Jueves 23 de Octubre de 2014    Actualizado 06:04 am.

Nacional

Agenda de La Habana, eje del proceso
19 de Octubre de 2012


Las conversaciones entre el Gobierno Nacional y las Farc se desarrollarán exclusivamente a la luz de lo que ya fue pactado en la primera fase, aseguró el jefe de la delegación del Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, Humberto de la Calle.

Foto: AP 

 

Instalación oficial de la mesa de negociación entre el Gobierno y las Farc en Oslo, Noruega.

 


Redacción EL MUNDO


Con la presencia de los gobiernos de Cuba y Noruega como garantes, los voceros y negociadores del Gobierno Nacional y de la guerrilla de las Farc iniciaron ayer oficialmente la mesa de negociación para acabar con el conflicto armado en Colombia. Una segunda etapa del proceso que fue calificada como “la antesala de la paz”.


En Hurdal (Noruega) como primer escenario, las partes dieron a conocer un comunicado conjunto en el que se acordó comenzar con el desarrollo del “Acuerdo General para la Terminación del Conflicto”. Para esto, se designarán voceros de los dos equipos negociadores que se reunirán el 5 de noviembre en La Habana para continuar las labores preparatorias necesarias y, posteriormente, comenzarán a abordar desde el 15 del mismo mes el primero de cinco puntos de la agenda acordada: el desarrollo agrario integral.


Al comienzo de un acto al que asistieron cinco representantes del Gobierno, cinco de las Farc y cuatro mediadores noruegos y cubanos, Humberto de la Calle, jefe negociador del Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, invitó a las Farc a “realizar un esfuerzo mutuo para acabar con el conflicto” y expresó su optimismo frente a los resultados de la segunda fase del proceso.


“Este es un momento de esperanza. No es una esperanza ingenua. Sabemos que hay dificultades enormes. Tenemos una dosis de optimismo, pero es un optimismo moderado. Creemos que existen oportunidades reales para la paz, pero venimos dispuestos a hacer nuestro mejor esfuerzo”, agregó.


El jefe del equipo negociador de las Farc, alias "Iván Márquez", aseguró por su parte que la guerrilla acude a la segunda fase del proceso de paz con el Gobierno colombiano “con un sueño colectivo de paz y con un ramo de olivo en nuestras manos”.


Sin embargo, el discurso del vocero de la guerrilla se salió de los cinco puntos de la agenda anteriormente acordada por las partes, y enfocó su atención en asuntos nuevos como revisar tratados de libre comercio, la titulación de grandes extensiones de tierra, la explotación del campo para la generación de biocombustibles, la desigualdad social y económica, los contratos de explotación minera y la estructura de las Fuerzas Militares.


“Hemos venido a Oslo con un sueño colectivo de paz, a buscar paz con justicia social donde el pueblo debe ser protagonista principal, el que debe trazar la ruta del cambio, no puede ser una paz express”, agregó el insurgente.


Finalmente, Márquez le pidió al presidente Santos fundar “la paz tomando como base los anhelos de la Nación”.


“El Gobierno no es rehén”


Tras el discurso de las Farc en Hurdal, en las afueras de Oslo, Humberto de la Calle, acompañado de su delegación negociadora, se volvió a dirigir a los medios de comunicación y dejó claro que se está trabajando en “un proceso serio”, en el cual “el Gobierno no es rehén” y en el que los diálogos en La Habana se limitarán únicamente a los cinco puntos ya definidos por los negociadores plenipotenciarios de ambas partes.


Contrariado por las declaraciones de alias, "Iván Márquez", De la Calle aseguró de manera tajante que las ideas políticas que quieran ventilar las Farc les corresponde hacerlo una vez hayan dejado las armas y estos temas no corresponden a la agenda, “que es la única guía por la que vamos a regirnos”.


“Nuestro propósito no es venir a catequizar a nadie. De lo que se trata es de convenir una agenda para la terminación del conflicto que permita a las Farc exponer sus ideas sin el acompañamiento de las armas y, con plenas garantías para su transformación en una fuerza política desarmada”, reiteró el vocero del Gobierno en repetidas ocasiones.


Demostrando un carácter fuerte y usando un tono seco y tajante en la mayoría de sus respuestas, De la Calle manifestó que ni la doctrina militar ni el modelo económico del país serán tratados en este proceso con la guerrilla, pues el objetivo de los diálogos es la dejación de las armas por parte del grupo rebelde.


No depende del Gobierno

 


Alias "Iván Márquez" volvió a insistir en la presencia de alias "Simón Trinidad" en los diálogos de paz con el Gobierno Nacional.


“Simón Trinidad debe estar en esta mesa, ojalá el Gobierno contribuya a generar las condiciones para que él pueda hacerse presente aquí y también que el Gobierno de Estados Unidos sopese muy bien esta posibilidad”, dijo el guerrillero.


Ante la reiterada petición de los insurgentes, a la cual Humberto de la Calle manifestó que no se está contemplando y que tampoco le corresponde al Gobierno colombiano, la ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela  Holguín, recordó que la justicia estadounidense es independiente del Gobierno de ese país y que ella “no maneja el tema”.


“Somos conscientes de la clarísima división de poderes en Estados Unidos. Una cosa es el Gobierno y otra la justicia”, aseguró la canciller colombiana.




De cara al país

 


De la Calle también hizo énfasis en que la discreción y la confidencialidad durante las conversaciones con las Farc son vitales, pero manifestó que habrá participación de los colombianos dependiendo de las necesidades de la mesa.


 “Conversaciones discretas como estas no significan que vamos a trabajar de espaldas al país”, dijo.


Según el jefe de la delegación del Gobierno Nacional, “si se filtran contenidos, se afecta profundamente el proceso y por eso la confidencialidad es esencial”.


Finalmente, reiteró que a pesar del apoyo general de los colombianos y de la comunidad internacional a este proceso, “la situación es volátil. Algunas cosas podrán cambiar de posición, pero el ritmo de la negociación debe continuar para que el principio de ‘nada está acordado hasta que todo esté acordado’, se respete”.




Recordemos los cinco puntos

 


El vocero del Gobierno Nacional, Humberto de la Calle, recalcó en varias oportunidades que el proceso de paz se va a desarrollar conforme a los cinco puntos acordados por las partes en la agenda, y no de acuerdo a las pretensiones y a los nuevos planteamientos que las Farc pretenden incluir en los diálogos.


Estos son los cinco puntos de la agenda:


Desarrollo Rural


El acuerdo preliminar “para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera”, suscrito por las Farc y el Gobierno el 26 de agosto pasado en La Habana, tiene como primer punto de agenda el “desarrollo agrario integral”, que será el tema con el que arrancará el diálogo.


Participación Política


Según las encuestas, al menos siete de cada diez ciudadanos se oponen a la eventual participación de los líderes de las Farc en futuros procesos electorales, aunque el presidente Juan Manuel Santos ya advirtió que en nombre de la paz habrá que “tragarse algunos sapos”.


Desmovilización


El tercer tema del acuerdo preliminar refiere al “cese del fuego y hostilidades bilaterales y definitivo, la dejación de las armas y la reincorporación de los combatientes de las Farc a la vida civil de acuerdo a sus intereses”.


Narcotráfico


El cuarto punto de la agenda es “la solución al problema de las drogas ilícitas”, que se ha convertido en una de las principales fuentes de financiamiento de las Farc.


Víctimas


El tema de los derechos de las víctimas del conflicto es el último de los cinco puntos de agenda acordada en La Habana. “Resarcir a las víctimas está en el centro del acuerdo entre Gobierno y las Farc. En ese sentido se tratarán los Derechos Humanos de las Víctimas y la Verdad”, reza el texto en la agenda.




Prohibida su reproducción total o parcial. La traducción a cualquier idioma está permitida estrictamente para usos pedagógicos y debe citarse la fuente. Reproduction in whole or in part is forbidden. Translation in any language is permitted strictly for pedagogic uses without permission written, and sources must be mention.
Webmaster: webmaster@elmundo.com - Contáctenos en la Calle 53 #74-50 Barrio Los Colores en Medellín - Colombia - Teléfono (574) 2642800