Columnistas

UNE, regalito para Millicom
Autor: Guillermo Maya Mu駉z
22 de Febrero de 2013


La propuesta de Sergio Naranjo para privatizar parcialmente a EPM en 1995 y su derrota; la creaci髇 de Colombia M髒il OLA (2003) en la alcald韆 de Luis P閞ez; posteriormente la creaci髇 de UNE (2005) en la alcald韆 de Sergio Fajardo


La propuesta de Sergio Naranjo para privatizar parcialmente a EPM en 1995 y su derrota; la creación de Colombia Móvil OLA (2003) en la alcaldía de Luis Pérez; posteriormente la creación de UNE (2005) en la alcaldía de Sergio Fajardo; la venta de OLA (2006), convertida después en Tigo; la compra a pérdida por parte de EPM del 50% de Orbitel por 80 millones de dólares (2006) a sus socios privados; y la propuesta del actual gerente de EPM y del alcalde Aníbal Gaviria de fusionar a UNE con el propietario del 50% y una acción de Tigo, Millicon International, empresa sueca radicada en Luxemburgo, un paraíso fiscal, son los hechos más relevantes para la historia de EPM en el negocio de las  telecomunicaciones y los antioqueños, en los últimos 18 años.


En la propuesta de Sergio Naranjo se afirmaba que en el caso de las telecomunicaciones “el municipio debería poner como norte de su estrategia en servicios públicos la enajenación (venta) total de sus activos vinculados a esa actividad” (Propuesta de definición empresarial para EPM, p. 24). 


¿Por qué se proponía la privatización parcial de EPM-Telecomunicaciones? El principal argumento era el de enfrentar la fiera competencia existente o potencial en el sector de las telecomunicaciones, asumiendo el vertiginoso cambio tecnológico de la industria, asociando un socio extranjero que no sólo aportara capital sino también tecnología de punta y el know-how.


La respuesta a este desafío fue Colombia Móvil OLA, empresa surgida en 2003, que solamente vendía servicios de telefonía celular, a pesar de tener una licencia PCS, que incluía servicios de imágenes fijas y móviles, datos, etc., propiedad de EPM y de ETB, quienes cedieron el 50% y una acción a Millicon, que se hizo al control de OLA en 2006 con la capitalización de 1.146 billones de pesos (10 a la 12), cuando ya EPM-ETB habían invertido cerca de 1.76 billones de pesos en ella.


Después, en 2005, Sergio Fajardo diseño la Propuesta de Transformación 2005-2015 de las EPM, que se concreta en el proyecto de acuerdo del Concejo de Medellín número 135, de donde sale UNE. Esta propuesta se basó en una costosa consultoría con Teletraining y que muy pocos tuvieron la suerte de conocer. ¿Por qué se planteó la escisión o división de EPM en dos empresas? Por el riesgo que constituye el intenso cambio técnico en telecomunicaciones y la fuerte competencia de las trasnacionales, “por lo tanto sus riesgos (los de EPM) financieros han aumentado” (p. 9).


¿Qué pasa con el riesgo? La propuesta decía que “lo que se propone es la reorganización de esas inversiones para crear una nueva empresa, que bajo el mando de EPM, se desempeñe mejor y al ser más competitiva minimice sus riesgos. Si EPM no logra coordinar mejor su negocio de telecomunicaciones, el riesgo financiero propio de esta industria podría afectar sus negocios de aguas y energía, y poner en peligro las transferencias al municipio de Medellín” (p. 10).


UNE, dirigida por la tecnocracia ‘en-Antioquia-no-se-pierde-un-peso’, por muchas razones, no ha estado a la altura de las circunstancias, y no solo ha estado envuelta en escándalos por indemnizaciones millonarias por retiros y contratos laborales millonarios, entre otros a gente sin los títulos requeridos, sino también por las enormes pérdidas operacionales que ha registrado. 


La propuesta de fusionar a UNE con Tigo-Millicon, hace recordar la frustrante fusión de Telecom Colombia con Telefónica (España), en la cual no solo el Estado colombiano regaló Telecom a los españoles, y ha perdido millones de dólares, sino que, además, tuvo que capitalizarla con cerca de un billón de pesos, mientras Telefónica “empleó al Estado (colombiano) para conseguir los privilegios de las licencias, reducir los cargos, acceder a la infraestructura construida durante medio siglo y adquirir un claro poder en el mercado” (E. Sarmiento, La extinción de Telecom, elespectador.com, nov 25-2011). ¿Vamos a poner en manos de Millicom el patrimonio de UNE-EPM y de los antioqueños? ¿Cuáles son las condiciones de la fusión?


Sin embargo, EPM tendría que informar a los medellinenses, antes de realizar la fusión con Tigo-Millicom: ¿Cuántos ingresos por ganancias, en los últimos 7 años, deriva EPM de su propiedad del 25% en Tigo anualmente, desde que cedieron, conjuntamente con ETB, el control de la compañía a Millicom? En ninguna parte se hacen las cuentas, ni tampoco se dan. ¿El Concejo de Medellín se va a someter a una discusión contra el tiempo para tomar una decisión apresurada como la que tomaron con el impuesto predial?