Columnistas

Eliseo Arango: una historia desconocida
Autor: José E. Mosquera
18 de Septiembre de 2014


El proceso de departamentalización del Chocó fue una lucha de 117 años, en la que tres generaciones de chocoanos, sin distinciones políticas, económicas, raciales y sociales...

Twitter: @j15mosquera.


El proceso de departamentalización del Chocó fue una lucha de 117 años, en la que tres generaciones de chocoanos, sin distinciones políticas, económicas, raciales y sociales, lucharon para consolidar la autonomía regional del Chocó. Una lucha que empezó en el siglo XIX (1830) y culminó en el siglo XX (1947). Fue una lucha que se desarrollo dentro del contexto de desintegración del Gran Cauca. No fue un esfuerzo de un solo hombre, ni de un partido o grupo político, sino la brega de un pueblo durante varios decenios. 


Esfuerzo que en su primera etapa se consumó con la segregación del territorio chocoano del Cauca para convertirse en Intendencia Nacional en 1905. La segunda etapa trascurre durante las reformas de la división territorial del Quinquenio de Rafael Reyes de 1905 a 1908, cuando comienza la desmembración del territorio chocoano con la anexión de la banda oriental del Atrato desde el nacimiento del río Arquía hasta al gofo de Urabá a Antioquia en 1905 y la creación del efímero departamento de Quibdó de 1908 a 1910.  Departamento que se suprimió tras la caída del régimen reyista cuando se anuló su reforma territorial y el Chocó volvió a ser Intendencia Nacional. 


La tercera de 1910 a 1930, cuando un destacado grupo de líderes chocoanos conformado por Reinaldo Valencia Lozano, Jorge Valencia Lozano, Heliodoro Rodríguez, Delfino Díaz Ruiz, Emiliano Rey Barbosa, Salomón Salazar, Gonzalo Zúñiga y Gregorio Sánchez, entre otros, retomaron la titánica lucha por la departamentalización. Luego en el decenio de los años veinte se sumaron otros líderes como Alfonso Meluk Salge, quien creó y lideró el Movimiento de Acción Chocoana.


La cuarta etapa arranca en la República Liberal en 1930 y culmina en 1944, con la aprobación del Acto legislativo que eximió al Chocó de los requisito de población y rentas para ser departamento. 


Finalmente, la quinta que se desarrollo en el gobierno de Unidad Nacional de Mariano Ospina Pérez, entre 1946 y 1947, cuando fue aprobada la ley que crea el departamento del Chocó. De hecho, el hombre clave en este período fue Eliseo Arango, uno de los hombres que le hablaba al oído a Ospina Pérez.


No pretendo desconocer el papel que desempeñó Diego Luis Córdoba en el proceso de 1933 a 1947, pero en sus últimas dos etapa fue una lucha donde Córdoba, Augusto Ramírez Moreno, Mariano Ospina Pérez, Eliseo Arango, Sergio Abadía Arango, Manuel Mosquera Rivas y Adán Arriaga, entre otros, desempeñaron papeles trascendentales. 


Los hombres determinantes para que ese sueño se convirtiera en ley fueron los integrantes del grupo de Los Leopardos, conformado por Augusto Ramírez Moreno, Silvio Villegas y Eliseo Arango. Sin embargo, Diego Luis Córdoba, le vendió en aquel momento a un pueblo desinformado como el chocoano la mentira que él había sido el único ideólogo y líder de la iniciativa, cuando el hombre clave en la culminación de esa lucha fue Eliseo Arango Ramos (1900-1977). 


Un hombre nacido en Bagadó (Chocó), quién se destacó como uno de los grandes ideólogos del partido Conservador en Colombia y uno los dirigentes chocoanos más importantes en el siglo XX. Fue un ideólogo, sutil y agudo poco figurón. Un humanista dotado de una vasta cultura literaria y de una oratoria impecable. En conclusión: si bien Diego Luis Córdoba fue el parlamentarios más fogoso en los debates,  Eliseo Arango fue quién estuvo detrás de las decisiones del gobierno de Ospina Pérez, y de su bancada de congresista para estructurar las mayorías parlamentarias que votaron afirmativamente  la ley que creó el departamento del Chocó.