Economía

New look towards Central America and the Caribbean
Nueva mirada hacia Centroamérica y el Caribe
Autor: César Augusto Betancourt Restrepo
30 de Marzo de 2014


Los problemas económicos que han sufrido los Estados Unidos en los últimos años, serían los principales detonadores para que Colombia y sus empresarios comiencen a ver a Centroamérica y el Caribe como un socio más fuerte en materia económica.


En Twitter: @c88caesar


Esta semana los embajadores de Costa Rica, El Salvador, Honduras, Países Bajos (en representación del Caribe holandés), Jamaica y República Dominicana, además del representante de Barbados, Gilberto Sánchez Rodríguez, tuvieron un encuentro en Medellín en el que participaron empresarios y estudiantes.


Este encuentro fue organizado por la Cámara de Comercio Centroamericana y del Caribe, la cual tuvo como objetivo abrir un canal de comunicación entre los comerciantes e industriales colombianos y las oportunidades de negocios que ofrecen los países de esa zona del continente.


Además, empresas que ya tienen experiencia en los mercados de Centroamérica y el Caribe, como Noel y Cementos Argos, también se hicieron presentes para expresar sus apreciaciones comerciales de la región.


“Este encuentro es de una importancia enorme toda vez que Centroamérica y el Caribe es un mercado natural para Colombia. Son socios nuestros por esencia, por historia, por naturaleza, además Colombia hace parte también de la cuenca del Caribe y es la puerta abierta a Centroamérica y a Suramérica”, manifestó Luis Horacio Botero, jefe de la división de Relaciones Internacionales de la Universidad de Medellín.


A su vez, el rector de la Universidad de Medellín, Néstor Hincapié Vargas, aseguró que para la ciudad este fue un evento de gran trascendencia, pues pocas veces se ha percibido la presencia de  “tanta gente, sobre todo de unos países con los que hemos estado tan cerca pero que desconocemos tanto”.


“Para la universidad es una gran oportunidad porque no solo se debe hablar de tratados comerciales sino de tratados educativos. Me parece que nosotros tenemos la oportunidad de hacer alianzas con los países del Caribe y de Centroamérica en aspectos de educación. Creemos que podemos aportar mucho y ellos nos pueden aportar mucho, tanto de su cultura como de sus modelos educativos”, explicó Hincapié Vargas.


Desconocimiento


Camilo Acevedo Rojas, presidente de la Cámara de Comercio Centroamericana y del Caribe, ha sido reiterativo en el hecho de que los empresarios colombianos no conocen ese mercado.


Frente al tema, Marta Cecilia Benítez Trujillo, decana de la facultad de Ciencias Económicas y Administrativas, explicó que eso se debe a que Colombia, al ser un país emergente estaba mirando las grandes potencias como Estados Unidos y Europa, “pero las crisis y la misma historia nos han ido demostrando que tenemos que cambiar esa mirada y pensar más en los potenciales aliados que tradicionalmente habíamos tenido”.


“Entonces esa realidad mundial nos obliga a mirar otras regiones que antes no considerábamos y que incluso no valorábamos y que ya sabemos que van a ser aliados muy importantes, precisamente aprovechando esas dificultades que tienen varias de las grandes potencias mundiales”, resaltó la académica.


Un poco de historia


Pero de dónde viene esta necesidad de buscar nuevos mercados aparte de los tradicionales como lo son Venezuela y Estados Unidos.


Acevedo Rojas explicó que, en especial, con el caso de Venezuela, debido a las complicaciones en materia comercial que hubo desde que Chávez era presidente del país bolivariano, en las que se cerraban frecuentemente las fronteras, los comerciantes “para no perder la mercancía, mucha de ella perecedera, buscaban otras alternativas y se iban para América Central y el Caribe y encontraron un buen mercado allá”.  


Sin embargo, los márgenes de ganancias no eran tan altos como los que dejaba el comercio con el hermano país, y los empresarios veían en el mercado centroamericano una manera de no perder la mercancía, pero cuando se reestablecían relaciones comerciales, se volvía a ese país, solo por tener un margen más alto, no obstante la inestabilidad del mercado venezolano.


“Entonces Colombia se acostumbró a vender mal, con muy altos márgenes, el asunto es que a Colombia le gustaba ese mercado porque tenía mucho dinero, que pagaba muy bien la producción colombiana y donde la base productiva era muy inferior a la del país, lo que le permitía a la gran industria de nuestro país llegar allá, y por eso, muchas empresas se establecieron allá, para tener plantas de producción, de empaque, bodegas de distribución, etc., y luego se han venido viendo todos estos problemas”, explicó Acevedo Rojas.


Pero la lección de esa situación, acotó el presidente de Cámara de Comercio Centroamericana y del Caribe, es que a pesar de que esa región da un margen más pequeño que el de Venezuela, “es un mercado seguro, permanente y sin tanto problema”.


En ese sentido, Botero manifestó que en efecto, “Colombia fue muy monotemático en gran parte de su historia económica y comercial” ya que siempre se miró a Estados Unidos y Venezuela como los dos grandes socios comerciales.


“Cuando vino la crisis con Venezuela y la crisis de Estados Unidos, entendimos que había que hacer Tratados de Libre Comercio y alianzas con muchas zonas del mundo y por eso la directriz del Gobierno Nacional fue establecer alianzas estratégicas con muchos países, primero a través de los TLC bilaterales y luego de los TLC en bloque, como lo hemos venido haciendo, además ahora recientemente la política exterior colombiana se ha abierto a la importancia de la cuenca del Pacífico con la Alianza del Pacífico, es otra forma de cómo no ser monotemáticos o exclusivos con dos o tres países ya que el comercio es, sin duda alguna, globalizado y hoy los TLC son un imperativo para las economías locales”, concluyó Botero. 



Acercar culturas

Según el rector de la Universidad de Medellín, Néstor Hincapié Vargas, uno de los principales factores para la integración económica con Centroamérica y el Caribe está en el acercamiento que puedan tener ambas culturas.


En ese sentido, la educación jugaría un papel fundamental, es por eso que Hincapié Vargas resaltó que “es incuestionable que la educación en Colombia, a pesar de las falencias y los problemas que afrontamos, tiene posibilidades de brindar oportunidades a la educación de Centroamérica y del Caribe”.


“Si bien somos culturas parecidas, tenemos diferencias, y creemos que podemos brindar una mejor educación combinándolos con los modelos que ellos poseen, pueden producir los mejores resultados”, argumentó el rector de la Universidad de Medellín.  


Además de esto, Hincapié Vargas resaltó que existe un desconocimiento de los tratados comerciales que existen en el país con los países de Centroamérica y el Caribe, por lo cual exaltó la visita de los embajadores a la ciudad y arguyó que con eventos como esos, “nuestros empresarios y estudiantes tienen conocimiento de lo que se ha hecho y de lo que hasta el momento se ha desconocido. Esta es una gran oportunidad de que miremos no tanto a otros países sino a los que tenemos aquí próximos, que nos pueden blindar en el aspecto económico y empresarial”.


Pero frente a la mirada que tienen los empresarios de los mercados de Centroamérica y el Caribe, Hincapié Vargas agregó que ha sido cerrada, ya que existen varios ejemplos de compañías que han triunfado en esos mercados como el sector bancario.


“Creo que hace parte es motivar a otros sectores empresariales para que incursionen en Centroamérica y el Caribe. Les ha faltado más motivación, más agresividad con respecto a las economías de estos países”, concluyó Néstor Hincapié Vargas.