Bicentenario de Antioquia

Those who marked the history of Antioquia
Los que marcaron la historia de Antioquia
Autor: Redacción EL MUNDO
11 de Agosto de 2013


La Independencia de Antioquia fue una realidad en 1813 gracias a la valentía e ideales de una tierra libre, de varios personajes, quienes lucharon hasta lograr el propósito que los llevó a empuñar las armas.


Foto: Giuseppe Restrepo 

José Manuel Restrepo nació en Envigado en 1781 y murió en Bogotá en 1863.

La Independencia de Antioquia fue una realidad en 1813 gracias a la valentía e ideales de una tierra libre, de varios personajes, quienes lucharon hasta lograr el propósito que los llevó a empuñar las armas. Aquí les presentamos algunos de estos próceres que quedaron para siempre en la historia de Colombia y Antioquia.


Francisco Antonio Zea


Nació en Medellín en 1766 y murió en 1822, es considerado prócer de la independencia de Colombia. Su padre lo envió a estudiar al colegio-seminario de Popayán, lugar donde fue alumno de José Félix de Restrepo y condiscípulo de Francisco José de Caldas, Camilo Torres y otros personajes que participaron en el proceso de independencia.


Luego de estudiar jurisprudencia trabajó en la Expedición Botánica, fue enviado a España y encarcelado por estar implicado en la conspiración de Antonio Nariño. A su regreso a Nueva Granada dirigió el periódico  “Correo del Orinoco”.


En 1816 se ganó la confianza de Simón Bolívar, quién lo nombró para que presidiera el congreso realizado en Angostura en 1819, cuando se creó la Gran Colombia a finales de ese mismo año, lo nombró como vicepresidente.


Los historiadores coinciden en que Zea fue, después de Bolívar, el criollo más conocido y aceptado en Europa.


Jose María Hortiz


Hortiz nació en Santa Fe de Antioquia en 1783. Era abogado en Derecho Civil y eclesiástico del Colegio San Bartolomé, de Santa Fe de Bogotá.


Es recordado porque fue el secretario de don Juan del Corral y representante de la provincia de Antioquia en la redacción y firma del acta de Independencia absoluta de los españoles el 11 de agosto de 1813.


También participó con sus ideas y redacción de la Constitución Política del país independiente.


Murió en 1818 cuando tenía 35 años, en Santa Fe de Antioquia, el mismo lugar donde nació.


Atanasio Girardot


Este hombre, quien nació en San Jerónimo en 1791, es prócer antioqueño de la Independencia. Fue uno de los hombres de confianza del Libertador Simón Bolívar durante la reconquista en Venezuela. 


Pese a su corta vida, sus actuaciones  fueron decisivas durante los inicios de la guerra separatista de España. 


También hizo parte de la expedición organizada por la Junta Suprema de Gobierno para apoyar a la Confederación de Ciudades, en contra del gobierno realista de Popayán. 


Bolívar exaltó la valentía y heroísmo de Atanasio Girardot, con los máximos honores como a un símbolo del patriotismo, responsabilidad y lealtad del soldado colombiano.


José María Córdoba


Córdoba, quien nació el 8 de septiembre de 1799, es conocido y recordado como el Héroe de Ayacucho.


Fue el general antioqueño más destacado durante el período de Independencia. A sus 15 años se alistó en las tropas patriotas; sirvió bajo las órdenes de Santander, de Páez, de Bolívar y de Sucre.


Recibió del Libertador el título de “Vencedor de Ayacucho”, durante la decisiva batalla en la que pronunció un discurso que es recordado cuando se piensa en ella: ¡Soldados, armas a discreción; paso de vencedores! 


Como signo de rebeldía contra la Corona española, cambió la grafía del apellido español de su padre Crisanto de Córdoba y Mesa por la de Córdova.


También fue el antioqueño que alcanzó la más alta graduación militar durante la guerra de independencia.


José Félix de Restrepo


Restrepo jugó un papel decisivo en la difícil época de guerras y roces de la Independencia. Como independentista, fue pionero de la abolición de la esclavitud, a la que consideraba contraria a la dignidad humana. 


Restrepo presentó su iniciativa al gobernador de Antioquia y posteriormente al Congreso de Cúcuta.También elaboró la ley de libertad de vientres de los esclavos en Antioquia. 


A partir de la declaratoria de independencia absoluta de Colombia en 1810, se vinculó a los movimientos de liberación.


Juan del Corral


Nació en 1778  en Mompox, Bolívar, pero fue enviado por su padre con fines mercantiles a Santa Fe de Antioquia.


Participó en el movimiento patriótico para resistir al ejército del sur, comandado por el virrey Juan Sámano que quería retomar las provincias después de perderlas.


Después de que el 20 de julio de 1810 se estableció la junta independiente en Cundinamarca, y se convocó al congreso de provincias unidas, fue nombrado junto con José Manuel Restrepo como representante de la provincia de Antioquia.


El 11 de agosto de 1813 firmó y promulgó junto a otros patriotas el acto de independencia absoluta de Antioquia, desconociendo la autoridad del gobierno de la Corona española.


También fue quien decretó la libertad de los esclavos en la provincia, firmando la ley de partos, que estipulaba que todas las personas que nacieran a partir de la norma fueran completamente libres. 


José Manuel Restrepo


Entre 1810 y 1816 Restrepo colaboró con los gobiernos patriotas de su provincia. Fue secretario de la Junta de Antioquia y del dictador Juan del Corral, a quien aconsejó reprimir a los españoles a fuego y sangre y firmó la declaración de Independencia de Antioquia.


Fue representante al Congreso Federalista de 1811 y al de Mariquita de 1812 y redactor de la Constitución Antioqueña de 1815. 


A la caída de los gobiernos independientes huyó hacia el Cauca, pero decidió devolverse y entregarse al gobierno español, por lo que fue condenado a trabajos forzados. 


Es recordado también como uno de los historiadores colombianos más influyentes; su versión de las guerras de independencia, escrita cuando estas apenas terminaban, sigue determinando la forma como se narran esos conflictos entre los que nació Colombia.


Simona Duque Alzate


Esta mujer nació en Marinilla el 30 de marzo de 1773. 


Desde la adolescencia empezó a demostrar su vocación maternal y su altruismo. 


Tuvo siete hijos, los tres primeros se enrolaron en las tropas del coronel José María Gutiérrez en 1813 que se dirigían al sur para combatir el ejército realista.


En 1819 los otros cuatro se unieron a las filas de voluntarios que encabezó el coronel José María Córdoba en la lucha contra los últimos bastiones de la Corona en Antioquia.


En palabras textuales del texto de Juan José García Posada, en el libro  Repertorio Histórico de la Academia Antioqueña de Historia, se recuerda como cumbre de las heroínas de Antioquia, reúne los valores y atributos de las madres abnegadas que asumieron y siguen asumiendo las confrontaciones bélicas como sacrificios desgarradores, pero también como pruebas de compromiso y generosidad.


Liborio Mejía


Mejía, conocido en la historia como Mártir de la independencia, nació en Rionegro el 28 de julio de 1792. Además es recordado como uno de los próceres antioqueños y el último presidente de la Primera República Granadina entre 1810 y 1816. 


Desde 1813 se vinculó a la lucha por la independencia, actuó en las batallas de Palacé, Boquerón, Buesaco, Calibío, Tacines, El Palo y Juanambú. 


El 3 de septiembre de 1816 fue ejecutado por orden de Pablo Morillo, tras caer prisionero en Santa Fe de Bogotá.



Historia en la nomenclatura de Medellín

En algunas calles, carreras y avenidas de la ciudad también se hace honor a los próceres, quienes viven en la memoria de los antioqueños y se vuelven aun más populares cuando alguien menciona las direcciones que llevan sus nombres.


La carrera 42, más conocida como la carrera Córdoba, rinde homenaje al general José María Córdoba, quien desde muy joven tuvo el ideal de servir a la libertad.


Girardot o la carrera 43, fue nombrada en honor al coronel Atanasio Girardot, quien murió a los 22 años, luchando por la libertad el 30 de septiembre de 1813.


La Avenida Juan del Corral o 51 D, recuerda al que fue presidente del estado libre e independiente de Antioquia entre 1813 y 1814, quien además le confirió el título de ciudad a las villas de Medellín y Marinilla en 1813.


Liborio Mejía también es recordado en la nomenclatura de la ciudad, en un sector de la calle 67. Es considerado uno de los militares antioqueños de más alto nombre, fue fusilado en Bogotá el 3 de septiembre de 1816.


La calle 56, más conocida como la calle Zea, es la que rinde homenaje a este prócer, quien es recordado según algunos historiadores porque puso su vida, su talento y sus posibilidades al servicio de sus conciudadanos.