Cultural

Measurement in tourism
Medición en turismo
15 de Noviembre de 2013


Lo que no se mide se desvirtúa y para el turismo es una imperiosa necesidad incursionar en esta cultura.


Foto: Cortesía 

Punto de información turística en Madrid, España.

Camilo Restrepo Ayala


Docente Colegio Mayor de Antioquia


Entre el 6 y 7 de noviembre se realizó en Medellín MOVE 2013: Tercera Conferencia Internacional en Medición y Análisis Económico del Turismo Regional, evento organizado por Eafit, Universidad de Antioquia, Fontur, Alcaldía de Medellín, Gobernación de Antioquia y Cictourgune con el apoyo de la Organización Mundial de Turismo.  


El objetivo de este evento era sensibilizar a los actores del turismo en la importancia de la medición como vía de legitimación. Nagore Espinoza coordinadora del encuentro plantea que: “se requiere de una sensibilización y educación tanto del sector turístico, como en el ámbito de las autoridades y la prensa, con el fin de dar sentido a un sistema de información,  facilitar datos, saber cómo  interpretarlos bien y conocer las luces y sombras del proceso para poder sacar conclusiones ajustadas”.


El encuentro contó con diversas ponencias en los cuales se tocaron temas como: importancia de los sistemas de información y los observatorios en turismo, la cuenta satélite de turismo, experiencias exitosas en medición en el sector turístico, impacto económico y social del turismo y la educación en medición en los programas de formación en turismo. Se contaron experiencias de países como Estados Unidos, Irlanda, España, India y Holanda y así mismo se presentaron casos colombianos como los de Bogotá, Meta, Santander y Antioquia.


Como principales conclusiones del evento se tiene que la cultura de la medición en el turismo en Colombia es incipiente. Faltan más y mejores sistemas de información así como conciencia de los actores del sector de la necesidad de alimentar dichos sistemas y la importancia del uso de la información en la toma de decisiones. La construcción de un sistema de medición requiere del compromiso de todos los actores: prestadores de servicios turísticas, gobierno y academia, porque permite identificar el comportamiento de las variables, tales como el gasto, perfil del turista, tiempo de estadía, los motivadores, recorridos, índices de ocupación hotelera, entre otros.


Por otro lado se planteó que es imperativo que las universidades que sirven los programas de turismo involucren estos temas en sus currículos, fomentando en los estudiantes la cultura investigativa, el manejo y uso de la información y la elaboración en indicadores.


Los destinos turísticos exitosos cuentan con sistemas de información fortalecidos. Si Colombia pretende aumentar la competitividad turística, necesita de información actualizada y pertinente, que facilite la planificación turística y el relacionamiento con consumidor.


Move2013 deja muchas lecciones aprendidas y grandes retos para mejorar la competitividad turística del país.