Economia

Multimillonario brasileño Eike Batista abrirá capital de carbonera colombiana
28 de Agosto de 2011


El inversionista pretende que la empresa colombiana se dedique exlusivamente a la explotación de carbón, que tendrá por nombre CCX, y surgirá a partir de una subsidiaria de la minera MMX.

EFE


El multimillonario brasileño Eike Batista anunció que creará a corto plazo tres empresas de capital abierto, una de ellas dedicada a la explotación de carbón en Colombia, y las otras dos en Brasil con actuación en la minería y la construcción. 


Las dos empresas brasileñas se llamarán REX, dedicada a la construcción, y AUX, con actuación en la explotación aurífera, un campo que fue el origen de los negocios de Batista.


"El lanzamiento (de acciones) se realizará en 2012 en las bolsas de valores de Sao Paulo y de Colombia", anunció Batista, después de participar en el 5º Congreso Internacional de Mercados Financiero y de Capitales, que terminó el sábado en la ciudad de Campos de Jordao, a 167 kilómetros de Sao Paulo.


Con la apertura de capital de las tres nuevas empresas del grupo EBX, el hombre más rico de Brasil y octavo en el mundo, según la revista estadounidense Forbes, espera captar 5.000 millones de dólares.


Batista detalló que los proyectos tienen un "plazo de maduración" entre tres y cuatro años.


"Yo no creo riquezas en un trimestre", sentenció.


Con la apertura de capital de las empresas del grupo, Batista captó 24.000 millones de dólares en los últimos años.


En Brasil el grupo EBX está integrado por las empresas MMX (minería), OGX (petróleo y gas), MPX (generación de energía), MBX(construcción) y LLX (infraestructura y logística), que cuenta con una filial de gran porte como Portx, dedicada a la infraestructura marítima.


El grupo participa igualmente en hoteles y diversos tipos de negocios en Brasil.


En el congreso internacional organizado por la Bolsa de Sao Paulo también fue invitado el Premio Nobel de Economía Robert Engle, quien vaticinó que las fuertes oscilaciones de los mercados se van a prolongar.


"Yo no creo que estemos llegando al fin del período de alta volatilidad", apuntó el economista estadounidense sobre las turbulencias del mercado financiero, motivadas por las crisis económicas de Estados Unidos y varios países de Europa.