Una anécdota de juventud

Autor: Ramón Elejalde Arbeláez
28 enero de 2018 - 12:10 AM

Su ingenuidad inicial se convirtió en armadura para una vida de noble y exitoso servicio a la comunidad.

Jaime Durango es en educador esforzado, ingenuo, luchador, de origen humilde, que con mucho sacrificio personal y de su familia logró culminar los estudios pedagógicos en una Escuelas Normal de Antioquia. Como maestro se consagró a servir en escuelas rurales y urbanas de Antioquia. Hoy goza de su pensión y seguramente disfruta de sus nietos, quizás bisnietos.

Cursó la escuela primaria en su vereda, de donde salió buscando horizontes para su formación. En el Idem del pueblo, nuestro hombre dio con una caterva de vivos y gocetas que se aprovechaban el candor de Jaime para divertirse con las burlas a sus ingenuas respuestas. Son muchas las anécdotas que hicieron época entre sus compañeros y profesores:

Jaime estudiaba como interno. Una noche sus compañeros de dormitorio arrasaron las alacenas y comedores, acosados por el apetito voraz de jóvenes en crecimiento. El asalto fue veloz, silencioso y eficaz. El único que no participó fue nuestro héroe que tampoco despertó de su pesado sueño. Saciada el hambre feroz, los “malosos” reunieron las sobras de comida y las depositaron alrededor de los aposentos de Durango, con los resultados que esperaban. Al día siguiente, los profesores fueron advertidos por las empleadas domésticas del asalto a las provisiones y montaron un operativo para descubrir los culpables. Obvio, el único señalado fue Jaime Durango a quien tuvieron que despertar de su sueño de inocente para que barriera los residuos de comida al lado de su cama.

Otro día, tal vez para demostrar que no era el hazmereír que pensaban sus compañeros, Jaime visitó la despensa solo y sin decirle a nadie. Naturalmente, el establecimiento educativo había tomado previsiones para que no se volvieran a perder las provisiones y habían ubicado el dormitorio de las empleadas domésticas al lado de las viandas para que pudieran vigilarlas de cerca. Jaime creía que su proeza tendría éxito. Flanqueó el dormitorio de las empleadas y comenzó a buscar comida en los anaqueles. Cualquier movimiento torpe lo delató y el ruido produjo la alarma entre las del servicio que prestas saltaron a buscar al intruso. Varias veces indagaron en voz alta, “¿Quién está por allí? ¿Quién se entró a la alacena?” Silencio total. Jaime, como pudo, se resguardó debajo de una mesa del comedor. Las funcionarias no se dieron por vencidas y fueron hasta el lugar, y cuando Jaime vio inminente que lo iban a descubrir y ante una nueva pregunta de “¿Quién está por allí?” respondió entre dientes con voz de angustia: “Los ratones, los ratones”.

Lea también: padre Carlos González Gaviria

En otra ocasión, Jaime escuchó una disertación de uno de sus compañeros del curso, quien afirmaba que los más inteligentes del colegio tenían entradas en la frente y la cabeza un poco despoblada. Jaime cogió una máquina de afeitar y se trasquiló con manos torpes dos grandes entradas en su frente.

Como educador, formado a punta de sacrificio y dificultades, Jaime obtuvo varios reconocimientos de la Secretaría de Educación y del Departamento de Antioquia. Su ingenuidad inicial se convirtió en armadura para una vida de noble y exitoso servicio a la comunidad.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Giro de Italia sub 23
Ciclismo /

Colombia definió la nómina para el Giro de Italia sub-23

Santos y jugadores
Fútbol Selecciones /

Santos despidió la Selección y dijo que son símbolo de unión nacional

Vuelta de la Juventud
Ciclismo /

Expulsados diez corredores por infracción en Vuelta de la Juventud

Pareja de ecuatorianos secuestrada por alias guacho
Derechos Humanos /

Familiares de pareja ecuatoriana secuestrada viajarán a Colombia

Inundaciones en Kenia
África /

Más de 200 muertos y 300.000 desplazados en Kenia por fuertes lluvias

Artículos relacionados

Don Javier Velásquez Yepes
Columnistas

Don Javier Velásquez Yepes

La máxima distinción que entrega el Club de la Prensa a los periodistas antioqueños, Premio a la Vida y Obra en el Periodismo, fue otorgada en este año, durante la...

Lo más leído

1
Editorial /

Las elecciones más amenazadas en décadas

Tan graves intimidaciones no han encontrado en el Gobierno un interlocutor que las entienda y se disponga a...
2
Cazamentiras /

Atentos: no habrá simulacro de catástrofe en Medellín

En redes sociales se difundió recientemente un mensaje donde se alertaba sobre la realización de un...
3
Fútbol Internacional /

Con empate sin sabor, Nacional clasificó a Octavos

Con tres partidos ganados, uno empatado y dos perdidos, 9 goles a favor y 3 en contra, el Verde avanzó a...
4
Fútbol Selecciones /

Santos despidió la Selección y dijo que son símbolo de unión nacional

Durante un emotivo acto de despedida en la Casa de Nariño, el jefe del Estado afirmó que la Selección...
5
Territorio /

Dos corregimientos de Valdivia y Cáceres mantienen la alerta roja

La modificación en el nivel de las alertas en los puntos afectados por el proyecto de Hidroituango se hizo...
6
Columnistas /

Hoy Hidroituango:  un asunto de reflexión colectiva y no de culpables.

En realidad, las preguntas que debemos hacernos son mucho más complejas y estructurales y no simplemente...