Economía

Learn to drink coffee, Antioquia’s challenge
Aprender a tomar café, reto de Antioquia
Autor: Olga Patricia Rendón Marulanda
31 de Enero de 2015


La tradición dice que las semillas de café llegaron por el oriente del país, portadas por algún viajero desde las Guayanas a través de Venezuela. A Antioquia el café habría llegado en 1870 para luego convertirse en el producto insignia.


Foto: Cortesía 

Cafetales de la Hacienda San Pablo en Ciudad Bolivar.

Cortesía Andian Link

Al morir su padre los cuatro hermanos asumieron la administración de la finca San Pablo y con el relevo generacional hubo el sueño de hacerla crecer, para que ese padre donde estuviera se sintiera orgulloso, recordó Darío Restrepo González, caficultor de Ciudad Bolívar (Antioquia) y uno de los herederos.


“Desde siempre hemos tenido una buena taza, las condiciones ambientales así lo permiten, pero queríamos hacer algo diferente por eso empezamos a tostar café para los amigos, ellos lo probaban y nos decían que les gustaba, lo que nos animaba a seguir haciéndolo”, contó don Darío.


Pero inquietos llegaron a la Gobernación de Antioquia, en la administración pasada, cuando apenas empezaba a hablarse de que Antioquia podría producir cafés especiales. “Así que empezamos a participar de capacitaciones y después de los concursos y, aunque no hemos ganado, hemos obtenido calificaciones muy buenas por encima de 83 puntos”, dijo el caficultor.


Ganar clientes y tener un precio que justifique la producción son algunos de los logros que identificó don Dario Restrepo al dedicarse a los cafés especiales, pero entre esos otros que mencionó, aprender a tomarse un buen café fue muy importante.


“Es que en Colombia no sabemos tomar café, pero tampoco sabemos venderlo”, expresó Juan Felipe Jaimes Vásquez, gerente General de Andian Link, una empresa dedicada a comercializar la experiencia del café.


Jaimes Vásquez se refirió a los argentinos que tienen como un ritual el consumo de mate y hay toda una ceremonia con relación a su preparación, “pero nosotros los colombianos no, somos famosos por producir el mejor café del mundo, pero cuando invitamos en la casa a alguien a tomarse un tinto sacamos el café instantáneo”, acotó.


Y es que el café es un producto nacional, sin embargo el 70 % del que se consume en Colombia es la pasilla que sobra de Ecuador, Perú, Brasil y Vietnam. Pese a ser la segunda materia prima más negociada en el mundo, después del petróleo, en Colombia no se da ni el 1 % del valor agregado del café.


La producción en 2014 en Antioquia fue de dos millones de sacos, de los cuales el 98 % fue exportado a diferentes países del mundo y precisamente Antioquia representa el 15 % de las exportaciones de café de Colombia. 


Aunque el negocio del café especial aumenta cada año un 10 % el colombiano consume 1,8 kilogramos de café al año, en Brasil y Canadá el consumo llega a seis kilogramos. El 60 % de los antioqueños consume café instantáneo.


“Así quedamos mal, lo que queremos es que la gente disfrute del ritual alrededor del café, que el programa entre amigos sea ‘vamos a prepararnos un buen café’”, explicó Jaimes Vásquez.


Así que el empresario, cuya formación en diferentes lugares del mundo le permitió convertirse en un experto del café, sacó de un portafolio tipo carriel una cafetera, tres copas producidas en Europa y un café especial cosechado en una de las fincas de Jardín (Antioquia).


El café era en grano y mientras lo molía explicó que desde su empresa le enseñan al caficultor cómo recolectar el café, cómo beneficiarlo, cómo secarlo, cómo hacer todo ese proceso para garantizar una excelente taza; pero también educan al consumidor: “Le decimos cómo prepararlo, cómo maridarlo, cuáles son los perfiles, cómo identificar un buen café de uno no tan bueno”, dijo el experto.


Luego pasó el café molido a una cafetera aeropress que, como explicó, es un diseño de un ingeniero estadounidense y aclaró que Colombia tiene una carencia tecnológica, “¿Cuándo vamos a empezar nosotros a desarrollar tecnología alrededor del café? esa es una tarea que también tenemos pendiente”.


A ese café le agregó agua caliente y después de unos minutos bajó el émbolo y sirvió el tinto, “esto es una preparación rápida con un excelente sabor y un muy agradable aroma”, expresó.


El objetivo de su compañía, según aseguró, es que los colombianos se tomen de verdad el mejor café del mundo, “nuestro lema es: no tienes excusa, te lo damos todo para que tomes el mejor café. Es increíble que nosotros produciendo el mejor café tengamos que salir del país para tomarnos uno de estos”, dijo al señalar la copa.


Cuentan con once métodos de preparación y diferentes perfiles de café que se dan en diversas localidades antioqueñas: Támesis, Jardín, Ciudad Bolívar y otros municipios con gran experiencia cafetera. 


“Cada preparación le da un sabor diferente al café, si usted lo nota esta preparación le da más acidez y uno la siente en los laterales de la lengua, y le aumenta también un poquito el sabor residual, o sea que dura un poco más el sabor en la boca. Hay otro método que se llama Cemex, que balancea todas las características del café. En la cafetera de goteo queda normalmente con unas características dulces pero baja un poco la acidez y baja un poco el sabor residual”, explicó el experto.


Así cada colombiano podría aprender qué perfil y en qué método quiere tomarse el café todos los días.


Don Darío Restrepo también le vende su producto a Andian Link y contó que esta estrategia educativa da interesantes frutos: “Primero, Antioquia se posiciona como una región productora de excelente café, el consumidor lo empieza a oír y a disfrutar; segundo, llega una avalancha de marcas vendiendo el concepto de un buen café, lo que va a llevar a que más usuarios lo consuman con diferentes métodos de preparación”.


Por su parte, Yenny Velásquez, la gerente del programa de cafés especiales de la Gobernación de Antioquia, destacó que en los dos años del trabajo con esta estrategia, Antioquia muestra una gran movilización en torno al mejoramiento de la calidad del producto lográndose que sea reconocida por su calidad. La funcionaria expresó que “Antioquia produce el 16 % del café en Colombia pero tradicionalmente ha sido un café comercial, estándar, sin un significado grande en temas de calidad, el programa Antioquia: origen de cafés especiales en dos años, con el concurso y sus procesos de capacitación, educación y movilización de la comunidad cafetera, ha logrado que el departamento se reconozca por tener un café de muy buena calidad”. 



Antioquia tendrá la mejor taza de café

El III Concurso taza de café en Antioquia, con inscripciones hasta el 1 de febrero en cualquiera de las cooperativas de caficultores, tiene como propósito recolectar muestras de los mejores cafés que se producen en el departamento hasta encontrar un producto excepcional.


Antioquia: origen de cafés especiales convoca a los caficultores de la región para que aprovechen la posibilidad de mostrar la calidad de su producto en esta competencia que abre un panorama positivo a quienes logren obtener los primeros puestos, pues brinda la oportunidad de que expertos del país y del exterior evalúen la calidad de sus cafés, ingresen  a programas de mejoramiento de sus cultivos y hagan una comercialización directa para clientes nacionales e internacionales.


El gobernador Sergio Fajardo destacó avances en el sector cafetero gracias al programa: “Hemos avanzado de una manera extraordinaria, revisen hace tres años qué se hablaba del café de Antioquia y hoy en todas partes de Colombia y en muchas partes del mundo del sector de los cafés especiales, la gente está hablando de Antioquia, porque lo convertimos en un hecho público”.