Viernes 24 de Octubre de 2014    Actualizado 10:20 am.

Numismatica & Filatelia
Los catálogos
Autor: Bernardo González White
9 de Octubre de 2006


Hemos estado leyendo interesantes opiniones sobre una discusión planteada en varias páginas Web numismáticas -de gran aceptación - referentes a la importancia y credibilidad que debemos dar a los catálogos mundiales de monedas, billetes o estampillas.

He tenido la fortuna de estar vinculado a los tres temas en los últimos 30 años, aunque mi “fortaleza” siempre ha sido todo lo referente a Colombia y lo he hecho primero como coleccionista, segundo como investigador y tercero como comerciante o corredor.


Las grandes empresas de publicaciones numismáticas internacionales, como Krause Publications de Estados Unidos, buscan en cada país la colaboración de personas conocedoras del tema. Aún así, para Krause prima el concepto o la información de las Casas de Moneda o de las imprentas de billetes de cada país. Allí viene el problema.

En las últimas ediciones del catálogo mundial de monedas de Krause figuran piezas con fechas que nunca fueron acuñadas, por ejemplo: 25 centavos de 1980, 1 peso de 1982. Cuando me ha correspondido revisar los borradores para nueva edición, insisto en que esas fechas no han sido acuñadas y la respuesta es contundente: es información oficial de la Cada de Moneda. Lo que sucede es que a la Casa de Moneda poco le interesan las fechas de las monedas, solamente relacionan las cantidades acuñadas en cada año calendario y claro, en 1979 fueron acuñados varios millones de monedas de 25 centavos fechadas 1979 y en 1980 fueron acuñados otros cuantos millones, también con fecha 1979 y eso no lo advierten. Igual cosa ocurre con el catálogo mundial de billetes que edita la misma empresa.

Lo anterior respecto a las fechas acuñadas o emitidas; otro punto es el relacionado con los precios asignados a las monedas y a los billetes que son irreales en la mayoría de los casos. Un billete de 50 mil pesos que acaba de salir, ya aparece allí con un valor de 60 dólares y el coleccionista sabe que lo consigue fácilmente con una prima del 10 o del 20 por ciento. Por muchos años figuró allí el billete de 500 pesos de 1923 con un precio entre 100 y 500 dólares a pesar de conocer ofertas de 150 millones de pesos pues solo se conoce una pieza: al fin corrigieron el error y no le asignaron precio, lo catalogaron como “raro”.

Los catálogos mundiales sirven como mediana orientación. La recomendación es utilizar catálogos locales de cada país, pues sus autores, en la mayoría de los casos, conocen a fondo las emisiones y los precios actualizados de ese mercado.

Los catálogos con precios inflados hacen mucho daño al coleccionismo como ha ocurrido con la filatelia. En el catálogo mundial de estampillas de Scott insisten en que el valor mínimo para una estampilla usada es de 20 centavos de dólar y en sus mismas páginas encontramos anuncios en que ofrecen lotes de estampillas a 1 y 2 centavos la unidad. Lógicamente el manejo y empaque de una estampilla, una moneda o un billete es muy diferente al manejo y empaque de 100 o 1.000 piezas iguales. En las ventas “al por mayor” los descuentos pueden llegar hasta el 80 por ciento. Un billete de 1 peso de 1973 normalmente se vende en $2.000, pero un paquete de 100 billetes colombianos de un peso de 1973 normalmente se vende en $60.000.

El coleccionista debe mantenerse al tanto en todos los detalles del mercado, numismático o filatélico, para no llevarse sorpresas desagradables. Varios ejemplos tenemos de monedas colombianas muy escasas con valores comerciales de 200.000 pesos y de un momento a otro “aparece un entierro” con abundantes piezas que saturan el mercado y las podemos adquirir a 15 o 20.000 pesos.

Definitivamente en asuntos de precios es el mercado –oferta y demanda- quien dice la última palabra; los catálogos dan una pauta unas veces creíble, otras veces no.


Prohibida su reproducción total o parcial. La traducción a cualquier idioma está permitida estrictamente para usos pedagógicos y debe citarse la fuente. Reproduction in whole or in part is forbidden. Translation in any language is permitted strictly for pedagogic uses without permission written, and sources must be mention.
Webmaster: webmaster@elmundo.com - Contáctenos en la Calle 53 #74-50 Barrio Los Colores en Medellín - Colombia - Teléfono (574) 2642800