Dimayor - A ver cómo se juega
29 de Noviembre de 2005


Por una luxación en el hombro derecho, que irremediablemente lo llevará al quirófano, el torneo terminó ya para el volante antioqueño Nicolás Torres, quien a causa de esa lesión debió abandonar la cancha de El Campín el domingo pasado a los 39 minutos del primer tiempo, en el juego que al final igualaron 1-1 Santa Fe y Medellín.

El cuerpo médico del cuadro Rojo explicó que se trata de una luxación preexistente, que le ha ocurrido al jugador por segunda vez en un año y que por consiguiente es necesario intervenirlo quirúrgicamente para corregir el daño. Este tipo de lesiones se repite con mayor frecuencia a medida que se va presentando, es decir, cada vez la zona afectada es más débil y propensa a una recaída, lo que también implica mayores daños y complicaciones. Por eso es necesario operar, para evitar que la inestabilidad aumente y empeore la situación, sobre todo por tratarse de un deportista de alto rendimiento. Torres será operado este viernes por la tarde y tendrá por lo menos dos meses de incapacidad para volver a la competencia.

A partir de las 9 de la mañana, en el Salón Piso 30 de Residencias Tequendama de la ciudad de Bogotá, se llevará a cabo hoy la Asamblea Ordinaria de Clubes de la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor), en la que se definirán sistema, calendario y reglamentación de los torneos Apertura y Finalización del 2006.

Allí se estudiarán las diferentes propuestas y después del mediodía el país estará conociendo cómo se va a jugar el próximo año. Para ello, cada equipo es libre de presentar su idea de campeonato.
A esta cita los equipos antioqueños asistirán representados por Víctor Marulanda, gerente deportivo de Nacional, Fernando Jiménez, gerente deportivo del DIM, y Julio César Ceballos, presidente del Envigado FC.

Los Verdes llevan una propuesta que sólo darán a conocer en la Asamblea, mientras que los Rojos tienen claro que “lo bueno no se cambia, y que lo único realmente importante es buscar que el grupo de equipos eliminados de los Cuadrangulares jueguen a algo. Es decir, hay que buscar un incentivo para ellos porque es demasiado el tiempo que se quedan inactivos, con serios perjuicios deportivos y económicos”, dijo el presidente del Medellín, Juan Guillermo Montoya, al precisar que “hay una buena opción, que sería jugar dos cuadrangulares entre los ocho que quedan , con la misma estructura de las semifinales, y que esos equipos puedan disputar un cupo a la Sudamericana o algo así, mientras que los dos últimos vayan a una promoción con los dos primeros de la Primera B”. Esa idea no es nuestra, dijo Montoya, pero vemos que tiene asidero y la compartimos.

Por su parte, Envigado presentará una propuesta para que en las semifinales no se haga un octogonal en dos cuadrangulares, como se hace ahora, sino un decagonal dividido en dos pentagonales. Es decir, dos grupos de cinco cada uno, y en cada fecha el equipo que descanse en un grupo se enfrenta al que descansa en el otro. La idea es que se le dé opción a otras dos ciudades, a otras dos aficiones, lo que generaría mayores posibilidades de entretenimiento y a la vez fuentes de trabajo sin un incremento de costos significativo.

Otro de los temas fuertes a discutir hoy será el del descenso, porque hay una corriente que insiste en que deben bajar dos y subir dos cada año, es decir uno en el Apertura y otro en el Finalización, pero la verdad es que aún el torneo de la Primera B deja dudas en su estructura para ofrecer dos ascensos.