresa.

Aunque sus empresarios aún están en la etapa de buscar comercializadores, ellos venden los productos puerta a puerta. “Nosotros salimos por las principales calles de Apartadó y de los municipios aledaños a vender los productos sin pena, pues lo que importa es vender para obtener dinero”, enfatiza Palacios.

Los productos

La fibra del plátano se obtiene de las hojas, éstas al secarse forman unos hilos, y estos deben pasar por un proceso de limpieza y secado que dura 25 días. Los productos que pueden elaborar son sandalias para mujeres y hombres, bolsos, lámparas, individuales, riñoneras, porta celulares y adornos decorativos, entre otros, todos hechos con fibra de plátano.

El precio de cada uno depende del proceso, así como la elaboración de los mismos. Por ejemplo, la elaboración de una lámpara puede durar siete horas, una pieza de porta vasos completo 16 horas y un sombrero cerca de cinco. Y los precios de este último son de $50 mil y los porta celulares de $5 mil.

Asimismo los empresarios están comercializando los porta celulares hacia Panamá y México, y entre los planes a corto plazo están buscar nuevos clientes en Medellín y en el exterior.