Rectores que aportan con sus reflexiones

Autor: Carlos Arturo Soto Lombana
19 septiembre de 2017 - 12:10 AM

Debo reconocer que el actual Gobierno Nacional ha logrado comprender que estas voces autorizadas,…, no tienen un carácter desestabilizador ni están animadas por la cizaña

A pesar de que el nombramiento de un rector (a) de una universidad pública entraña un componente político importante, la persona que resulte designada por el máximo órgano de dirección universitario, está llamado (a) a asumir una alta responsabilidad con la conducción de la institución que se le encomienda, pero además, debe constituirse en faro permanente en lo que tiene que ver con el acontecer diario, no sólo en temas de educación superior, sino en asuntos relacionados con las diferentes coyunturas por las que atraviesa la sociedad.

Especial admiración tengo por los rectores de la Universidad Nacional de Colombia y la Universidad Pedagógica Nacional que mantienen sus columnas semanales en El Espectador. Tanto el Dr. Ignacio Mantilla como el Dr. Adolfo León Atehortúa aportan con sus reflexiones al acontecer de la educación superior de Colombia y a la discusión de la actualidad nacional.

Por experiencia reconozco lo exigente que resulta mantener una columna semanal, con contenidos y reflexiones de actualidad que además contienen un ingrediente crítico sobre las políticas públicas y/o decisiones que desde el Gobierno Nacional se toman sobre la Educación Superior. Estas dos personalidades que menciono, de forma responsable y consecuente con su investidura como rectores de universidades oficiales emblemáticas de Colombia, en sus columnas han puesto en evidencia problemas estructurales de la educación superior e inconsistencias de las actuales políticas públicas. Pero sus aportes no se han quedado en el plano universitario, sino que han trascendido al plano de las problemáticas actuales por la que pasa Colombia, brindando reflexiones y poniendo a disposición sus instituciones para el alcance de la reconciliación de los colombianos.

En esto merece un especial reconocimiento los diferentes medios de comunicación que han abierto espacios a diferentes personas, de diferentes sectores y posiciones ideológicas, para que de manera libre y responsable ofrezcan puntos de vistas a sus audiencias, lo que ha permitido que se beneficien los lectores con enfoques plurales para la toma de posición personal.

Lo invitamos a leer: Otra oportunidad perdida

Debo reconocer que el actual Gobierno Nacional en general ha logrado comprender que estas voces autorizadas, y las de otros columnistas pertenecientes al medio universitarios, no tienen carácter desestabilizador ni están animadas por la cizaña. Lo que buscan es mostrar las inconsistencias de las políticas públicas y de manera propositiva abonar elementos para su corrección. El ejemplo más cercano es el relacionado con las implicaciones del Programa Ser Pilo Paga y su efecto en el financiamiento de la educación pública, lo que tiene pensando al actual gobierno en no continuar con su idea de volverlo política pública.

Por esta época en donde comienzan a aparecer candidatos para la rectoría de la Universidad de Antioquia, convocatoria que posiblemente se hará pública en los meses de noviembre o diciembre de este año, hago un llamado para que quien finalmente quede elegido reconozca la responsabilidad de asumir una vocería crítica ante las iniciativas de los gobiernos nacional y departamental; entendiendo por el término crítico el carácter reflexivo y propositivo pero firme y directo con el estudio de las políticas y los programas de los gobiernos.

Lea también: La iniciativa del rector de la UN

No se hace ningún favor a la Institución ni a la sociedad mantener un liderazgo y vocería que no establezca diálogo con la sociedad y que no controvierta y/o ponga sobre la mesa los alcances positivos y negativos de las iniciativas de los  gobiernos de turno. Ante todo un rector de una universidad pública, por naturaleza, debe asumir una posición de liderazgo, aportando luces y señalando caminos a la sociedad.

PD: por decisión personal esta columna dejará de publicarse cada semana y asumirá una periodicidad quincenal.

(*) Profesor Universidad de Antioquia

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Somos calentura
Palabra & Obra /

Somos calentura: con el sinsabor de la supervivencia

Jorge Amado
Palabra & Obra /

Cacao, una novela social

La gira de Destruction
Palabra & Obra /

Destruction, viejaguardia del thrash metal

Museo Casa de la Memoria Medellín
Urbanismo /

La Toma, una chica con historia

Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín
Mundo Literario /

Lo más de la Fiesta del libro 2018  

Artículos relacionados

La Universidad de Antioquia está en el ADN del pueblo antioqueño
Columnistas

La Universidad de Antioquia está en el ADN del pueblo antioqueño

El pasado viernes, la Fiscalía encontró en uno de los predios de la Universidad de Antioquia 761 kilos de pasta base de coca lista para salir del país por alguna de...

Lo más leído

1
Política /

Senador Iván Agudelo arma rancho aparte

Anda consiguiendo candidatos para afrontar la campaña territorial en Antioquia y Medellín. Ya se deja ver...
2
Política /

Panorama político

El contraste a la cosecha de divorcios políticos que se presentó en las últimas semanas en Antioquia, lo...
3
Cazamentiras /

La falsa carta de despedida escrita por Gabo

Desde hace más de una década, usuarios en internet han difundo un texto bajo el nombre de Gabriel García...
4
Política /

Un huracán pasó por la Asamblea

Pese a los estragos que causó el ciclón la vieja coalición resistió el impacto. El diputado liberal de...
5
Urbanismo /

La Toma, una chica con historia

Crónica con fábricas muertas, el puente de “Brooklyn” y la quebrada Santa Elena.
6
Columnistas /

Intervención militar en Venezuela

Todos, muy correctos, quieren evitar la fuerza, y al final los colombianos podemos ser los más...