Jueves 22 de Diciembre de 2016    Actualizado 3:16 pm.

El lector debe encarnar la novela
Para leer pausadamente
23 de Agosto de 2007


El empeño de Wilson Moreno tiene como resultado la novela “Una miseria feliz” a la que ha dedicado su tiempo y trabajo y que con orgullo presentará en su país.

Con la recomendación de que “se puede leer en voz alta, pausadamente, sin comerse las benditas comas de la maestra» inicia la novela “Una miseria feliz” de Wilson Moreno, un colombiano que desde hace varios años está radicado en Francia, en ella narra la historia de una campesino viticultor que recibe una carta que turbará su existencia.

Como el mismo refiere sobre su obra, “es una novela muy tierna. Es la historia de Alfredo, una campesino viticultor, que vive en el sur de Francia muy cerca de España, que además es jinete y le da por escribir; este personaje va a estar en un mundo un poco tierno, va a estar en una encrucijada porque cree que es el acabose en el momento de una ruptura sentimental, hasta un día cualquiera en que llega una ‘bendita’ carta que va a turbar su destino”.

Wilson Moreno nació en Turbo (Antioquia), hizo una licenciatura en legua extranjera en la Universidad de Antioquia y posteriormente de intercambio para Francia allí continuó sus estudios con un posgrado de francés lengua extranjera y otros estudios, allí ha trabajado con el gobierno, como profesor y ha dedicado parte de su tiempo a escribir.

Aunque desearía que sus facultades alcanzarán las de Gabriel García Márquez, a quien admira, y que sus relatos salieran completamente de su imaginación, admite que aún le falta mucho por aprender y que en su novela se unen imaginación y realidad para dar vida a sus personajes que según él se caracterizan porque “no hay personajes secundarios o terciarios, todos son principales porque en la vida, inclusive, todos en algún momento vamos a ser importantes”.

Para él es importante que durante la lectura su rol de narrador desaparezca para que el lector se involucre y tome un papel importante dentro de ella. “Trato de que mis novelas sean tan reales que de hecho yo ya no soy el narrador, es el lector quien gracias a Dios va a tomar mi lugar y es lo que ocurre. Cuando el lector empieza a leer el libro pausadamente, prácticamente yo ya no existo, es él quien va encarnar la propia novela”, afirma el autor.

Esta novela por el momento es un proyecto personal de Wilson Moreno quien se ha apersonado de cada uno de los procesos cuyo resultado es la obra literaria. Otro aspecto que cabe resaltar de esta novela es que el autor ha querido que salga al mercado con un costo módico que permita que personas de todos los estratos socioeconómicos puedan acceder a ella.

Aunque como narra, un amigo suyo lo ha calificado, en broma, como el “escritor de los pobres“, él afirma que no le molestaría serlo siempre y cuando se logre el objetivo de fomentar la lectura, ya que, como se sabe, el nivel de lectura de los colombianos es muy bajo en relación con otros países.

Por eso Wilson Moreno comenta “mucha gente dice ‘es que en Colombia la gente no tiene esa cultura’ y está bien que no esté en la cultura pero también a veces el precio no es abordable y fuera de eso si yo bajé el precio de la novela al 50% es porque hay mucho trabajo personal, entonces esa parte personal no tiene precio, además llevo siete años fuera del país y quiero que la gente lea mi novela y que éste al alcance de todos”.


Prohibida su reproducción total o parcial. La traducción a cualquier idioma está permitida estrictamente para usos pedagógicos y debe citarse la fuente. Reproduction in whole or in part is forbidden. Translation in any language is permitted strictly for pedagogic uses without permission written, and sources must be mention.
Webmaster: webmaster@elmundo.com - Contáctenos en la Calle 53 #74-50 Barrio Los Colores en Medellín - Colombia - Teléfono (574) 2642800