Cultural

The Divine Comedy according to Dali’s strokes
“La divina comedia” según los trazos de Dalí
Autor: Daniel Grajales
9 de Junio de 2014


En la Sala de Exposiciones Débora Arango, del Centro Cultural Gabriel García Márquez, sede del Fondo de Cultura Económica, Filial Colombia, en Bogotá, se exponen las xilografías que Salvador Dalí creó para ilustrar la obra de Dante Alighieri.


Foto: Cortesía 

Algunas de las obras que hacen parte de esta exposición. 

cultura@elmundo.com 


Twitter: @danielgrajalest


Los hombres: uno italiano y otro español. De dos profesiones: uno pintor y el otro poeta. Hicieron dos contribuciones a las bellas artes: una comedia, considerada una de las obras cumbres de la literatura italiana y una de las cumbres de la literatura universal, “La divina comedia”; y una de las máximas representaciones del surrealismo, que puede ser apreciada en obras como “La persistencia de la memoria”. 


Ellos son Dante Alighieri y Salvador Dalí, personajes que se unieron a través de una misma obra: “La divina comedia”. La unión, que se dio entre muchas situaciones adversas, puede ser vista en cien imágenes por estos días, en el Centro Cultural Gabriel García Márquez.


“Esta exposición pertenece a la Fundación Universitaria Iberoamericana, Funiber y ha estado en veinte países del mundo, durante seis meses estamos trabajando en hacer realidad que estuviera en Colombia”, detalló Felipe Martínez, coordinador Cultural y Académico del Centro Cultural.  


Según relató: “En 1965, el Gobierno italiano le encargó a Dalí ilustrar la obra de Dante, con motivo del aniversario 700 del creador de ‘La divina comedia’. Dalí aceptó el encargo, comenzó a hacerlo pero algunos sectores de la sociedad italiana se molestan porque no es un artista local el que hace la ilustración y entonces luego de mucha polémica el Gobierno le suspende el contrato. Sin embargo, el pintor continúa creando las obras, inicialmente hechas en acuarela, y después de hacerlas crea los grabados”.


Acorde a lo que contó Martínez, la primera edición de la obra de Dante con ilustraciones de Dalí lo hace la casa editorial Le Heures Claires, de Francia. Además, detalló que “hay pocas colecciones completas en el mundo de esta serie, lo que hace Dalí es tomar cada uno de los tres episodios de la obra: ‘Infierno’, ‘Purgatorio’ y ‘Paraíso’, que a su vez tienen cada uno 33 cantos y hacer una acuarela de introducción”.


De la producción artística que Dalí desarrolló para estas pieza, destacó que: “Quienes conocemos las ilustraciones hechas para La divina comedia podemos decir que se ha hecho una representación directa, realista y fiel al relato de Dante. En el caso de Dalí, si bien comprende muy bien lo que es la obra y las preocupaciones del autor, vuelca todo su estilo surrealista en estas obras”.


El texto curatorial escrito por Carmen González Huguet, quien ha sido curadora de la exposición, detalló cómo logró la Fundación adquirir estas obras: “En 1960, Les Heures Claires realizó en Francia una edición especial de las cien xilografías, en seis carpetas, que contienen la serie completa realizada por Dalí, la cual ponemos a disposición del público”.



Ilustraciones

“La divina comedia” ha sido ilustrada por varios de los más importantes dibujantes, pintores e ilustradores de la historia del arte. Algunas de las obras más destacadas han sido las realizadas por Sandro Botticelli, quien en 1481 creó su primer dibujo sobre la obra “Los seis gigantes desnudos en torno al pozo”; Miguel Ángel, que para 1541 incluyó en su mural realizado al fresco “El juicio final”, algunos de los episodios o elementos de esta obra, Eugène Delacroix creó en 1822, en óleo sobre lienzo “La barca de Dante”, William Blake, que para el año 1827 creó “El infierno de Dante”. 


A su vez, Dante Gabriel Rossetti idealizó imágenes de la obra como la Beatriz de Dante en diferentes pinturas, como lo son “El sueño de Dante ante la muerte de su amada” (1856) y  “Beata Beatrix” (1863), en su mayoría acuarelas y Gustavo Doré utilizó el grabado para dar vida a la obra en 1861. Además, en los años 2002 y 2003, el marroquí Miguel Barceló presentó tres series de ilustraciones suyas para esta obra.


Según el crítico de arte Pedro Ortega, de España, “realmente varios artistas han ilustrado ‘La divina comedia’ o han tomado esta obra como premisa para su creación objetual plástica. Entre los más recordados están los grabados de Gustave Doré, que yo ubicaría como creaciones concebidas entre lo neoclásico y lo romántico, también están los de Blake y Botticelli, enmarcados en la exquisitez de sus trazos unos y otros no tan acertados”, finalizó.