Procedimiento fatal

Autor: Eufrasio Guzmán Mesa
11 octubre de 2018 - 12:08 AM

De manera irreflexiva y totalmente acrítica la izquierda radical, lo mismo que la ultraderecha violenta, establecen de manera estúpida quienes son sus enemigos u opositores.

En el núcleo de la violencia humana más deplorable y destructiva se encuentra un procedimiento mental que se puede atribuir al sectarismo, la intolerancia, el dogmatismo o una actitud de cuerpo que es profundamente irreflexiva y de consecuencias fatales. En la base de los genocidios, allí donde se presenten, actúa ese “principio” mental que consiste en “echar al bulto” sin analizar ni racionalizar. Es la operación axiomática e instintiva por medio de la cual se establece quién es el enemigo.
Lea también: La naturaleza de mi naturaleza
Quienes privilegian la acción sobre el pensamiento casi siempre proceden de la misma manera. Werner Heisenberg, el físico que estableció el principio de la incertidumbre, una de las bases de la teoría cuántica, en un texto imprescindible sobre el papel de las humanidades y la filosofía en la formación trae una anécdota que el mismo vivió. En una asonada y un combate alguien invita a abrir fuego sobre “el enemigo” y el físico alemán aprovecha para recalcar un hecho enorme, la acción de matar, eliminar o destruir está precedida por una acción mental, un pensamiento, por medio de la cual establecemos quién es el enemigo.
De manera irreflexiva y totalmente acrítica la izquierda radical, lo mismo que la ultraderecha violenta, establecen de manera estúpida quienes son sus enemigos u opositores. Desde Marx el ala radical de la izquierda estigmatizó y consideró sus enemigos a todos quienes no se alinearan con su visión y fueron entonces declarados enemigos de la revolución los socialdemócratas, los socialistas utópicos y todas las facciones que solo fueran semejantes. Una línea dura de ortodoxia doctrinal que se expresa en considerar a los cautelosos, a los defensores de la democracia, como peores enemigos que la misma burguesía.
La ultraderecha también usó el macartismo como una manera de estigmatizar a todo lo que fuera rojo o lo pareciera. Por ello han caído miles de personas que solo querían una sociedad mejor, menos injusta, más incluyente y humana. Y la izquierda radical a lo largo de casi dos siglos no ha dudado en sacrificar a naciones enteras por no alinearse con sus propósitos hegemónicos y excluyentes. Para no ir muy lejos podríamos seleccionar tres naciones suramericanas que son un laboratorio activo del procedimiento que señalo. Venezuela, Brasil o Colombia. En la primera los chavistas y Maduro segregan a la población. Crean un estigma sobre quienes no sigan los dictados del “Comandante Eterno”, la nación ha sido divida en dos facciones y será quizás más fácil recuperar la economía destruida que sanar esa huella profunda entre los pobladores. En Brasil un populista de derecha como Bolsonaro ha logrado aglutinar a un electorado que define como su enemigo a los pardos, negros, las feministas y otras minorías. En Colombia una ultraderecha criminal se niega a reconocer que la nación se compone también de millones de desposeídos que aspiran a una justicia mínima y la izquierda radical por supuesto no se ha quedado quieta y ha mantenido una guerra de medio siglo la cual amenaza con recomenzar.
Además: Execración, Auschwitz de nuevo
En el fondo de las tres situaciones descritas los países mencionados se agitan convulsivamente negándose como comunidades a dar el paso a la integración interna y hacia la cohesión social. Con el agravante de que quienes esgrimen las ideas de cohesión social y justicia para todos, en la práctica realmente proceden de manera opuesta y siembran cizaña para otro siglo más de aislamiento e involución.

Compartir Imprimir

Comentarios:

Carlos Januario
Carlos Januario
2018-10-11 12:22:17
Este burócrata corrupto que solo sabe de la vida dependiente del estado nos resultó ahora filósofo. Pero qué malo. No sabe ni lo que dice. Mejor dicho el único bueno es él. Entonces le van a faltar votos....

Destacados

Vocalista Judas Priest
Palabra & Obra /

Knotfest Colombia, carnaval de Metal

Afiche para promover película El Apocalipsis
Palabra & Obra /

El Apóstol, una cinta profunda y no convencional

Cuarta bienal de Arte
Palabra & Obra /

Implosión en el gallinero. 50 años de la Bienal de Arte de Medellín

Colombia por la equidad, niñez colombiana, niño Katío
Población /

Colombia por la equidad. Unidos por la niñez

On stage de la Institución Educativa Hard Rock Taller
Música /

On stage, puerta al estrellato de los ensambles más maduros del HRT 

Lo más leído

1
Cazamentiras /

Corpus Christi, el falso estreno que se hizo viral en redes

Una falsa cadena que llama a boicotear el estreno de la película Corpus Christi en Colombia circuló entre...
2
Mundo Estudiantil /

Generación E reemplazará a Ser Pilo Paga

Con Generación E, el gobierno buscará que 80.000 estudiantes de estratos vulnerables accedan a la...
3
Política /

Panorama político

De todo un poquito pasó en la política colombiana en la semana que termina y que resumimos en nuestro...
4
Columnistas /

La crisis de la educación es más que dinero

Hay que replantear sobre todo el papel de la universidad en Colombia. Desde allí deben darse las pautas...
5
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
6
Columnistas /

Atrapado y sin salida 

Para el presidente Duque, para las bancadas del nuevo Frente Nacional, para los corruptos, la verdad es la...