Antioquia

Homicides increased 20% in Zaragoza
Homicidios aumentaron 20% en Zaragoza
Autor: Redacción EL MUNDO
16 de Mayo de 2011


Para evaluar la difícil situación de orden público que se presenta en Zaragoza, el pasado sábado se realizó un consejo de seguridad en ese municipio del Bajo Cauca, la segunda reunión de este tipo que se realiza allí en el último mes.

Foto: Cortesía 

Mientras se realizaba el consejo de seguridad, la Policía Comunitaria adelantaba un trabajo de sensibilización en el parque principal con la comunidad de Zaragoza. Hubo "salto con cuerda", "dibuja por un país libre de drogas", juegos didácticos, cine al parque y entrega de kits escolares.

En veinte por ciento se han incrementado los homicidios este año en Zaragoza, convirtiéndose en el municipio del Bajo Cauca con mayores dificultades de orden público. Paradójicamente, en toda la región los homicidios se han reducido un 63 por ciento, reveló ayer el comandante de la Policía Antioquia, coronel José Gerardo Acevedo Ossa.


Extorsiones, homicidios y alianzas entre grupos guerrilleros y bandas criminales han sido denunciados por esta comunidad, que incluso realizó varias marchas en la zona rural y en el casco urbano el pasado 6 de mayo para rechazar el accionar de estos grupos criminales.


Para el coronel Acevedo Ossa, el incremento de los homicidios en Zaragoza es consecuencia de la guerra que sostienen “los rastrojos” y “urabeños”, especialmente en las zonas rurales de este municipio.


El oficial confirmó, igualmente, la alianza que se presenta entre guerrilleros del frente 36 de las Farc y narcotraficantes de la banda criminal “los urabeños” en sectores de la vía Segovia – Zaragoza. Los guerrilleros la producen (la coca) y los otros (“urabeños”) la sacan y la venden. De Tarazá hacia arriba, por el Nudo de Paramillo, también hay alianzas entre el frente 18 de las Farc y las bandas criminales “urabeños” y “paisas”, que a su vez son encarnizados rivales.


La extorsión carcelaria es el otro fenómeno que persiste en Zaragoza y en general en el Bajo Cauca. “El delincuente averigua, llama a exigir que le tienen que consignar y la gente cae fácilmente porque no ha olvidado los problemas de violencia que hemos tenido en esta región. Pero allí tenemos un componente Gaula que trabaja en todo el Bajo Cauca. Esto hace que se presente una especie de carrusel, porque una vez tomamos los correctivos los delincuentes comienzan a buscar víctimas en otros municipios”, puntualizó el coronel Acevedo.



Consejo de seguridad


Aunque las cifras de violencia y los temores expresados por la comunidad confirman la difícil situación de orden público que se presenta en Zaragoza, tanto el Comandante de la Policía Antioquia como el alcalde Víctor Perlaza coinciden en que la situación ha venido mejorando en las últimas semanas.


Para evaluar esta situación, el pasado sábado se reunieron en un consejo de seguridad los comandantes de la Policía en el departamento y la región con sus colegas del Ejército, la Fiscalía, la Justicia, el Personero Municipal, el Alcalde y otras autoridades locales.


La Fuerza Pública se comprometió a ejercer mayor control contra las bandas criminales, especialmente en el sector rural, porque en el casco urbano no hay mayores dificultades, según el alcalde Víctor Perlaza y el coronel José Gerardo Acevedo.


En la zona rural tenemos el Ejército, y la Policía va a iniciar una misión en esos mismos sectores. También tendremos un servicio de inteligencia con la Sijin y otras instituciones, explicó el alcalde Víctor Perlaza Hinestroza.





Registro y control


Tres personas requeridas por distintos delitos fueron capturadas el fin de semana en Zaragoza, en desarrollo de cuatro allanamientos realizados por la Policía Antioquia. Durante los operativos fue incautada un arma de fuego y recuperadas dos motocicletas y un automóvil.


Igualmente fue sellada una bomba para la distribución de combustible por no presentar el permiso de la Dirección Nacional de Estupefacientes, con más de 3.500 galones de combustible Acpm y corriente incautados.


Los policías adelantaron controles a los establecimientos utilizados para los juegos de suerte y azar, donde incautaron tres máquinas tragamonedas, avaluadas en más de $20 millones, por no tener los respectivos certificados de la Dian.


Finalmente, revisaron más de 30 establecimientos para evitar la presencia de menores en estos lugares.