Internacional

Lamar Smith promotor del proyecto SOPA aplaza la votación de esta controvertida ley
20 de Enero de 2012


El republicano promotor del proyecto de ley SOPA, contra la piratería en internet, anunció que aplazó indefinidamente la presentación del texto para votación en la Cámara de Representantes, tras los reclamos y protestas mundiales.


Poster crítico al promotor de la polémica ley SOPA, Lamar Smith.


EFE


Smith dijo que renuncia a llevar la iniciativa SOPA (Stop Online Piracy Act) a votación mientras no haya un acuerdo más amplio que permita combatir la piratería, después de que el martes se limitara a posponerla a febrero tras las primeras presiones. 


La declaración de Smith se produjo después de que el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, asegurara hoy que el debate de otro proyecto antipiratería conocido como PIPA (Protect IP Act) también sería pospuesto en la Cámara alta.


Smith, sin embargo, hizo hincapié en su determinación de proteger a las industrias creativas de Estados Unidos de la piratería en internet.


"He escuchado a los críticos y me tomo en serio sus preocupaciones con respecto a la legislación propuesta para resolver el problema de la piratería", expresó Smith en un comunicado.


El promotor de SOPA insistió en que tanto él como el comité legislativo que aborda el asunto seguirían trabajando para encontrar la fórmula adecuada y proteger la industria cultural estadounidense.


"El problema de la piratería en línea es demasiado grande para ignorarlo. Las industrias estadounidenses de propiedad intelectual proporcionan 19 millones de empleos bien remunerados y suponen más del 60 % de las exportaciones de EE.UU", precisó Smith.


"El robo de la propiedad intelectual de EE.UU. le cuesta a su economía 100.000 millones al año y la pérdida de miles de empleos. 


El Congreso no puede mantenerse al margen", advirtió. Estos proyectos buscan bloquear los servicios de cualquier página web que esté bajo investigación del Departamento de Justicia estadounidense por haber publicado sin permiso material bajo derechos de autor y se encuentre en cualquier lugar.


Ello ha suscitado el temor de que queden bloqueadas páginas legítimas en las que los usuarios comparten contenidos.


Los fundadores de los grandes sitios de Internet remitieron hace unos días una carta al Congreso en la que argumentaron que la ley "va a crear un ambiente de miedo e incertidumbre tremendo para la innovación tecnológica, y perjudica gravemente la credibilidad de Estados Unidos en su papel como administrador de la infraestructura de claves de Internet".