Se agrava la crisis vial en el suroeste antioqueño

Autor: José Hilario López
2 octubre de 2019 - 12:00 AM

Una verdadera calamidad económica y social para una de las sub-regiones más prósperas del Departamento de Antioquia y otra tragedia para los chocoanos.

Medellín

José Hilario López

Como es sabido, el pasado 28 de mayo un gran deslizamiento provocado por la construcción de la doble calzada  Bolombolo-Amagá, a cargo de la Cocesionaria Vial del Pacífico-Covipacífico, destruyó un tramo de unos 500 metros de la vía en construcción, así como la carretera Troncal del Café-La Troncal,  lo cual  obligó el cierre total y por tiempo indefinido de la carretera que comunica a Medellín con el  suroeste antioqueño y con el Departamento del Chocó. Una verdadera calamidad económica y social para una de las sub-regiones más prósperas del Departamento de Antioquia y otra tragedia para los chocoanos.

Un resumen de la situación actual del proyecto incluyendo algunas recomendaciones, producto de un reconocimiento de campo realizado hace poco en compañía de colegas especialistas en vías, es lo que  quisiera compartir, en primer lugar, con las comunidades del suroeste antioqueño, así como poner en conocimiento nuestras recomendaciones ante la Agencia Nacional de Infraestructura y demás autoridades del sector.

Lea también: Ingeniería y geografía

Una tragedia anticipada desde hace diez años por la Veeduría SAI cuando, ante los serios problemas geológicos de la ladera de la quebrada Sinifaná por donde se estaba considerando construir la doble calzada Amagá-Bolombolo, recomendábamos estudiar la posibilidad de  utilizar la margen opuesta, solución que evitaba cruzar por sobre el deslizamiento de Corinto (K61+700, origen en ciudad Bolívar), así como el deslizamiento del pasado mayo, de aquí en adelante denominado Deslizamiento de Sinifaná.

El proyecto doble calzada Amagá-Bolombolo, originalmente considerado como obra pública, fue entregado por el Gobierno Nacional a ISA bajo la modalidad de contrato de concesión, entidad ésta que alcanzó a adelantar unos diseños preliminares; más tarde el mismo proyecto fue asignado a la ANI, quien contrató con Covipacífico los diseños definitivos, así como la construcción y operación de la concesión vial. A raíz de las recomendaciones de la Veeduría SAI y por esa misma época, Invías, ISA e Ingetec, la firma que hizo los diseños preliminares de la doble calzada, recorrieron la vía, oportunidad en la cual Invías  informó sobre dos deslizamientos ocurridos en los años 1970 y 2000, este último referido en el informe de la Veedurá SAI, que  destruyeron La Troncal en el sitio Corinto.

NI ISA, ni ANI, ni Ingetec, ni el proyecto definitivo, adoptado por Covipacífico, atendieron la recomendación de la Veeduría SAI ni las advertencias de Invías. No obstante lo anterior, con el apoyo sumado del Encuentro de Dirigentes del Suroeste-EDS, hemos seguido persistiendo en señalar los riesgos que esta decisión significa para la subregión, tal como consta en nuestra  intervención en la Audiencia Pública Ambiental del 27 de febrero de 2016 convocada por la Anla.

Deslizamiento de Sinifaná (K59+400)

Este deslizamiento es la segunda vez que se presenta en La Troncal, ya que, según Invías, en el año 2000 en este mismo sitio ocurrió un evento similar que destruyó la banca. Es inexplicable que ni ANI ni Covipacifico hayan tenido en cuenta esta situación.

Según nuestras recientes observaciones en el Deslizamiento Sinifaná, adicional a los más de un millón de metros cúbicos de material ya caídos, en la ladera superior se tiene todavía una voluminosa masa de suelo y roca cuyo desprendimiento es inminente, lo que puede llegar a generar un deslizamiento remontante ladera arriba. Pero esto no sería lo más preocupante, como se verá a continuación.

Además: Manuel Ancízar, el educador y su legado

Deslizamiento El Algarrobo (K58+700)

Aproximadamente unos 700 metros antes del Deslizamiento Sinifaná en la finca El Algarrobo  existe un deposito dejado por un antiguo deslizamiento (un coluvión) desestabilizado, muy probablemente por la construcción de una vía industrial de Covipacífico (Ver fotografía). Este deslizamiento puede llegar a ser de una magnitud igual o superior al Deslizamiento Sinifaná y destruir La Troncal en un tramo comparable (Ver fotografía).

Deslizamiento Corinto-El Guamo (K12+300, abscisado Covipacífico)

Este gran deslizamiento ocurrió durante construcción de La Troncal en el año 1970 y se repitió en el 2000, lo que obligó el cierre de La Troncal por casi dos años.

Por sobre este deslizamiento Covipacífico pretende cruzar la doble calzada, para lo cual está implementando costosas obras de estabilización, que exigirán, por lo menos, mantenimiento permanente. A esto se agrega la presencia de escarpes inestables por encima del corredor vial, lo que significa riesgos para los futuros usuarios.

El Deslizamiento de Corinto, y en general la inestabilidad de la ladera derecha de la quebrada Sinifaná, fue una de las razones para que desde hace diez años recomendáramos modificar el trazado de la futura vía y buscar un cruce adecuado cerca del sitio de Puerto Escondido,  para con ello disponer la doble calzada por la ladera izquierda de la quebrada Sinifaná, donde se encuentran una vía industrial y la banca del antiguo ferrocarril de Amagá construidos a principio del siglo pasado.

Le puede interesar: Braulio Espinosa no está inhabilitado

Consideramos que ante los evidentes y graves problemas geológicos de la margen derecha de la quebrada Sinifaná, hoy más que antes sigue siendo válida la alternativa propuesta por la SAI-EDS, con la cual no sólo se resuelven, en todo, los problemas de Covipacífico y de La Troncal, a saber: disponibilidad de una variante que reemplace el tramo destruido de la vía nacional y una muy posible alternativa que permita la constructivilidad de la nueva vía.    

Para este propósito, es necesario que la ANI ordene un estudio geológico y geotécnico de la ladera izquierda de la quebrada Sifanifaná aguas debajo de Puerto Escondido, y con esta base proceder con los diseños de la referida variante con todas las especificaciones requeridas para la doble calzada.

De manera simultánea, se debe proceder desde ya con la construcción de un cruce provisional sobre la quebrada Sinifaná en la zona de Puerto Escondido y de una vía, así sea de pobres especificaciones, que cuanto antes, permita el tráfico de vehículos pesados. Adicionalmente se debe proceder con la estabilización de los deslizamiento Sinififaná y El Algarrobo, con el fin de minimizar el riesgo de avenidas torrenciales de la quebrada Sinifaná.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Lo más leído

1
Columnistas /

¿Migrar o emigrar? ¿E inmigrar qué?

Migrar, emigrar e inmigrar hablan de la misma realidad, pero no por ello son sinónimos. Las diferencias...
2
Latinoamérica /

"Desabastecimiento aumentará en Venezuela ante baja de precios"

La Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos de Venezuela ordenó este fin...
3
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...
4
Mundo Estudiantil /

Alerta ante riesgo de emergencia educativa agravada por la covid-19

El golpe económico causado por la pandemia en países de bajos ingresos o en conflicto armado, como...
5
Religión /

Somos los discípulos de Emaús

Homilía sobre la fe en la resurrección en tiempos de pandemia, a propósito del diálogo de Jesús y los...
6
Ciencia /

Los demonios que se esconden tras la ciencia

La ciencia avanza y nuevas tecnologías se crean, junto a ellas vienen grandes oportunidades, pero también...