Sábado 25 de Octubre de 2014    Actualizado 11:41 pm.

El libro de Gilberto Echeverri
Autor: Delfín Acevedo Restrepo
5 de Junio de 2006


Publicado por el Fondo Editorial de la Universidad EAFIT y con la colaboración especial de Comfama y Confenalco acaba de aparecer el libro del doctor Gilberto Echeverri Mejía, “Bitácora sobre el Cautiverio”, que recoge el testimonio desgarrador del secuestro y posterior asesinato del ex ministro liberal, cuando el 21 de abril de 2002, en compañía del Gobernador Guillermo Gaviria Correa, quién corrió la misma suerte, al frente de un nutrido grupo de manifestantes que encabezaban una marcha de paz de varios días entre Santa Fe de Antioquia y el municipio de Caicedo, donde se produjo la retención que duró hasta el 5 de abril de 2003, con los resultados por todos conocidos.

Más de 1.000 personas que enarbolaban banderas de reconciliación presenciaron el momento en que los dos dirigentes eran retenidos por jefes guerrilleros e internados en el corazón de la selva, donde debieron soportar el prolongado y cruel cautiverio. El libro es un diario dirigido especialmente a su esposa Marta Inés Pérez de Echeverri, a sus hijos y a sus nietos, que contiene las cartas suscritas por el ex ministro sacrificado, donde les explica que cuando se sometió a este tormento, a ese sacrificio, no fue por “dar papaya”, sino para contribuir a la construcción de un nuevo país más justo, equitativo e incluyente, en el cual podamos vivir cincuenta o cien millones de colombianos.

El texto de Gilberto es un documento desgarrador encontrado entre los documentos varios meses después de su muerte y en él se reitera el vía crucis que le tocó padecer en compañía del Gobernador Gaviria y otros retenidos especialmente soldados que corrieron la misma suerte. Es enfático en apoyar la tesis sobre un posible acuerdo humanitario y miró de frente con entereza y carácter la inminente posibilidad de su muerte.

Muchas reflexiones sobre la realidad nacional y la prioridad sentida de alcanzar un acuerdo de paz con las organizaciones subversivas constituyen el tema central del texto que comentamos. Al escribir este diario Gilberto Echeverri no pensó seguramente que iba a ser publicado gracias a Eliplast, la Universidad EAFIT y la revisión cuidadosa de sus textos, realizado por doña Marta Pérez de Echeverri y varios de sus más cercanos amigos y admiradores.

El hecho es que el libro a menos de un mes de su aparición y con circulación nacional a agotado ya varias entregas con una acogida de tales dimensiones como si se tratara de una de las obras de nuestro premio Nóbel Gabriel García Márquez.

Nació el doctor Gilberto Echeverri en la ciudad de Rionegro el 31 de julio de 1936, hijo de don Pepe el de “la tienda de la plaza”, como lo recordara emocionado en reciente video presentado en la Universidad el día del lanzamiento de su libro. Tronco de numerosa y distinguida estirpe que se levantó a golpes de lucha y de trabajo.

En su pueblo natal transcurrió la infancia y adelantó sus primeros estudios. Ingeniero Eléctrico de la Pontificia Bolivariana. Fue Embajador en el Ecuador durante el gobierno de Alfonso López Michelsen. Ministro de Desarrollo en el mandato de Turbay Ayala y Ministro de Defensa en la administración de Ernesto Samper. Antes había sido director general del SENA, Gobernador de Antioquia y en el momento de su retención se desempeñaba como Comisionado de Paz del Departamento. En todos estos cargos se distinguió por su consagración, su dinamismo y su constante deseo de acertar convencido de que el liderazgo no se da ni se decreta sino que se gana y se retiene.

Todos los temas tratados por Gilberto Echeverri son motivo de reflexión en lo que tiene que ver con la construcción del país que soñamos, por que cuando él podía perfectamente estar viviendo tranquilo en el seno de los suyos, disfrutando de la fértil cosecha sazonada con su propios esfuerzo, prefirió correr los riesgos con las consecuencias anotadas, convencido como estaba con Romaín Rolland de que no son héroes los que triunfaron por la inteligencia o por la fuerza. Son héroes aquellos que fueron grandes por el corazón. “Cuando no hay grandeza de carácter no hay grandes hombres. Apenas habrá ídolos exaltados por multitudes engañadas, pero los ídolos caen y las multitudes pasan”.


Prohibida su reproducción total o parcial. La traducción a cualquier idioma está permitida estrictamente para usos pedagógicos y debe citarse la fuente. Reproduction in whole or in part is forbidden. Translation in any language is permitted strictly for pedagogic uses without permission written, and sources must be mention.
Webmaster: webmaster@elmundo.com - Contáctenos en la Calle 53 #74-50 Barrio Los Colores en Medellín - Colombia - Teléfono (574) 2642800