Economia

Support for domestic work
Respaldo al trabajo doméstico
Autor: Mauricio Berrío Vélez
1 de Mayo de 2012


El ministro Pardo ratificó ante el Congreso el Convenio 189 de la OIT, que propende por los derechos de “las trabajadoras y los trabajadores domésticos”.

Ana Isabel Narváez es madre cabeza de familia y ha trabajado gran parte de su vida como trabajadora doméstica. Cuenta que en el departamento de La Guajira laboró para una familia casi 20 años y nunca le reconocieron un peso más allá de su pobre salario, hasta que desistieron de sus servicios.


Para evitar situaciones como la de Ana Isabel, el ministro de Trabajo, Rafael Pardo, y la canciller María Ángela Holguín, radicaron ante el Congreso de la República el Convenio 189 de la OIT, sobre trabajadoras y trabajadores domésticos, aprobado en la reunión 100 de la Conferencia Internacional del Trabajo, CIT.


“Colombia dará un gran paso  en el ámbito internacional con la ratificación del Convenio, pues la incorporación plena de las trabajadoras y los trabajadores domésticos al sistema internacional de normas laborales, es un avance fundamental hacia la realización del trabajo decente para todos”, afirmó el jefe de la cartera de Trabajo.


Si bien la legislación colombiana garantiza actualmente a los trabajadores domésticos la igualdad de condiciones en cuanto a remuneración y prestaciones sociales, tales como seguridad social, licencia de maternidad y enfermedad, descanso semanal y vacaciones pagadas, esta será una herramienta con la que podrán contar para fortalecer y hacer valer los derechos, ahora suscritos en un Convenio internacional.


Así mismo, en la Reforma Tributaria que cursa ante el Congreso, se pretende establecer mecanismos que induzcan la formalidad en la contratación del servicio doméstico. “Esta norma tributaria lo que busca junto con el Decreto de cotización por días, es que haya estímulos tributarios al empleador para que los descuentos que hagan sobre pasos de prestaciones y salarios, estén basados en la plena formalidad de relación con el empleado”, aseguró Pardo.


En la actualidad, Ana Isabel labora por días en diferentes hogares. No desconoce que a estas alturas de la vida es muy difícil alcanzar una pensión, puesto que escasamente tiene un año cotizado al sistema, pero como dice ella con entusiasmo, “desde que uno pueda trabajar honradamente y desde que uno lo haga con amor, no me choca lo que hago”, ahora sabe que cuenta con los beneficios que le otorga la Ley.



Qué es el Convenio 189


El Convenio 189 ofrece protección específica a las trabajadoras y los trabajadores domésticos. Establece los derechos y principios básicos y exige a los estados tomar una serie de medidas con el fin de lograr que el trabajo decente sea una realidad para los trabajadores domésticos. Cuando un país ratifica un Convenio, su gobierno hace un compromiso formal de aplicar todas las obligaciones establecidas en él, y periódicamente informar a la OIT sobre las medidas adoptadas en este sentido. El Convenio podrá ser implementado mediante la ampliación o adaptación de las leyes existentes, reglamentos u otras medidas, o mediante el desarrollo de nuevas iniciativas específicas para trabajadores domésticos. Algunas de las medidas necesarias, según el Convenio, pueden ser implementadas gradualmente.