Miércoles 22 de Octubre de 2014    Actualizado 00:38 am.
   ¿Dónde estoy? Opinión

Columnistas

El porvenir de una ilusión
Autor: David Roll
12 de Enero de 2013


La democracia, entendida como el conjunto de instituciones diseñadas por la humanidad en los últimos 300 años para administrar sociedades complejas evadiendo los autoritarismos, es sin duda una ilusión del hombre.


La democracia, entendida como el conjunto de instituciones diseñadas por la humanidad en los últimos 300 años para administrar sociedades complejas evadiendo los autoritarismos, es sin duda una ilusión del hombre. Pero no es la única. Cuando acaba un año y comienza otro, es cuando más se hace evidente que los seres humanos viven en una especie de inmenso casino en el que juegan entusiastamente contra la casa, a sabiendas de que esta casi siempre gana. En navidad y año nuevo, a pesar de que los balances suelen ser por ese motivo negativos, las personas revalidan su contrato con la vida y con las ilusiones a las que se aferran por una decisión autónoma tan inexplicable como la existencia misma. Freud se refería a la religión cuando hablaba de “El porvenir de una ilusión”, pero son el conjunto de las ilusiones humanas las que entran en ese rango de estados mentales positivos que ha creado el hombre para continuar viviendo la cotidianidad sin caer en lo que el filósofo Ciorán llamaba “las cimas de la desesperación”.


La democracia es uno de esos contratos mentales, y como todos los demás es ingenuo e ilusorio, pero igualmente imprescindible. Ya San Agustín había dicho al caer Roma que la Ciudad de los Hombres no es la importante sino la ciudad de Dios, y una abrumadora mayoría de la humanidad aun hoy en día presume la existencia de ella a través de las múltiples y variadas religiones. Es una ilusión generalizada que emerge siempre de entre las cenizas de las guerras y los genocidios como un Ave Fénix. Una falsa o una verdadera ilusión, que va acompañada de otras tantas igualmente sobrevivientes a hechos contundentes que las contradicen: la de los valores familiares en un contexto de violencia intrafamiliar creciente, la de la solidaridad humana en medio de unas cifras frías que dicen lo opuesto, la de la gratitud y la bondad y todas las otras que Federico Nietzche señala como mentiras en su “Genealogía de la Moral”.


Pero en tanto es el turno de la Ciudad de Dios, el aquí y el ahora nos enfrenta a la Ciudad de los Hombres, y ésta también sería insoportable sin algún tipo de ilusión. Y esta ilusión la crearon no hace mucho Rousseau, Montesquieu, Locke, Madison y otros muchos: la democracia, que en el fondo es una apuesta emocional por un modelo racional de organización política a todas luces inalcanzable en sus propósitos últimos. Pero el hombre contemporáneo se aferra a ella en casi todo el mundo con una ingenua resignación escéptica. Como Job peleaba con Dios sin dudar de su existencia cuando le cayeron las desgracias, el ciudadano de los países democráticos se revienta el hígado frente los hechos de corrupción, maldice las elecciones mismas por sus frutos muchas veces podridos, y se arranca los cabellos por sus múltiples fracasos, injusticias y contradicciones. Pero como un náufrago en medio de una tempestad, el hombre posmoderno, a pesar de los pesares, no suelta esa tabla de salvación que costó tantos sacrificios humanos en su construcción y diseminación por todo el orbe. No es por falta de imaginación, sino por una conciencia clara de las barbaridades que implican los sistemas políticos autoritarios de izquierda o de derecha o los tradicionales. Pero sobre todo porque siente que deberá vivir con esa nueva ilusión creada por el cerebro humano, como lo hace con todas las demás, hasta que le llegue su liberación individual de todas ellas, esa si universalmente democrática, que tan bien nos describiera el poeta paisa León de Greiff, para quien solo hay un escape de nuestra “ilusión turbia y tarda: Un bel morir, un bel morir, un bel morir”.


*Profesor Titular Universidad Nacional









Siguenos en:  version_movil


Entretenimiento

Oscar de la Renta, el referente mundial de la moda que no olvidó sus raíces

"Siempre he estado súper orgulloso del lugar del que vengo y de poner mi país en lo más alto", dijo el diseñador.ver más

Mundo deportivo

Academia perdió el primer examen ante Barrancabermeja

El dominicano Gerardo Suero, con 18 puntos, fue el mayor anotador de Academia, mientras que Jezreel Carmona fue el máximo anotador del partido con 20 puntos.ver más





CUÉNTANOS TU EVENTO

Si en tu cuadra, en tu barrio, en tu unidad o en tu universidad están organizando algún evento y quieres que la ciudad lo sepa, cuéntanos.

 SERVICIOS
      CLIMA      24° - 14°
      INDICADORES ECONÓMICOS
Café: 1,9960   Dólar: 2.048,44
DTF: 4,23   Euro: 2.644,25
Petróleo : 82,49   UVR: 214,3137
   OTRAS NOTICIAS
  EDICIONES ANTERIORES

NUESTROS COLUMNISTAS
Miercoles , 22 de Octubre de 2014






Prohibida su reproducción total o parcial. La traducción a cualquier idioma está permitida estrictamente para usos pedagógicos y debe citarse la fuente. Reproduction in whole or in part is forbidden. Translation in any language is permitted strictly for pedagogic uses without permission written, and sources must be mention.
Webmaster: webmaster@elmundo.com - Contáctenos en la Calle 53 #74-50 Barrio Los Colores en Medellín - Colombia - Teléfono (574) 2642800
Diseño y desarrollo: comprandofacil.com