Seguridad

Shock due to murder of teacher
Conmoción por homicidio de profesora
Autor: Andres Fernando García Hernández
19 de Septiembre de 2012


Fabiola Perea Perea nació hace 34 años en Tadó, Chocó, y hace once años vivía en Apartadó. Luego de su homicidio, se suspendieron las clases en ese municipio y se realizaron varios actos de desagravio por docentes y estudiantes.


Con este caso, ya son dos los profesores asesinados este año en Apartadó. La anterior víctima fue Gustavo Camacho, quien fue asesinado en su propia casa.

Archivo

Tres días de duelo se decretaron en Apartadó tras la muerte de la profesora Fabiola Perea Perea, quien fue asesinada el lunes pasado en la vereda Bellavista, del corregimiento San José de Apartadó, de ese municipio del Urabá antioqueño.


Las autoridades precisaron que la mujer, quien desde hacía un año y medio trabajaba en ese lugar, fue asesinada de varios disparos realizados desde una corta distancia.


Inicialmente los hechos fueron atribuidos al frente 5 de las Farc, pero no se puede confirmar que sean ellos.


“Hay que esperar información de los habitantes de esta vereda para confirmar si sí o no. Todo lo que se diga por ahora son conjeturas hasta que alguien realmente indique qué fue lo que pasó”, precisó el coronel Leonardo Mejía, comandante del Departamento de Policía Urabá.


Zona crítica


Santiago Londoño, secretario de Gobierno de Antioquia, aseguró que históricamente esa ha sido una zona compleja. Allí conviven las comunidades de paz, en alguna época hubo presencia de paramilitares y, específicamente en la vereda Bellavista hace presencia el frente 5 de las Farc, que fue con el que se inauguró la presencia de ese grupo guerrillero en Antioquia.


Según Londoño, específicamente este sector ha vivido en una tensión constante por ser una zona alejada y con una institucionalidad muy débil. Sobre el orden público en esa subregión del departamento, el funcionario dijo que en los últimos meses ha estado más o menos tranquilo.


Maestros en riesgo


En los registros de la Subsecretaría de Planeación de Educación de Antioquia dice que en Urabá son muy pocas las amenazas que recaen sobre los docentes. Según la entidad, las zonas más golpeadas por este flagelo son el Bajo Cauca, el Norte y el Nordeste del departamento.


Antioquia cuenta con un comité que estudia los casos de maestros, rectores o directivos docentes amenazados o en situaciones que los ponen en riesgo, conformado por personas delegadas por el gobernador, el secretario de Educación, la Procuraduría Regional y los sindicatos.


Según Luis Alfonso Barrera, subsecretario de Planeación de Educación de Antioquia, este año el comité ha recibido 81 solicitudes, de las cuales a 43 docentes, el comité les ha dado el estatus de amenazados.


Barrera recalcó que a junio del año pasado, 95 personas se habían presentado al comité y que este año, a junio, solo se habían presentado 74.



Homicidios en Urabá


En cuanto a reducción de homicidios en zonas urbanas, Apartadó ha tenido una mayor tendencia a la baja. Pero el fenómeno de decrecimiento en las muertes violentas también se registra en las demás zonas urbanas del Urabá antioqueño, según el coronel Leonardo Mejía, comandante del Departamento de Policía Urabá, quien además dijo que en las zonas rurales es donde se han registrado algunos picos de violencia.


Por su parte, Santiago Londoño, secretario de Gobierno de Antioquia, dijo que en la subregión se ha registrado un aumento en los homicidios del 20 % en comparación con el mismo periodo del año anterior.


"Los casos se presentan en la zona del sur de Urabá, en límites con el Chocó, en Mutatá, Chigorodó y Apartadó, en la zona que limita con el departamento de Córdoba, pues ahí hace presencia el frente 5 y bandas criminales y los enfrentamientos entre ellos dejan un número alto de homicidios", sentenció.





Contra mujeres


Según el coronel Leonardo Mejía, comandante del Departamento de Policía Urabá, la mayoría de las muertes de mujeres que se han presentado en esa región han obedecido a temas de violencia intrafamiliar.


Rocío Pineda, secretaria de Equidad y Género del departamento, dijo que en Antioquia se están estudiando dos fenómenos: uno que enseña que los problemas se resuelven con violencia y el otro que es la historia de la mujer, la discriminación y la violencia contra las mujeres.


Por ello, el tema se está trabajando desde la educación de manera diferencial, donde a ellas se les garantice que se formen niñas seguras y donde los niños se educan para que no ejerzan ningún tipo de violencia para resolver los problemas afectivos.


Pineda hizo un llamado para que las autoridades que tienen competencia en la prevención, la atención y en la judicialización refuercen su trabajo, pues la funcionaria afirmó que si la justicia no opera, la impunidad se convierte en un caldo de cultivo para los victimarios.