En este municipio del Oriente antioqueño las Farc asesinaron a 17 campesinos en enero de 2003
Asegurado por masacre de San Carlos
3 de Julio de 2006


La Fiscalía aseguró al guerrillero de las Farc Tulio Murillo Ávila, (a. «Chamizo»), por planear y dirigir la masacre de 17 campesinos en el municipio de San Carlos, Oriente antioqueño, perpetrada el 16 de enero de 2003.

En esa fecha, guerrilleros del IX frente de las Farc incursionaron en las veredas Dos Quebradas, La Tupiada y Dinamarca, y asesinaron a 17 labriegos, a quienes señalaron como colaboradores de paramilitares.

Las autoridades en su momento afirmaron que esa noche un grupo de hombres fuertemente armados ingresaron a Dos Quebradas y Dinamarca sacando a los campesinos de sus casas para luego asesinar a 14 de ellos con tiros de gracia. Mientras tanto en La Tupiada otro grupo de subversivos realizaba las mismas fechorías y asesinó a por lo menos tres personas, entre éstas una mujer embarazada.

A causa de la masacre otras 17 familias abandonaron la región por amenazas de los subversivos.

En la zona donde ocurrió esta tragedia operaban grupos paramilitares y frentes de las guerrillas de las Farc y el ELN. Las dos corrientes criminales se disputaban el territorio, según versiones de las autoridades.

Los investigadores de la Fiscalía establecieron que dos días antes de la masacre, el mismo grupo ilegal dinamitó el tanque de un acueducto veredal y mató al conductor y al ayudante de un bus que cubría la ruta Medellín - San Carlos.

Los testimonios de sobrevivientes y desplazados permitieron a la Fiscalía individualizar y capturar a Murillo Ávila, quien ya fue acusado por rebelión y falsedad personal en otro proceso.

La Fiscalía aseguró a alias “Chamizo” por los delitos de homicidio múltiple agravado, lesiones personales agravadas y desplazamiento forzado.

Por los mismos delitos fueron asegurados, en ausencia, Mario Giraldo Loaiza y Aníbal Loaiza Marulanda.