Territorio

Indigenous vessels, a contribution to Itagüí’s archaeological history
Vasijas indígenas, aporte a la historia arqueológica de Itagüí
Autor: Killy Gutiérrez Guzman
20 de Mayo de 2016


Piezas arqueológicas de unos 2.000 años fueron halladas en el municipio. Se busca conservarlas y promover la cultura.



Cortesía Alcaldía de Itagüí

En Itagüí se hallaron dos vasijas de barro que estaban en una tumba indígena y se estima que datan de unos 2.000 años de antigüedad, aunque para determinar con más exactitud el tiempo al que pertenecen son sometidas a pruebas de carbono 14.


Este es un análisis químico que durará cerca de un mes, dijo Juan Pablo Díez Ramírez, arqueólogo y director científico de la Corporación Sipah, la cual tiene bajo custodia las vasijas.


Las piezas, según el arqueólogo, pertenecen al período marrón inciso y fueron encontradas en un pozo directo, es decir, una excavación de forma circular y recta a una profundidad de 1,50 metros. 


“Una estaba fungiendo de tapa de la otra y estaban recubiertas por una placa de piedra que las protegió”, describió y añadió que estas tienen aproximadamente 40 centímetros de ancho y la misma dimensión de alto. 


Las piezas se denominan vasijas globulares, porque según el arqueólogo estos elementos eran utilizados para depositar restos humanos cremados. Sin embargo, no se ha hecho la exploración interna respectiva.


El hallazgo es importante, puesto que es el primero de este tipo en Itagüí. Díez Ramírez aseguró que en otros municipios del Valle de Aburrá como Caldas y Envigado ya se han hecho, aunque los más comunes han sido en Medellín, donde se han reportado otras tumbas de esta clase desde la década del 60.


El secretario de Infraestructura de Itagüí, José Fernando Escobar, aseguró que “estas son de las piezas encontradas en mejor estado en el municipio” y destacó que le aportan a la recuperación de la historia.


Esta es una ventaja, porque “permitirá hacer todas las pruebas para conocer sobre la historia local”, dijo Díez Ramírez, directivo de la Corporación Sipah, organización que le propuso a la Administración Municipal crear una sala arqueológica para la exhibición de las vasijas y según Escobar, la solicitud fue aceptada.


“Vamos a proteger tanto la excavación, como las vasijas”, aseguró al contar sobre el proyecto que hay para cubrirlas en una urna de cristal que permitirá observar el pozo y las piezas, las cuales se ubicarán al lado.


Esto se hará después de que sean regresadas al municipio, ya que en unos dos meses se enviarán a un laboratorio especializado en Estados Unidos y posteriormente se haría la contratación para el proceso de restauración y mantenimiento permanente.


En Itagüí se hace educación para que la comunidad conozca la importancia de hallazgos como estos y los cuide, informó el director de Cultura de Itagüí, Carlos Mario Posada, quien dijo que las principales acciones son unas conferencias mensuales y capacitación a obreros. 




Antecedentes arqueológicos

El secretario de Infraestructura de Itagüí, José Fernando Escobar, dijo que en el lote de 4.000 metros cuadrados donde se construye el Centro Integral Parque de las Luces y en el que funcionó la Ladrillera del Valle, se descubrieron elementos que fueron declarados como bienes municipales, por lo que según él, se creía en la posibilidad de encontrar algunos vestigios arqueológicos.


Por su parte, en una publicación de julio del 2015, Metroplús informó sobre otra tumba indígena hallada por la Corporación Sipah en un tramo de una obra en el sector de la quebrada Doña María, pero la Corporación también habló en su sitio web de exploraciones arqueológicas en el predio La Curtimbre y Bosque Grande.