Judicializados por desplazamiento, homicidio y extorsión
Desmantelan banda de la Comuna 8
8 de Octubre de 2009


El comando de la Policía Metropolitana informó ayer que en las últimas semanas se han desmantelado seis bandas delincuenciales y este trabajo seguirá con el concurso de la Fiscalía.


Tres de los miembros de esta banda estaban presos en Bellavista y desde allí seguían controlando las actividades delincuenciales, reveló la Policía Metropolitana, que pedirá el traslado de siete reclusos. Fotos Cortesía.

REDACCIONANTIOQUIA

En una operación coordinada y gestada por la Fiscalía y la Policía Judicial, esta semana fueron capturados 18 integrantes de la banda delincuencial “Pablo Escobar”, que delinque en la Comuna 8 de Medellín, especialmente en los barrios Villa Hermosa, Caicedo y Medellín Sin Tugurios o también llamado Pablo Escobar.

Estos individuos, judicializados por la Fiscalía en los últimos cuatro meses, ejercían vacunas al comercio, el transporte, las casas de familia, las casas de vicio, ejecutaban homicidios selectivos y hurto de vehículos y motocicletas, reveló el comandante de la Policía Metropolitana, coronel Luis Eduardo Martínez.

Ahora enfrentarán procesos por concierto para delinquir con fines de desplazamiento, homicidio agravado, narcotráfico y desplazamiento forzado agravado.

Reveló el oficial que los miembros de esta banda se habían dedicado a desplazar residentes del barrio Pablo Escobar, donde más de 50 familias tuvieron que salir y recibir protección de la Alcaldía de Medellín.

Según el oficial, esta banda forma parte del brazo armado de alias “Sebastián”, uno de los cabecillas de la llamada “oficina”, por quien ofrecen hasta 2 mil millones de pesos.

La investigación se inició por denuncias de la ciudadanía, que informó sobre homicidios selectivos, consumo, venta y distribución de sustancias estupefacientes, tráfico y porte de armas de fuego, amenazas, desplazamiento forzado y extorsiones.

Los capturados fueron identificados con los alias de “El cucho” de 27 años; “El taxista”, de 36; “berilo”, de 29; “El zarco”, de 18; “gallinazo”, de 30; “Chapiuza”, de 24; “cuervo”, de 23; “fido”, de 24; “pito”, de 23; “tato” de 20; “Fifty Cent”, de 26; “pipo”, de 25; “El burro”, de 24; “La chiguagua”, de 23; “niche”, de 30; “pija”, de 27; “El zarco”, de 21 y “tabique” uno de los 41 delincuentes más buscados del Valle de Aburrá. Estos tres últimos se encuentran recluidos en Bellavista, desde donde al parecer continuaban delinquiendo.

Todos eran solicitados por un Juzgado penal de Medellín, por concierto para delinquir agravado con fines de desplazamiento forzado y homicidio.