Miércoles 28 de Septiembre de 2016    Actualizado 6:42 pm.
   ¿Dónde estoy? Opinión

Columnistas

Simulacro y rebeldía
Autor: Dario Ruiz Gómez
19 de Septiembre de 2011


Como “guerrilla posmoderna” calificó Gabriel Zaid con ironía a los insurgentes de Chiapas. Su líder, el llamado Comandante Marcos, escondía su identidad detrás de un pasamontañas, lucía un gorro de pescador de truchas y una pipa de marinero escocés.

Como “guerrilla posmoderna” calificó Gabriel Zaid con ironía a los insurgentes de Chiapas. Su líder, el llamado Comandante Marcos, escondía su identidad detrás de un pasamontañas, lucía un gorro de pescador de truchas y una pipa de marinero escocés, algo que en nada concordaba con los millonarios rostros de los indígenas, con la extrema pobreza de la comunidad. A Chiapas se volcaron de inmediato todos los “progres” del mundo, mochileros, jubilados de izquierda, profesionales del coro “pueblo unido jamás será vencido” y ejercitantes de los clásicos saltitos haciendo la rueda tomados de la mano, convencidos  de que la revolución que jamás llegaría a sus países los había estado esperando en ese santuario.


El ciclo de esta efervescencia termina cuando pasados dos o tres años en esta desenfadada catarsis regresan a casa saturados de vida primitiva y se reincorporan naturalmente al statu quo que pretendieron derrumbar para poner en su lugar una comunidad de falsos campesinos, de falsos obreros. El efecto de la globalización alcanza ya a las comunidades más recónditas tal como se puso de presente en las marchas de las comunidades indígenas de Colombia cuando vestidos de bluyines, adornados con chumbes de artesanía para turistas, en el colmo de su identitarismo, marchaban al golpe no de sus fotutos sino de los bombos copiados de las barras bravas argentinas, naturalmente haciendo la rueda y cantando el “pueblo unido…”.


Desde la primera demostración de la llamada “Primavera árabe” en Túnez, cuando vi a las multitudes repitiendo este estribillo y haciendo ruedas tomados de la mano como robots, me entró, inevitablemente la desconfianza. Estos “revivals” se repitieron en el Cairo y hoy se repiten con la misma gestualidad casi infantiloide en Libia  donde los insurgentes parecen más preocupados por su look, por el “fashion” que por hablar de libertad, de lo que implica vivir en una sociedad pluricultural. Recordemos el melancólico final de la imagen del Che convertida por la sociedad de consumo en posters, pegatinas para discotecas hasta vaciarla de su supuesto contenido de rebeldía.


La lectura de las fotos de una despedida – sigo el método de Jhon Berger en su excelente “Ver”- por parte de algunos dirigentes de la extrema izquierda colombiana son igualmente reveladoras en este sentido: la manera de posar, los gestos ante la cámara no son los que deberían corresponder a su ideología emancipatoria sino que, paradójicamente, están copiados de aquellas fotos que vemos en las llamadas “páginas de chismes sociales” de los grandes magazines donde quienes posan son los “repudiados burgueses”. La simulación social tal como la analiza Marx en “El dieciocho Brumario” lleva a los simuladores a una farsa donde se esconde lo peor.








Siguenos en:  version_movil


Fútbol colombiano

Entre los ocho mejores

El Verde se matriculó anoche en los cuartos de final de la Sudamericana por quinta ocasión en sus siete participaciones. Sigue la ilusión por conseguir un título inédito.ver más

Cultural

Los doce finalistas del Premio Gabo

Los siguientes trabajos son los finalistas del Premio Gabriel García Márquez de Periodismo. Son tres por cada categoría:ver más












CUÉNTANOS TU EVENTO

Si en tu cuadra, en tu barrio, en tu unidad o en tu universidad están organizando algún evento y quieres que la ciudad lo sepa, cuéntanos.

 SERVICIOS
      CLIMA      19°C -
      INDICADORES ECONÓMICOS
Café: 1,5370   Dólar : 2,921,99
DTF: 7,13   Euro: 3,271,52
Petróleo: 44,67   UVR: 243,0216
   OTRAS NOTICIAS
  EDICIONES ANTERIORES

NUESTROS COLUMNISTAS
Miercoles , 28 de Septiembre de 2016
Emitir para cumplir
José Alvear Sanin

Colombialandia
Omaira Martínez Cardona

Vivir la guerra
Santiago Ortega







Prohibida su reproducción total o parcial. La traducción a cualquier idioma está permitida estrictamente para usos pedagógicos y debe citarse la fuente. Reproduction in whole or in part is forbidden. Translation in any language is permitted strictly for pedagogic uses without permission written, and sources must be mention.
Webmaster: webmaster@elmundo.com - Contáctenos en la Calle 53 #74-50 Barrio Los Colores en Medellín - Colombia - Teléfono (574) 2642800
Diseño y desarrollo: comprandofacil.com