Jueves 22 de Diciembre de 2016    Actualizado 3:16 pm.

En cinco años el sistema se ha convertido en un ejemplo mundial
Metrocable, un producto de exportación
Autor: Santiago Olivares Tobón
16 de Agosto de 2009


Ciudades colombianas y extranjeras quieren implementar el sistema del cable aéreo como transporte masivo de pasajeros, tomando como referente el Metrocable construido en Medellín, al este el primero en el mundo con estas características. Pero el interés de los que han deseado construir este sistema se enfoca más en la labor social que en la parte técnica.


El Metrocable fue inaugurado en el 2004 con la línea K, que va desde la estación Acevedo hasta la de Santo Domingo. Esta fue la primera vez en el mundo que un cable aéreo fue utilizado con finalidad comercial y no turística. -Foto Archivo El Mundo

Los cambios que ha generado el Metrocable durante los cinco años de operación en Medellín, desde el aspecto social y en la idea de la operación de cables aéreos, se convirtieron en un ejemplo a copiar en varias ciudades del mundo. Por este motivo, el Metro de Medellín ha estado firmando convenios con ciudades de Colombia y América Latina para realizar las asesorías técnicas de construcción y evaluar el impacto social que puede generar en las comunidades que van a ser afectadas por este sistema de transporte de personas.

“Con la experiencia obtenida en este tiempo, y siendo el primer sistema de cable aéreo en el mundo que se construyó con finalidad de transporte masivo de pasajeros, muchos representantes de ciudades de todo el mundo han querido venir a conocer las características del Metrocable”, manifestó el jefe de la Dirección de Comercialización de Negocios Asociados del Metro de Medellín, Andrés Mira Uribe.

Posterior a las visitas realizadas a los cables de las líneas K y J, los funcionarios de algunas ciudades optaron por solicitar la asesoría del Metro para poder llevar el sistema a sus localidades. En la actualidad se construyen cables aéreos en las poblaciones colombianas de Soacha, Cundinamarca, y Manizales con el apoyo de la empresa de transporte masivo del Valle de Aburrá. La entidad también colaboró en el proyecto del teleférico del Parque Nacional del Chicamocha, ubicado entre Bucaramanga y San Gil, en el departamento de Santander. Así mismo, se espera acordar en los próximos días con la gobernación del estado de Río de Janeiro, Brasil, para desarrollar esta misma labor en el cable aéreo que se construye en una de las favelas de la capital de esta región.


Asesorías en construcción

El Metro de Medellín presta servicios de asesoría para la construcción de los cables aéreos, tomando como referente los estudios que se realizaron en los metrocables que alimentan al sistema Metro dentro de la capital antioqueña. Según Mira Uribe, “nosotros nos encargamos de presentar todos los estudios de prefactibilidad para poder armar el pliego de construcción del cable, el cual contiene estudios de suelos, ambientales, sociales, de predios, topografía, estructurales, entre otros. Posteriormente esta información se entrega a los interesados para que puedan construir el cable”.

La asesoría técnica para la construcción de este sistema de transporte se hace de la siguiente manera, según lo explica el funcionario del Metro de Medellín. “Primero, se evalúa la topografía, puesto que un sistema de cable aéreo es viable, siempre y cuando el estado del sector donde se va a construir lo amerite, como fue el caso de Santo Domingo Savio y San Javier. Segundo, se tiene en cuenta la negociación de los predios que van a ser afectados para la construcción, porque existe la necesidad de comprar algunos para estructurar el sistema. Finalmente se hace la evaluación del diseño electromecánico para definir cuántas cabinas se necesitan, las pilonas que se tienen que montar, para así saber el costo total de las obras del cable”.


Labor social, la prioridad

Pero el principal servicio de asesoría que presta el Metro a los interesados en la construcción de cables aéreos, sea con finalidades turísticas o de movilidad masiva de pasajeros, es la labor social que se realiza con las comunidades antes, durante y después del inicio de la operación del sistema. “Muchos de los estudios que se realizan están enfocados a la sensibilización de las personas que viven alrededor de la zona donde se va a construir el cable”, indicó el Jefe de la Dirección de Comercialización de Negocios Asociados del Metro de Medellín.


Es que para la implementación de este sistema en los sectores donde operan actualmente las líneas K y J del Metro fue necesaria hacer una intervención social para que no se fueran a generar contraposiciones en relación con el cable. Andrés Mira comentó que “para poder construir el cable en ambas líneas del sistema tuvimos que desarrollar un mundo de trabajos sociales para que la gente lo aceptara como suyo y no fuera a afectar el componente social de esa zona ni de la operación misma del sistema”. Agregó el funcionario que “esta es la característica que más ha llamado la atención de todos los visitantes al Metrocable”.


Ganancias para el Metro

Debido a las solicitudes realizadas para las asesorías, el Metro ha obtenido ganancias por 1.800 millones de pesos por este concepto, de los cuales $1.275 millones se obtuvieron con el convenio firmado entre la entidad y la Alcaldía de Soacha.

Sin embargo, el Metro hace claridad que estos acuerdos no tienen nada que ver con la operación de estos sistemas. “Lo que nosotros hacemos es entregar los estudios que ellos piden y nada más. Posteriormente podríamos entrar a dictar pasantías de capacitación de operación y mantenimiento, sin la necesidad de ser los operadores”, aseguró Mira Uribe.


Prohibida su reproducción total o parcial. La traducción a cualquier idioma está permitida estrictamente para usos pedagógicos y debe citarse la fuente. Reproduction in whole or in part is forbidden. Translation in any language is permitted strictly for pedagogic uses without permission written, and sources must be mention.
Webmaster: webmaster@elmundo.com - Contáctenos en la Calle 53 #74-50 Barrio Los Colores en Medellín - Colombia - Teléfono (574) 2642800