Destinan recursos para renovación
Reviven el apoyo para la caficultura
Autor: Sofia Villa Aguilar
1 de Junio de 2007


Los cafeteros están de placemes, el Gobierno Nacional escuchó sus ruegos y restableció el apoyo gubernamental con el que se buscará proteger los ingresos de 560.000 productores, quienes recibirán $20.000 por carga.


La adopción de un nuevo disparador para el AGC fue anunciada ayer por el ministro de Hacienda, Oscar Iván Zuluaga; el gerente de la Federación, Gabriel Silva y el ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias.

El disparador pasará de $330.000 a $386.000 por carga, es decir, se reajusta en 17%. Si el precio interno se ubica en el rango entre $366.000 y $376.000, se reconocerán $20.000 pesos por carga. Cuando el precio se ubique entre $376.000 y $386.000 se pagarán $10.000.

El acuerdo logrado entre el Gobierno Nacional y Gabriel Silva, gerente de la Federación de Cafeteros de Colombia restablece el pago del Apoyo Gubernamental a la Caficultura, AGC, con $20.000 por carga de 125 kilos, con el fin de compensar la caída en el precio interno del grano, por los efectos de la revaluación del peso frente al dólar.

La adopción de un nuevo disparador de $386.000 para el pago de este apoyo a los productores, que comienza a regir hoy 1° de junio, fue adoptada después de estudiar la evolución de los costos de producción y los efectos que ha ocasionado la revaluación en los ingresos de los productores.

El AGC se suspendió desde el 20 de septiembre de 2004, cuando la tasa de cambio era de $2.518,30 por dólar, para esa fecha se elevó el precio interno del grano por encima del disparador de $330.000 por carga de 125 kilos.

De acuerdo con el Ministro de Hacienda, cuando el precio interno se ubique entre $366.000 y $376.000 por carga, se concederá un AGC de $20.000, y cuando el precio interno se sitúe entre $376.000 y $386.000 por carga, se pagarán $10.000 por carga.

El gerente de la Federación, Gabriel Silva, celebró esta nueva concertación entre el Gobierno y el Gremio para proteger a las 560.000 familias productoras, que podrían ver afectados sus ingresos si continúa la tendencia de revaluación del peso o por eventuales caídas en la cotización internacional del grano en los mercados internacionales.

Aunque la medida entra en vigencia hoy, se espera que no sea necesario hacerla efectiva inmediatamente, ya que la cotización internacional del grano y el comportamiento de la tasa de cambio, vigentes, han permitido mantener un precio interno del café de aproximadamente $400.000 por carga.

Los cafeteros arrancarán con una partida inicial de $39.00 millones que podría subir a $80.000, que se pagarán directamente al productor.

Ayer el gobierno se comprometió a apoyar con $108.000 millones para el programa de renovación de cafetales, con los que se espera renovar unas 500.000 hectáreas en los próximos 5 años.