María Victoria Gómez Restrepo es la Gerente Social de la Ciudadela Nuevo Occidente
“Nuevo Occidente es la tierra prometida”
6 de Diciembre de 2009


Hace poco más dos meses María Victoria Gómez Restrepo asumió la Gerencia Social de Nuevo Occidente, una de las áreas de expansión urbana más importantes de la ciudad.


Según María Victoria Gómez Restrepo en la Ciudadela Nuevo Occidente cada habitante contará con doce metros de espacio público. En el lugar ya hay déficit de transporte intraurbano por lo que se están llevado a cabo las primeras negociaciones con empresas de transporte.

Para esta mujer el reto de contribuir con el desarrollo de este territorio este territorio de 230 hectáreas, es un desafío.

Hoy, en la ciudadela Nuevo Occidente habitan 24 mil personas, pero en cinco años esa cifra ascenderá a los 100 mil. Este lugar seguirá siendo receptor de población reasentada, pero también de familias que accedan a proyectos de interés social, de ahí que para la nueva Gerente Social se haga imperiosa la necesidad de conocer profundamente a la población para recoger sus sueños y poderlos realizar.

¿Cuál es el propósito de la Gerencia Social de Ciudadela Nuevo Occidente?

“El tema de las Gerencia Sociales no es nuevo. Esta figura pretende ser puente, interlocutor, filtro procesador de toda la oferta institucional y en ese sentido se convierten de alguna manera en Alcaldías Menores, en territorios especiales de intervención o de inversión estatal.

La Gerencia Social de Nuevo Occidente busca la administración integral del proyecto, busca articular la oferta frente a la demanda de un territorio que requiere una intervención especial, entonces lo que estamos intentando es hacer un gran ejercicio de articulación estatal para impactar los indicadores de índice de desarrollo humano, de calidad de vida, de participación y que éste sea el mejor lugar para vivir. Pero esto solo será posible si la comunidad quiere, participa, se organiza , porque podemos tener la mejor de oferta pero si no nos alineamos en un propósito común no vamos a lograr nada”.

¿Qué importancia tiene Nuevo Occidente para Medellín?

“Todos los sectores de Medellín son importantes y requieren acompañamiento, pero este es un punto estratégico porque es un área de expansión primordial para la ciudad, es la tierra más linda y fértil.

Este territorio tiene unas condiciones muy distintas de desarrollo porque aquí estamos reasentando a la gente más pobre y marginada, a la gente que venía literalmente de la basura la estamos ubicando en la tierra con la mejor vista de la ciudad; pero este lugar también recibirá a personas que vengan a vivir con subsidio porque es un proyecto combinado que le permitirá a las familias comprar su apartamento con bajo costo en la mejor zona de Medellín”.

En la zona de Nuevo occidente se están construyendo primordialmente complejos habitacionales. ¿Qué otros equipamientos complementarán el territorio?

“El equipamiento urbano será el mismo de toda la ciudad. Estamos hablando de tres colegios que ya están construidos y dos más que ya se van a construir entre el 2010 y el 2011; vamos a tener dos jardines infantiles de calidad con capacidad para 600 niños, tendremos estación de policía, zonas comerciales, desarrollo zonas de recreación y espacios deportivos, también se va a generar una centralidad con hospital. Nuevo Occidente tiene un área de expansión grande entonces hoy lo hace especial que lo podemos desarrollar ordenadamente”.

¿Qué otras posibilidades tendrá Nuevo Occidente?

“Tenemos la posibilidad de desarrollar el concepto de aldea en este lugar, de que haya un desarrollo auto sostenible para que la Ciudadela pueda ser despensa de los casi 100 mil habitantes que va a tener en menos de tres años. Esto tiene una voluntad turística hermosa y por eso la posibilidad eco turística que tiene esta ciudadela es una de las cosas que vamos a explotar con mayor fuerza porque tiene un Metrocable y tendremos tres parques ambientales”.

Sabemos que mayoría de habitantes de la Ciudadela Nuevo Occidente vienen de la montaña de basura de Moravia. ¿Cuáles son las condiciones de estas personas en la actualidad?

“Hay diferentes condiciones hoy. Hoy tenemos personas que vienen de estrato uno y dos, tenemos condiciones de convivencia de poblaciones diferentes, tenemos situaciones de seguridad y orden público complicadas, hay un enorme potencial de mano de obra pero hoy hay desempleo en la ciudadela.

Esta es una población que ha tenido muy pocas oportunidades, pero hay gente esperando oportunidades; hay un profundo deseo de cambio y transformación, hay una convicción profunda de querer una nueva vida, este lugar es un poco el concepto de la tierra prometida y ahí es donde el Estado donde debe entrar a cumplir una promesa y realizar una labor conjunta porque esto no lo hacen ellos solos”.

¿Cómo hacer para que no se estigmatice esta población?

“Los seres humanos manejamos unos límites en nuestro imaginario donde marcamos unas barreras. Ya hay estigmatización, ya hay lamentablemente el rechazo a esos que llegan y gran parte de la tarea social es empezar a remover esas estructuras. Acá lo importante es que los que han vivido marginados no se sigan sintiendo así, una cosas es que los veamos vulnerables y otras cosa es que ellos no se sienten así.

Nosotros podremos llegar como Estado a tocar esta estructura en el equipamiento, en el desarrollo y en el direccionamiento, pero no venimos a salvarlos, son ellos los que tendrán que hacer su tejido social, tienen que rehacer sus relaciones porque nosotros no podremos tocarles su cambio de conciencia, el gran retro es que ellos puedan vivir juntos y le encuentren sentido a estar aquí”.

¿Qué actividades se tienen planeadas con la población?

“La primera gran tarea es reconocer la población, hacer un estudio y estamos en esa parte porque el Sisben nos va a regalar esa información. A partir de ahí empezaremos el primer piloto de articulación que busca intervenir la convivencia y la seguridad. Queremos llegar a la unidad básica de integración para pilotear el tipo de organizaciones sociales que hay, porque las hay nuevas y viejas.

En los primeros cinco meses de la Gerencia esperamos intervenir la problemática de la seguridad, estamos trabajando con Medellín más Segura Juntos Sí Podemos, tenemos un grupo de diplomacia de calle que viene hace dos meses trabajando con los jóvenes, y tenemos el acompañamiento de la Policía Comunitaria.

Tenemos que escolarizar a todos los niños de la Ciudadela por eso nos estamos articulando con Buen Comienzo y Medellín Solidaria, hoy tenemos 1900 cupos escolares, sabemos que no vamos a tener niños desescolarizados el año entrante. También sabemos que es necesario fortalecer el empleo”.

¿Cómo se ha vinculado la empresa privada con este proyecto?

Acá están Coninsa y Ramón H, Confama y Comfenalco. El tema de desarrollo comercial tiene que ver con privados y el tema requiere de un estudio en el que nos sentemos y nos organicemos armónicamente el tema. Ya hay empresas interesadas en venir, hay zonas del territorio esperando desarrollo comercial pero estamos mirando qué es lo mejor para la población.