Domingo 23 de Noviembre de 2014    Actualizado 07:34 am.
   ¿Dónde estoy? Noticias

Población

A “Farolito” (Little streetlamp) illuminates Envigado
Un Farolito ilumina Envigado
Autor: Juan José Obando
12 de Diciembre de 2012


Aunque la ciudad sigue extendiendo sus brazos hacia las laderas, los habitantes de El Farolito se resisten a dejar sus tierras, sembrados y animales.

Foto: Esneyder Gutiérrez Cardona 

Cerca de 20 casas conforman El Farolito, comunidad ubicada a un costado de la calzada que atraviesa la vereda El Escobero, en Envigado. Las primeras viviendas que fueron construidas han sufrido fuertes remodelaciones a través de los años.

El Farolito es un pequeño poblado que fue creado hace más de sesenta años y está ubicado en las entrañas de la vereda El Escobero o lo que conocen la mayoría de personas del Valle de Aburrá como La Loma del Escobero, de Envigado. El mismo hace parte de la zona 10 de dicho municipio. 


El que en sus inicios fuera un sector netamente rural, ocupado por campesinos, fincas, cultivos, árboles frutales y animales de granja, poco a poco se ha ido opacando por el brazo de la modernización, ese que se refleja en la rápida construcción de urbanizaciones y vías en el sector. Así mismo, la instalación de algunos locales comerciales y de esparcimiento como estaderos y bares, han hecho que los habitantes tradicionales no quieran salir de sus casas y permanezcan aislados. 


Pese a todo, las familias que aún habitan El Farolito reconocen que gracias a la Junta de Acción Local, creada en el año 1982 con el objetivo de velar por la prestación de los servicios básicos en El Escobero, tienen un hogar. “Anteriormente uno veía muchos cultivos, mangas y se respiraba mayor tranquilidad. Ahora que miramos al horizonte tan solo vemos ladrillos y cemento, Dios quiera que la JAC nos siga protegiendo y no nos deje sacar por algún constructor”, comentó Ricardo Montoya, quien vive allí desde hace 58 años.


Otro de los temas que desde hace varios años preocupa a los habitantes de la zona y los representantes de la JAC tiene que ver con la futura construcción de una urbanización cerca al nacimiento de agua del cual se abastece gran parte de la vereda.


Sobre esta problemática, explicaron que desde hace algún tiempo contrataron un abogado quien se ha encargado de proteger sus derechos. “Si se construyen las casas lo más seguro es que perdamos este afluente y por consiguiente nuestro derecho a un recurso tan vital como es el agua”, anotó.


En cuanto al estrato de las viviendas, hay que decir que estos van desde el 2 y 3 en El Farolito y 5 y 6 en las nuevas viviendas, locales y fincas de recreo. 


La infraestructura


En cuanto a espacios públicos de esparcimiento para los niños y las personas adultas del sector El Farolito y las zonas aledañas, existe un gran déficit. Se puede decir que los únicos que tienen canchas y parques viven al interior de las unidades residenciales, mientras que los que habitan por fuera de las mismas tan solo cuentan con la cancha de la Escuela Rural La Moreno o deben trasladarse hasta la zona céntrica de Envigado.


Con lo que sí están satisfechas las personas es con los servicios de agua, luz y alcantarillado. Quienes han visto la transformación tanto física como social de El Escobero recuerdan que primero comenzaron cocinando con leña y carbón, la iluminación de las casas se daba por medio de velas y el transporte a caballo. 


Bernabé Valencia, personaje que desde hace doce años cumple las labores de fontanería en el acueducto veredal, indica que tanto los nativos como visitantes que suben hasta las quebradas se han convertido en sus principales protectores, por lo que el agua de allí siempre ha permanecido en buenas condiciones.


Cada una de estas personas espera seguir contribuyendo para que el tradicional sector El Farolito siga siendo un sitio tranquilo, amable con el ambiente y con buenos servicios.



Una mirada

Lo bueno:
El acompañamiento de la Junta de Acción Comunal a los habitantes de la zona en los procesos de participación ha sido lo más gratificante.


Lo malo:
La falta de infraestructura para las personas de estratos bajos se encuentra entre las mayores problemáticas. La comunidad pide mejoras.


Lo mejor:
Lo que aún queda de ruralidad. Las vacas, los caballos, las hortalizas y los nacimientos de agua cristalina embellecen la zona.


Lo peor:
El crecimiento urbanístico y reducción de las zonas verdes. Los habitantes están preocupados por lo que pueda pasar con sus viviendas.









Siguenos en:  version_movil


Fútbol en el Mundo

El líder gana con autoridad

El Real Madrid venció con autoridad (0 a 4) al Eibar en su primera visita liguera de la historia a Ipurúa y se afianzó en el lideratover más

Derechos Humanos

Un concierto de Noviolencia

El proyecto No disparen ha realizado actividades como grabaciones, conferencias, videos, foros, entre otras.ver más





CUÉNTANOS TU EVENTO

Si en tu cuadra, en tu barrio, en tu unidad o en tu universidad están organizando algún evento y quieres que la ciudad lo sepa, cuéntanos.

 SERVICIOS
      CLIMA      27° - 16°
      INDICADORES ECONÓMICOS
Café: 1,9070   DTF: 4.41
Euro: 2,685.88   Petróleo: 76.75
TRM: 2,142.02   UVR: 214,6374
   OTRAS NOTICIAS
  EDICIONES ANTERIORES

NUESTROS COLUMNISTAS
Domingo , 23 de Noviembre de 2014






Prohibida su reproducción total o parcial. La traducción a cualquier idioma está permitida estrictamente para usos pedagógicos y debe citarse la fuente. Reproduction in whole or in part is forbidden. Translation in any language is permitted strictly for pedagogic uses without permission written, and sources must be mention.
Webmaster: webmaster@elmundo.com - Contáctenos en la Calle 53 #74-50 Barrio Los Colores en Medellín - Colombia - Teléfono (574) 2642800
Diseño y desarrollo: comprandofacil.com