Brasil se coronó campeón general del Suramericano de Natación. Colombia fue tercero.
El aire es nuestro
6 de Marzo de 2006


Culminó el Campeonato Suramericano de Natación Carreras, Clavados, Polo Acuático y Nado Sincronizado realizado en Medellín. Brasil fue el amplio dominador, pero Colombia lo frenó en los saltos ornamentales. Los locales terminaron en la tercera posición de la tabla general después de los brasileños y los argentinos. La próxima cita será en Chile en el año 2008.

Foto: Juan Pablo Gómez 

Diana Isabel Pineda (izquierda) y Juliana Ochoa (derecha) aseguraron el título de los clavados para Colombia en la plataforma sincronizada ayer.

Rodolfo Arroyave Vásquez
deportivo@deportivo.com.co

La delegación de Brasil se coronó ayer campeón general del Suramericano de Natación que se realizó en las Piscinas Olímpicas ‘César Zapata’ de Medellín. Por su parte, Colombia se ubicó en el tercer lugar y la segunda casilla fue para la representación de Argentina.

Los brasileños demostraron porqué son los llamados a vencer en esta parte del la Tierra. Los del país de la samba acumularon 552 unidades, los gauchos sumaron 347 y mientras que los locales consiguieron 236 puntos, seis más que los venezolanos.

Brasil obtuvo los títulos en natación carreras, nado sincronizado y dominó el polo acuático en las dos ramas. Colombia se quedó con los saltos ornamentales gracias a la excelente presentación de Juan Guillermo Urán, Víctor Hugo Ortega, Juliana Ochoa y Diana Pineda, siendo estas últimas las encargadas de poner a festejar por anticipado a los colombianos puesto que se adueñaron del oro en la plataforma sincronizada cuando todavía a Urán le restaba saltar desde la plataforma.

“Nos hemos preparado muy bien. Tuvimos mucho sacrificio para mostrar lo mejor de nosotros acá y afortunadamente se nos dio”, expresó la clavadista Juliana.

Juan Guillermo terminó con la medalla de bronce en su última prueba, sin embargo, él fue quien le dio la confianza a sus compatriotas para que los brasileños no se llevasen todos los honores de Medellín.

“Urán empezó con una buena jornada, mantuvo su rendimiento en la plataforma sincronizada del segundo día y ayer (sábado) alcanzó el nivel más alto de rendimiento. Entonces, hoy estaba un poco agotado porque le tocó presentarse en las cuatro pruebas. Aunque tuvo muchas dificultades en la preparación, él puso mucho de sí para lograr el título y acabar con la hegemonía de Brasil”, indicó Óscar Urrea, seleccionador colombiano de saltos ornamentales.

Es así como los clavadistas colombianos se ubicaron en lo más alto del podio suramericano con 208 puntos, escoltado por Brasil (197) y Venezuela (185).


De otro lado, la jornada comenzó con las finales de carreras, en las que Brasil apabulló a sus rivales. Colombia se sacudió un poco y alcanzó dos medallas de plata y una de bronce. Carolina Colorado, con un tiempo de 1.05,76 minutos, se hizo a la medalla de plata en los 100 metros espalda, detrás de Fabiola Molina (Brasil). El tiempo hecho por Carolina le da para mejorar el récord nacional.

Por su parte, el bogotano Ómar Andrés Pinzón también se ubicó segundo, escoltando a Lucas Salatta (Brasil) y por delante de su compatriota Diego Bonilla, quien se levó el bronce en los 400 metros combinado.

Espectáculo en el agua

El tercer acto de ayer, después de las finales en carreras y los clavados, le correspondió al nado sincronizado. Las presentaciones de las brasileñas, venezolanas y colombianas en la rutina combinada se resumen en una palabra, espectacular.

Los más de cuatro mil espectadores que se ubicaron en las graderías de las piletas ‘César Zapata’ quedaron anonadados con los ejercicios de las niñas.

Las primeras en salir a escena fueron las brasileñas. La gran calificación que obtuvieron fue más que merecida. La expresión artística y la sincronía no dejaron más qué desear. El título fue para ellas.

Las segundas en sumergirse en la piscina fueron las locales. Ellas también se fajaron, además siempre tuvieron el apoyo incondicional del público. Su presentación les otorgó la medalla de bronce.


Mientras que las venezolanas estuvieron mejor coordinadas que las cafeteras y se quedaron con la presea de plata.

Y por último, la final masculina de polo acuático cerró la programación oficial del Suramericano. Colombia enfrentó a Brasil, pero no contó con la puntería ni con la suerte necesaria en los primeros dos cuartos para vencer a los reyes del continente.

El resultado final así lo dejó ver. Brasil marcó en 12 ocasiones mientras que los anfitriones convirtieron siete.

Todos los colombianos, especialmente los paisas, deben sentirse orgullosos por el brillante espectáculo que se desarrolló durante la semana que culminó ayer.

Más allá de lo deportivo, la afición antioqueña se emocionó, gritó, cantó, lloró y sonrió de cuenta del certamen acuático.

Durante la realización del evento no hubo hechos qué lamentar. El saldo es más que positivo y todos los deportistas extranjeros retornaron felices a sus países de origen.

Quedó demostrado que Medellín está lista para recibir cualquier tipo de espectáculo deportivo.

La próxima cita acuática suramericana será en Santiago de Chile en el año 2008.