Pescadero Ituango, central de las ambiciones
Autor: Delfín Acevedo Restrepo
24 de Enero de 2009


La Central de las Ambiciones, es el subtítulo del libro que vamos a comentar, escrito por el comunicador social y periodista Germán Jiménez Morales, al servicio de El Colombiano y que ha empezado a circular en todo el país, distribuido en los distintos puntos de venta del Matutino Antioqueño. El texto de 255 páginas elaborado por Impresos al Día de Medellín, recoge la hoja de vida que ostenta el proyecto hidroeléctrico más importante en la historia de Colombia por sus 2.400 megavatios de capacidad instalada y los 2.300 millones de dólares de inversión, sin incluir los costos financieros.

Germán Jiménez es un reconocido profesional, egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana, quien ha publicado anteriormente otras historias del periodismo antioqueño, interesantes y polémicas desde luego, tales como Tras las Huellas del Apagón; Colombia se Apaga; El Señor de las EPM; La Calidad, una Filosofía de Vida y Los Intocables de EPM. Ha sido galardonado con el premio del CIPA a la excelencia periodística en la categoría de escritor y periodista y por Fenalco en 2008 como Periodista Económico Distinguido.

A partir del 15 de julio de 2008, cuando se inició la más agria confrontación entre los mayores propietarios de la Hidroeléctrica, la Gobernación de Antioquia y las Empresas Públicas de Medellín EPM, por cuenta de una audaz y acelerada operación financiera, cercana a los noventa y nueve mil millones de pesos, que realizó el Instituto para el Desarrollo de Antioquia IDEA con miras a lograr el control del proyecto, comenzó el debate entre las dos entidades involucradas en el mismo, el cual ha traspasado el ámbito de sus juntas directivas y colocado el negocio en las primeras páginas de la opinión Departamental e inclusive Nacional.

Y no es para menos, ya que el proyecto tiene un futuro promisorio y con la inversión estipulada generará más de 5.000 empleos directos y 20.000 indirectos y beneficiará en forma inmediata no solo al municipio de Ituango sino a las jurisdicciones circunvecinas en su zona de influencia como Olaya, Liborina, San José de la Montaña, Sabanalarga, Buriticá, Santa fe de Antioquia, Briceño, Peque, Sopetrán y Toledo, pues como lo reconocieron sus habitantes en la pasada audiencia pública, celebrada en el municipio de Liborina, en Diciembre pasado, este proyecto hidroeléctrico cambiará sus vidas y sus costumbres y así lo resalta el ingeniero Álvaro Vásquez Osorio, Gerente General del IDEA.

Las 1.800 hectáreas a inundar serán no solo motivo de recuperación social para el Cauca Medio y de desarrollo turístico por lo que representa para Medellín y para el país, tener un mar de agua dulce de 70 kilómetros de largo por 600 metros de ancho, con todo su entorno reforestado y la posibilidad de realizar deportes extremos, de actividades lúdicas, de pesca, de cría de peces, etc. Esto sin contar las vías que serán construidas para el proyecto mismo como la que unirá a San Andrés de Cuerquia y Puerto Valdivia y con las mejoras que la Gobernación de Antioquia pueda acometer en la vía al sur que comunica con Liborina y que conducirá a la parte extrema de la represa.

La compra de las acciones de particulares que realizó el gerente del IDEA, plenamente autorizado por su junta directiva en su sesión del 16 de julio de 2008, asegura la mayoría en la conducción del proyecto que dividirá la historia de Colombia en dos: antes y después de la obra, y como lo expresa el ingeniero Álvaro Villegas Moreno, el proyecto Pescadero Ituango será el más importante para nuestro Departamento en todo su discurrir histórico, únicamente comparable a lo que fue en su momento el Túnel de la Quiebra.

Tal como lo reitera el Gerente del IDEA, con la operación de compra de las acciones en ningún momento se vulneró el derecho colectivo de la moralidad administrativa ya que la transacción se realizó con plena transparencia, sin ignorar los fines y principios de la Administración. Lo único que se buscó fue lograr la participación mayoritaria del Departamento en el proyecto energético, con miras a generar una fuente de ingresos estatales para todas las regiones de Antioquia. Y esto fue resaltado precisamente por el Gobernador, Luis Alfredo Ramos, en su discurso de posesión el 1 de enero de 2008, destacando que la Hidroeléctrica Pescadero Ituango asociada al desarrollo de la industria nueva, traerá consigo también nuevos proyectos viales, empresariales y portuarios. Esta iniciativa además, fue consignada en el Plan de Desarrollo 2008-2011 y avalada por la Ordenanza número 007 de mayo de 2008.

Inconformes con el hecho de perder las mayorías en la dirección del proyecto, las Empresas Públicas han apelado a distintas instancias jurídicas, especialmente con la acción popular presentada ante el Juez Administrativo de Medellín, por los abogados Santiago Botero Echeverri y Carlos Enrique Botero Lora. Pero con la designación del muy calificado ingeniero Luis Guillermo Gómez Atehortúa, como Gerente General del proyecto y que contó con el respaldo unánime de las partes involucradas, esperamos que los ánimos se refresquen para dar vía libre a una empresa que va a generar tantos beneficios para la comunidad antioqueña.