Economia

Mutual associations: the other economy
Asociaciones mutuales: la otra economía
Autor: Mauricio Berrío Vélez
21 de Abril de 2013


Con el fin de que las personas de mayor vulnerabilidad y bajos recursos accedan a créditos y microfinanzas, las asociaciones mutuales incluyen a esta población por medio de beneficios que resultan del ahorro conjunto.



Las asociaciones mutuales le prestan a sus asociados cantidades de dinero que pueden ir desde los $20.000 hasta seis millones, entre otras, para impulsar actividades de emprendimiento.  

 


El mutualismo podría catalogarse como una de las prácticas más antiguas de la historia del hombre, la cual surgió con el propósito de hacer frente a las necesidades comunes de determinados grupos sociales que se asociaron con el fin de brindarse una serie de beneficios recíprocos.


En Colombia el mutualismo llegó con la Iglesia Católica a través de lo que las parroquias llamaban el auxilio mutuo, que no era más que una contribución que los pobres de la época hacían para que se les garantizara un entierro digno.


De acuerdo con Carlos Castro, director  del Instituto de Capacitación y Formación de la Organización de Entidades Mutuales de la Américas, Odema, con sede en Argentina,  al mutualismo lo integran, junto a otras instituciones, “la economía social y solidaria, que es otra forma de hacer economía, distinta de la economía empresarial capitalista y de la economía pública”. 


En este sentido, según Castro, “el sistema mutual permite que las personas ante una emergencia o necesidad de bienes o servicios a los que no pueden acceder en forma individual o lo hacen de manera inconveniente, lo puedan realizar a través de la previsión y organización colectiva, es decir, que las contribuciones o cuotas sociales del conjunto permitan que cada uno satisfaga sus necesidades en el momento en que las mismas se presenten”. 


La economía social y solidaria, “es una economía al servicio del hombre y de la sociedad, que, por ello, integra en un único objetivo la eficiencia económica y el bienestar social. Para ello las instituciones deben estar bien dirigidas, organizadas y gestionadas”, explicó el director de Odema.


Además de los servicios exequiales que por tradición prestan las asociaciones mutuales, hoy en día este tipo de organizaciones hablan de economía solidaria y microfinanzas y han incursionado en desarrollar servicios de ahorro y crédito para la población más vulnerable, principalmente de estratos cero, uno y dos. 


Así lo explicó Edwin Fernando Cardona, gerente de la Asociación Mutual Amigo Real, Amar, de Medellín, quien dijo que “el avance que las mutuales han venido desarrollando ha sido a través de las microfinanzas, porque hemos encontrado que las mutuales de alguna manera han sido concebidas solo para la parte exequial y desde hace algunos años se ha venido incursionando en ir generando cultura de ahorro en comunidades donde la banca tradicional no ha podido llegar”. 


Cardona afirmó también que “las mutuales han incursionado en desarrollar estos servicios de ahorro y crédito en pequeños volúmenes en aquellas comunidades y ha sido una opción para la parte del desarrollo de los pisos de protección social en aquellos lugares donde no solo se trabaja el ahorro, sino que también se trabaja el microcrédito para pequeñas unidades productivas”.


Así lo ratificó Azucena Vélez Restrepo, gerente de la Asociación Mutual Compartir, quien dijo que “las comunidades más vulnerables tienen poco acceso a lo que es la banca tradicional. Muchas cooperativas financieras y las mutuales estamos haciendo un trabajo con llevarles servicios bancarios y financieros a las poblaciones populares, a los venteros ambulantes, a las niñas del servicio, a los que trabajan por cuenta propia, a las amas de casa, a quienes no son sujetos de crédito para los bancos”.


Adicionalmente, Vélez Restrepo afirmó que “un banco no hace ese tipo de créditos, porque ¿quién le presta 30.000 pesos a un pobre que viene a la mutual porque no tenía con qué completar la plata de los servicios o porque necesita la plata para un ‘plante’? Nosotros le prestamos hasta seis millones de pesos”.


De acuerdo con el director de Odema, “si bien la mutualidad, es de gran utilidad para todos los países, cualquiera sea su situación, lo es más para los países pobres y emergentes, por que los Estados no alcanzan a cubrir las necesidades de la gente o lo hacen deficientemente y para las empresas capitalistas normalmente determinados segmentos de la sociedad no son de su interés.


 


Mutuales y reducción de pobreza


Según el director de Odema, las asociaciones mutuales tienen una relación muy estrecha con la reducción de la pobreza y con la provisión de distintos tipos de servicios, entre los cuales destacó los que cubren contingencias: “subsidios por nacimiento, maternidad, fallecimiento, riesgos del trabajo, enfermedades, entre otros”. 


Igualmente, los servicios que posibilitan la prevención, información y atención: salud integral, contención y educación de niños, servicios personales al adulto mayor y a otros grupos etarios y asistencia para personas con capacidades especiales.


Por último, Carlos Castro destacó los servicios que contribuyen a la generación de ingresos u otro tipo de bienes: “microcréditos para realización de emprendimientos, promoción y creación de empleos decentes, ayudas económicas, banca ética, capacitación ocupacional, complementos previsionales, proveedurías, educación y cultura, vivienda, turismo y recreación”.




IV Foro Internacional de Mutualismo

 


En República Dominicana en el año 2012, Medellín fue elegida como sede del IV Foro Internacional de Mutualismo que organiza la Organización de Entidades Mutuales de América, Odema, con sede en Buenos Aires, Argentina. 


En ese sentido, para lograr la consolidación del mutualismo como un instrumento idóneo para la inclusión social en América, durante este foro, el cual se llevará a cabo el 27 del presente mes en el Hotel San Fernando Plaza, se tratarán temas como el papel de las microfinanzas mutualistas en la inclusión social, las experiencias pedagógicas y culturales para la difusión del mutualismo, formación de líderes sociales, entre otros, a cargo de la exposición de personas expertas de toda la región. “Los objetivos que se persiguen en este foro son identificar los desafíos relevantes de Odema para contribuir a mejorar el piso de protección social en América, presentar servicios efectivos que posibilitan en la actualidad la inclusión social y el trabajo decente y conocer el quehacer del mutualismo de los países miembros de Odema que son 17 en toda la región”, explicó Edwin Fernando Cardona, gerente de la Asociación Mutual Amigo Real, Amar.