Territorio

Carbon bonds have been given the go-ahead
Vía libre a emisión de bonos de carbono
Autor: Lina Marcela Velásquez
5 de Diciembre de 2012


Para emitir bonos de carbono, un proyecto debe estar certificado a nivel mundial con el fin de garantizar que sí se proteja el medio ambiente.


Los bonos de carbono son mecanismos para contrarrestar el cambio climático mediante la siembra masiva de árboles o la prevención de la deforestación.

 

Cortesía Nicolás Arms

 

 

Desde Acandí, Chocó se realizarán oficialmente las primeras emisiones de bonos de carbono en Colombia para evitar la deforestación. El proyecto Corredor de Conservación Chocó-Darién, pionero en proyectos Reed, que reducen las emisiones por deforestación y degradación forestal luego de dos años de trabajo recibió la certificación VSC (Verificado Estándar del Carbono) que le da vía libre para la emisión de bonos de carbono.


Mauricio Salazar, director de Anthrotect, empresa que trabaja con la corporación Cocomasur en este proyecto, explicó que el Corredor de Conservación Chocó-Darién vincula a las comunidades afro-descendientes e indígenas en el Chocó que tienen títulos colectivos con una extensión total cercana a las 13.000 hectáreas, promoviendo la conservación de los bosques y generando recursos para su sostenibilidad.


Aunque la emisión de bonos de carbono es un mecanismo desarrollado a nivel mundial que generalmente promueve la siembra de árboles como medida para contrarrestar la emisión de carbono por parte de las industrias, este proyecto evita la deforestación. “Un árbol tiene una tonelada de carbono en su interior. Cuando lo talas ese carbono pasa a la atmósfera y contribuye al efecto invernadero. Nosotros valoramos más ese árbol en pie, que conserva su carbono y representa un crédito (bono) en el mercado voluntario de carbono.”


De esta forma, si una empresa produce tres toneladas de carbono por fabricar un carro, mediante la compra de bonos de carbono compensa esas altas emisiones de carbono y paga por la conservación de los bosques, permitiendo que las comunidades hagan parte de él. “Para los proyectos Reed existe un mercado voluntario en el que las empresas participan por su propia iniciativa y este es el único certificado en Colombia hasta el momento, pero es una iniciativa que beneficiará no solo a Acandí sino al país entero”, agregó Salazar.


Origen del proyecto


El Corredor de Conservación es un proyecto iniciado en 2010 mediante actividades de conservación gracias a un acuerdo entre un líder de la comunidad y el fundador de Anthrotect. Desde entonces se han producido 100.000 bonos de carbono evitando en promedio la emisión de 100.000 toneladas de carbono anualmente. Los recursos generados por estas actividades son administrados por una Ong que se encarga de distribuirlos basado en un proyecto de etnodesarrollo acordado con las comunidades.



Bonos de carbono


Los bonos de carbono son un mecanismo de descontaminación del medio ambiente, propuesto en el Protocolo de Kyoto, mediante la siembra de un gran número de árboles o forestación en zonas apropiadas por su extensión de terreno y ubicación geográfica, como una estrategia para contrarrestar las grandes emisiones de dióxido de carbono.


En Colombia, el Proyecto de Reforestación de la Cuenca del Río Chinchiná- Procuenca, en Caldas, ha sido pionero en la producción de bonos de carbono, realizando su primera emisión en 2010.





Certificación VSC


El sello VCS (Verified Carbon Standard) es una certificación exigida mundialmente, que certifica que las actividades emprendidas por un proyecto reducen la deforestación y evitan la emisión de carbono anualmente.