Fútbol colombiano

“I left and I didn’t leave”
“Me fui y no me fui”
Autor: Andrés Felipe Bedoya Serna
5 de Febrero de 2015


Luis Barbat se encuentra en Medellín, en un proyecto de captación de nuevos talentos. El exarquero uruguayo tiene entre sus objetivos a corto plazo radicarse en nuestro país y dedicarse a la dirección técnica.


Foto: Giuseppe Restrepo 

Luis Barbat asegura sentirse muy cómodo en Medellín. "Todavía tengo la casa en la que viví cuando jugué en el DIM. Ojalá algún día pueda volver a habitarla", dijo.

Aunque apenas estuvo por espacio de dos años, quedó impregnado en la piel de los hinchas del DIM. La fiel prueba de ello es que no pasa desapercibido cada vez que regresa a Medellín, su segunda casa, donde recibe el cariño y aprecio de los hinchas del fútbol cada vez que regresa.


Luis Barbat dejó huella en su paso por nuestro país, donde defendió los colores del Medellín (1993-1994), Tolima (1997-1999) y América (2000-2002).


Con la humildad y sencillez de siempre, Barbat habló con EL MUNDO sobre su actualidad y sus vivencias en su etapa como jugador “Poderoso”.


“Me conmoví cuando me llegó la invitación a la celebración de los 100 años del equipo (en noviembre de 2013). No lo podía creer porque acá nunca fui campeón y para ser sincero, no creí que por mi trayectoria en el equipo me tuvieran en cuenta. Pero tuve esa dicha, es muy importante para mí, tuve el privilegio de participar en esa fiesta y es algo que llevaré conmigo el resto de mi vida”, reconoció Barbat, de 46 años.


El “charrúa” narró cómo se produjo su llegada a Colombia, en 1993: “Surgió la posibilidad de venir al fútbol colombiano, lo medité mucho porque en la familia me pedían que no viniera porque las noticias que se ven en el exterior no son las mejores. Le alcancé a decir al empresario de aquel entonces que desechara la oportunidad, pero mi mujer me convenció que nos viniéramos a probar suerte. Hoy, felizmente, puedo decir que si existe el edén, es Medellín”, aseguró.


Barbat formó parte de aquel equipo recordado del DIM que fue campeón por cinco minutos, en 1993.


“Inicialmente yo venía para el América. De hecho fue el equipo que adquirió mis servicios pero por una serie de inconvenientes llegué a préstamo al Medellín en febrero del 93. Fueron dos años maravillosos, siempre digo que ese equipo y el América de los tres años que estuve fueron los mejores planteles que integré. En el DIM teníamos una mezcla perfecta de jóvenes y experimentados... entre los “pelaos” estábamos “Pelusa” Pérez, Carlos Castro, “Ferry” Zambrano, Óscar Pareja y yo, y teníamos gente de experiencia como Alberto Gamero, “Chicho” Pérez, “Coroncoro” Perea, “El Pájaro” Juárez... un equipazo”, recordó.


Hoy, más de 20 años después, Barbat siente que su idilio con el DIM sigue sólido y fuerte, más allá que después defendió los colores de América y Tolima.


Nunca pudo regresar a custodiar el pórtico “Poderoso”, pero anhela volver a defender sus colores, desde otro lugar: “Me hubiera encantado volver, por diversos motivos no se pudo... de pronto más adelante podría regresar como entrenador, acá me siento cómodo y la gente constantemente me manifiesta su admiración. Sería una linda forma de retribuir a las muestras de cariño. Me fui y no me fui, porque mi corazón siempre estuvo acá”, concluyó.




La trayectoria

Luis Alberto Barbat Hudema nació en Montevideo, Uruguay, el 17 de junio de 1968. Inició su carrera deportiva con Progreso, tuvo un corto paso por Estudiantes, de Argentina, en nuestro país vistió los colores del Medellín, Tolima y América, además de un corto periplo previo a su retiro por Atlético Bucaramanga.


Militó en el chileno Colo Colo, y en su país defendió los colores de Danubio, Central Español, Boston River y Juventud Las Piedras, con el que se dijo adiós al fútbol, en 2009. Tuvo participación con la selección uruguaya en las categorías juveniles y también fue tenido en cuenta para la absoluta.


Tras su retiro trabajó por espacio de dos años como preparador de arqueros de los seleccionados “charrúas” menores, formó parte del cuerpo técnico del club Liverpool de su país y actualmente se encuentra realizando proyectos personales y en su proyección apunta a ser director técnico.