Cultural

Rural tourism, a new opportunity
Turismo rural, una nueva oportunidad
18 de Octubre de 2013


Los destinos rurales de Medellín se convierten en un gran reto para el aprovechamiento de los escenarios naturales de la ciudad.



Zona rural del corregimiento San Antonio de Prado.

Institución Universitaria Colegio Mayor de Antioquia


Programa de Turismo


Luisa Fernanda Posada Hincapié


Las nuevas tendencias de los actuales viajeros como las vacaciones más participativas, la concientización con los entornos naturales, crecimiento de los viajes de personas mayores de 55 años, paseos con temática y otras, han propiciado la aparición del turismo rural comunitario que es gestionado por organizaciones de base comunitaria enfocadas en mostrar su cultura y aprovechar los  recursos naturales y arquitectónicos de sus destinos. Las actividades practicadas en este tipo de turismo van dirigidas a una demanda de visitantes responsables con el medio ambiente, que disfrutan de la tranquilidad de la naturaleza y de la belleza del campo, donde pueden practicar senderismo,  visita a fincas o granjas agrícolas, realizar recorridos a caballo, o simplemente descansar viendo algo diferente.


Medellín cuenta con cinco corregimientos que conforman la zona rural de la ciudad y constituyen una parte íntegra de su historia, ya que son considerados según el Plan de Desarrollo Rural Sostenible, como ecosistemas estratégicos donde aún se conservan las tradiciones campesinas, lideradas por las comunidades pertenecientes a dichos destinos rurales.


Estos corregimientos no han sido ajenos a los efectos generados por dichas tendencias de los actuales viajeros, y hoy por hoy, han comenzado a  desarrollar este tipo de turismo rural liderado por once corporaciones turísticas que se han constituido como proyectos de base comunitaria, con el fin de mostrar la cultura y atractivos de sus corregimientos y aprovechar los recursos económicos provenientes de la actividad turística.


El turismo rural comunitario se podría comenzar a ver como una nueva oportunidad de negocio para la economía campesina de los corregimientos. Sin embargo, es importante resaltar que las actividades de tipo turístico que se puedan desarrollar en dichos destinos, deben estar articuladas con algunos componentes que hasta el momento se encuentran en una etapa inicial de desarrollo. Elementos como el mejoramiento de infraestructura, mayor desarrollo de la oferta turística, articulación, formación y capacitación de prestadores de servicios turísticos, mayor capacidad en hospedaje, excelentes y seguras vías, tarifas razonables, hacen que la actividad turística hasta el momento no haya tenido unos resultados óptimos. A excepción del corregimiento de Santa Elena, que posee una mayor experiencia en el manejo del turismo, los otros corregimientos están aún a la espera del mejoramiento de los elementos mencionados anteriormente, que faciliten la explotación de recursos o atractivos existentes en sus localidades.


Lo anterior muestra la importante necesidad de gestión y fortalecimiento del turismo rural comunitario en los corregimientos de Medellín, donde el gran reto debe ser una mayor inclusión de este tipo de turismo en las diferentes agendas gubernamentales, de manera que se reconozcan los posibles aportes de esta actividad y se prioricen en una mayor medida las acciones que logren dar un impacto superior a este turismo en el ámbito rural.