Un problema latente

Autor: Carmen Vásquez Gómez
30 mayo de 2020 - 07:00 AM

La situación de confinamiento ha disparado la triste situación de conocer muchos casos de abuso sexual a menores. Todos viviendo bajo un mismo techo genera situaciones a veces incomodas.  La Fundación Lucerito nació para dar un grito de alerta a campañas de gobierno, cátedra de educación, padres y familiares que deben tener conocimiento de este problema.

Lea también: 

¿Cómo inició Lucerito?
Un problema latente
¿Cómo detectar el abuso sexual?
Prevenir es escuchar y observar
 

1 ¿Hay un problema latente que es el "abuso sexual a menores" es necesaria en las escuelas y colegios la catedra de la educación sexual ?
Indudablemente sí. La base para que este tipo de situaciones no sucedan, es precisamente el conocimiento. "Quien tiene el conocimiento tiene el poder". Con la cátedra de educación sexual, se podrían evitar muchas situaciones de riesgo. Es muy frecuente que los niños y niñas más pequeños desconozcan lo que es la sexualidad y todo lo que representa. De eso se aprovechan los agresores sexuales para generar daño, para maltratar a las víctimas y con esto, originar terribles consecuencias en los afectados

2 ¿Hace falta que las instituciones del gobierno generen más campañas de prevención y educación sobre el tema?
-Sin duda alguna. Sin embargo, no sólo las instituciones del gobierno sino también las privadas. Aunque se tiene la creencia de que hay mucho trabajo de prevención y educación, la verdad es que todavía estamos como se dice coloquialmente: “en pañales”. Nuestra sociedad, en conjunto, en los hogares, en los colegios y en todas las instituciones de formación, requiere trabajar mucho más y de manera más efectiva en este tema. Prueba de eso, es que cada día van en aumento las cifras de abuso sexual, los niños, niñas y adolescentes desconocen los riesgos y esto los vuelve más vulnerables.

Por otra parte, es importante y necesario involucrar a los padres de familia en este tema, ya que muchas veces se convierten en agresores pasivos, al ser cómplices de este tipo de situaciones.

3-¿Desde que edad los padres deben hablarle a sus hijos sobre el tema del cuidado de su sexualidad?
-Es recomendable que los padres y acudientes hablen a sus hijos sobre sexualidad desde los tres años. Esta es la etapa en donde los menores comienzan con la curiosidad sexual, preguntando sobre sus genitales, sobre las partes íntimas de otros niños. Comienzan a hacer preguntas como, por ejemplo: ¿De dónde vienen los bebes?  Es importante que cada una de estas preguntas sea contestada por los cuidadores principales, de la manera más tranquila y natural. Además, se debe enseñar a los niños a identificar las zonas íntimas o erógenas y muy especialmente, que aprendan a cuidarlas, a no dejarse tocar ni tocar ellos a otros. Esto como medida de prevención. Se debe brindar toda la información requerida a los niños y niñas, para que puedan evitar situaciones de abuso, que pongan en riesgo su integridad física y mental.

Fundación Lucerito
Fotos: Cortesía

También es muy importante, en la etapa de la adolescencia, el acompañamiento de los padres, para que se puedan aclarar los cambios fisiológicos que se presentan en este periodo de la vida.
La sexualidad es un tema que se debe enseñar de acuerdo con las etapas evolutivas de los niños y niñas, para evitar confusiones, mitos, y decisiones equívocas que pueden generar o provocar
situaciones indeseables.

4 ¿Por qué se da el problema del abuso sexual a menores?
La problemática del abuso sexual en menores se da por distintos factores:

Factores sociales: Son aquellos en donde al niño, la mayoría de las veces, no se le considera como un sujeto con derechos. Se le identifica como un ser vulnerable y dependiente. Esto da lugar a que, en muchas ocasiones, los agresores abusen de su poder frente a los menores, traten de persuadirlos y seducirlos, para que accedan a satisfacer sus deseos.

Es importante resaltar que la tolerancia a ciertas formas de violencia, ya sea física, psicológica o sexual, también se convierte en un factor de vulnerabilidad para los niños.  La ausencia de límites y normas frente a este tipo de situaciones, incrementa considerablemente los riesgos

Factores familiares: Cuando se encuentran desigualdades en la autoridad, y cuando ésta es ejercida en la mayor parte del tiempo con violencia. La falta de comunicación entre padres e hijos debilita los vínculos de confianza para hablar de este tipo de problemáticas. El silencio en muchas ocasiones se da para ocultar otras realidades de vulneración de derechos en el hogar.

Factores personales:  Los agresores, con frecuencia, se aprovechan de que sus víctimas sean menores de edad que tienen alguna discapacidad física o psicológica y esto los vuelve más vulnerables a cualquier clase de violencia. La falta de afecto entre los miembros del hogar ocasiona que no se establezcan relaciones de confianza y seguridad en la familia. Y lo más importante, la falta de información ocasiona que los niños no tengan mecanismos de defensas suficientes para identificar una posible situación de abuso sexual.

A los anteriores factores, hay que agregar una realidad contundente. Somos seres humanos con sexualidad y esto nos obliga a proteger, en todo momento, a los más débiles y vulnerables, como son los niños.  Los padres y los mayores en general, SIEMPRE debemos estar pendientes de nuestros hijos y saber muy bien con quien se relacionan.

 

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Fundación Lucerito sede de Rionegro
Salud

Prevenir es escuchar y observar

La Fundación Lucerito y sus profesionales que escuchan cada uno de los casos de niños, niñas y adolescentes, nos alertan en este confinamiento a escuchar, observar...
Ahorro
Mundo Transformador

Tiempo de ahorro

No son de muchos beneficios estos días de confinamiento forzoso en donde uno de los temas preocupantes es el del factor económico. Por todos los lados que se mire,...
Leer
Salud

Para la monotonía… nuevos planes

A estas horas del confinamiento ya muchas son las cosas, situaciones y oficios que se nos han vuelto paisaje tropical. Paisaje que es rutina, monotonía y de lo mismo...

Lo más leído

1
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
2
Columnistas /

¿Dulcecito o dulcesito?

El elemento que agregamos al final de una palabra para cambiar su sentido se llama sufijo… Este sufijo...
3
Columnistas /

Ingeniería y ética profesional

La ética en la ingeniería empieza por establecer que la responsabilidad primaria del ingeniero es...
4
Cazamentiras /

Nicolás Maduro, ¿colombiano?

Recientemente, usuarios en las redes sociales reavivaron la polémica en torno a la nacionalidad del...
5
Columnistas /

La carne desmechada o la carne mechada

El verbo mechar significa “deshilachar la carne en tiras”, coger la carne y hacer “mechas”,...
6
Columnistas /

¿Y el masculinicidio?

A toda la muerte violenta de una mujer, le endilgan el calificativo de feminicidio. Es un craso dislate